Farc y Eln acuerdan unidad de acción para enfrentar gobierno de Uribe Vélez

El efecto bumerán de las bases gringas en Colombia

El reciente acuerdo entre las Farc Cep y las guerrillas del ELN, no es otra cosa que parte del efecto bumerán en que se le ha convertido al gobierno de Colombia la decisión de permitir que el imperio yanqui ocupe militarmente el país, aceptando la instalación de siete bases militares, el uso de los aeropuertos civiles, así como la de otorgarle inmunidad a sus efectivos militares, incluyendo a todo el personal civil que tenga contratado. Como parte también de esa reacción que era previsible, vemos que la dirigencia política del liberalismo del centro y otras agrupaciones que se auto califican de avanzada, llaman con urgencia a “virar hacia la izquierda”, como una urgente necesidad para enfrentar con fortaleza ideológica la grave crisis que padece el país en manos de la ultraderecha y poder así garantizar los cambios que permitan derrotar el régimen fascista de Uribe Vélez.

Quizás esta unión de los grupos guerrilleros más antiguos de Colombia, no signifique el colapso inmediato, ni al más corto plazo, del régimen que mantiene herido el corazón de ese hermano país, con un expediente de sangre y muerte, como pocos en el mundo de hoy: 500 mil colombianos asesinados en los últimos 25 años; más de 4,5 millones de desplazados, otro tanto autoexiliados en el exterior, de los cuales 50 mil impedidos de regresar porque sobre ellos penden amenazas de muerte de parte del paramilitarismo, etcétera, etcétera, pero que más temprano que tarde determinará un despertar general de un pueblo que ya está harto de tanta tragedia y que clama por un arreglo político a la crisis que garantice una paz duradera y un gobierno que enrumbe el país por los senderos de la justicia social plena y el progreso real y cierto para un pueblo expoliado ancestralmente, que ya ha dicho basta…!!!

Como base para la unidad en la acción armada contra el régimen de la oligarquía en manos de un sujeto como Uribe Vélez, con antecedentes en el negocio del narcotráfico (fichado bajo No. 82 en los registros de la DEA), los comandos de ambos grupos armados, decidieron, en un ambiente de fraternidad y camaradería, para garantizar en lo adelante una unidad férrea e indestructible y lograr así el seguro éxito de la lucha, ordenar a sus respectivas fuerzas, lo siguiente:

“1. Parar la confrontación entre las dos fuerzas a partir de la publicación de este documento.

“2. No permitir ningún tipo de colaboración con el enemigo del pueblo, ni hacer señalamientos públicos.

“3. Respeto a la población no combatiente, a sus bienes e intereses y a sus
organizaciones sociales.

“4. Hacer uso de un lenguaje ponderado y respetuoso entre las dos organizaciones revolucionarias.

“Señala más adelante el documento, suscrito en las Montañas de Colombia en noviembre del 2009, que:

“Asumimos el compromiso de habilitar los espacios y mecanismos que permitan esclarecer y encontrar las verdaderas causas que nos han llevado a esta absurda confrontación en algunas regiones del país, superarlas y trabajar por resarcir los daños causados. Debe primar el análisis y la controversia crítica, franca y constructiva que coadyuve a la unidad y la fraternidad revolucionarias.

“Nuestro único enemigo es el imperialismo norteamericano y su oligarquía lacaya; en su contra, comprometemos toda nuestra energía combativa y revolucionaria.”, para, finalmente, consignar:

“Ratificamos la vigencia de las normas de comportamiento con las masas acordadas y aprobadas en la cumbre de Comandantes de 1990.”

“Las declaraciones públicas referidas a la unidad y al tratamiento de las dificultades entre las dos organizaciones solo es facultad del Secretariado y del Comando Central.”

Vale concluir esta nota señalando que ante tan trascendente decisión de los grupos en armas del vecino país, con una trayectoria de lucha de más de 50 años, la respuesta de los voceros militares y civiles del gobierno de Uribe, ha sido -obviamente- de la de desestimar tal decisión y decir, además, que eso no son más que brabuconadas de terroristas que saben que ya están al final del camino errado que tomaron para la violencia y el terrorismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3320 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a92158.htmlCd0NV CAC = Y co = US