...Y, un día después del 23 de...

Pasó lo que como planificado por el imperio gringo, tenía que hacer su títere -Juan Guaidó, sin bajarse los pantalones- dentro del manual de instrucciones y aplicaciones de autojuramentarse a las buenas de su proceder como una incitación bien estructurada que, rompe con todos los planos de la democracia y, recordemos que con las manos levantadas hizo lo mismo en Miraflores Pedro Carmona Estanga con edecanes y papel en manos, de lo más divino del mundo de sonrisa amplia y erecto en su porte que, los asistentes lo aclamaron con sus gritos de euforia y, después salieron corriendo como cobardes, lo contrario de Guaidó que, como un ordinario dictador se llevó por delante, a nombre del vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, lo más sagrado del país, su dignidad de ser venezolanos dentro de un marco de equidad de respeto a nuestro libertador que luchó, para defendernos y que fuéramos de por Siglos lo que no son los demás países de Latinoamerica, libres.

Guaidó perdió el rumbo desde hace días con un entusiasmo de placidez: se puso a creer en cantos de sirenas y como un vil traidor se dejó llevar por voces agoreras que es lo que sobra en una oposición que no se da a respetar, ni exige respeto, ni sabe plantarse como lo debe hacer donde se encuentre de dar lecciones de moralidad política antes de caer en trampas, por muy fuerte que sea la mano que, como amiga le brinde su calor y, mire usted que creer en los personeros del gobierno de los EEUU y en los presidentes del grupo de Lima como gobiernos apéndices de ese mismo gobierno, no se necesita tener el coraje del comandante Chávez, para dejarse engañar tan fácilmente, porque por más joven que se sea, la escuela de formación está dentro de las mismas acciones de la política y, si se es buen lector como estudioso que, eso fue lo que hizo un gigante a Chávez, aunque se fue de bruces, pero los años lo enseñaron cuál era el camino y, lo transitó hasta dar su vida por el pueblo.

Guaidó pensaría y su consejeros que serán muchos: se lo tiraron de la forma más ingrata que un ser humano que tenga ideales de llegar al poder con buenas intenciones, no se deje engañar y, más por esa oposición que tenemos que se linchan entre ellos mismos y no se ponen de acuerdo políticamente por el bienestar de Venezuela y, lo que dan es pena ajena con la facilidad que venden su "conciencia" y, son muy pocos los que hay en ese escenario que sean hombres respetables que no se cansan de meter la pata al revés y al derecho y como unos serviles, "indecisos" se prestan a cualquier componenda con tal de salir del gobernante de turno con un odio tan fatal que los pervierte de traidores y con una desfachatez inmoral siguen transitando de error tras error y, ni si tan siquiera tienen voz para afincarse de ser modelos en la oportunidad que se les presente y, allí tienen el caso de Ramos Allup que por bien o, por mal, tuvo buenos y malos orientadores y efusivos líderes en ese recorrer de la política y, que ha hecho: nada -no tiene escuela, no tiene visión- es más no tiene personalidad que lo convalide, ¿qué ha hecho? Enredar su vida de telarañas como frustraciones risibles, acabó con el partido AD y, por allí anda como un monigote que nadie lo toma en cuenta, vale lo que vale Guaidó como presidente de la AN -clamado por él mismo: presidente- como un mismo pendejo que pasará a la Historia por engreído como un payaso de Trump que se tragó: un mal momento para ellos mismos.

¿Qué hizo Guaidó con su loca traición al sentimiento patrio? Convulsionar a un país atrapado de problemas y de necesidades fáciles de resolver, pero difíciles de enmendar para siempre, sino hay voluntad popular de ni siquiera encararlos si nos vienen de fuera a pervertirnos, a tratarnos de comernos vivos con un sólo culpable: el gobierno de Maduro que, seguro estoy no ha descansado ni descansará en tratar de hacerle llegar al pueblo lo que se merece para su alimentación y parte de su felicidad, pero muchas manos impiden y juegan todos los días a la desestabilización del país con la precisa intención de arrasar con nuestro país, unos por intención y otros por omisión que es la mayoría.

Pero en este pandemonio en que hoy la oposición con Guaidó presidente de la AN que, según él es lo único democrático y constitucional que existe en el país, ni gobernadores, ni alcaldes ni otros, ni los demás poderes que, por obra y gloria del espíritu del soberbio gobierno yanqui él y sólo él tenía que ser presidente pues, su integridad de político iluso en Venezuela eso sería pan comido y, Maduro tenía que pasar al basurero del olvido, ya que el pueblo que votó por él fue un pueblo invisible y sólo el imperio es amo y señor de las decisiones que se puedan tomar entre países que, son muy pocos los que escapan de tal aforismo de su propiedad y entereza.

Lo cierto es que, Guaidó se quedó con el saco sin los cangrejos y como el hilo constitucional depende de la amenaza de si Maricori no cumple su promesa de acabar con Maduro, salgan sapos o salgan ranas, Guaidó a lo mejor despacha desde la embajada americana o, como tiene sus ministros afuera flotaremos como nación con él a donde vaya que, esa será nuestra maldición de ser venezolanos viviendo en Venezuela y, no como unos extraviados que se han ido y, además de pasar trabajo por paupérrima situación se consiguen con presidentes además, de entreguistas, xenófobos, racistas-fascistas y hasta ignorantes del sentimiento patriótico que le dieron honor patrio y de potestad a su país.

Y es posible que muchas mentes y analistas piensen en el juego del gato y el ratón, para darle más mala fama al gobierno, pero no ...



Esta nota ha sido leída aproximadamente 983 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a274732.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO