Manipulación del pentágono sobre Afganistán

Un memorando interno del pentágono al que accedió James Risen, del New York Times señala que Afganistán podría ser la Arabia Saudita del litio, material fundamental para fabricar las baterías para las computadoras portátiles y teléfonos inteligentes. El sábado pasado James Risen entrevisto al comandante en jefe del comando central David Petraeus, “existe un enorme potencial aquí” dijo el general, “por supuesto hay muchos condicionantes, pero, creo que, potencialmente es muy significativo” agrego al desmenuzar un estudio de un equipo del pentágono y de geólogos estadounidenses sobre recursos minerales en Afganistán.

Hace unos 4 años Blake Hounshell, editor de la revista Foreing Policy señalo que, “el servicio de geología de los Estados Unidos ya publico en Internet un completo inventario de los recursos afganos no petroleros”. Gran parte de este estudio se baso en exploraciones realizadas por la ex Unión Soviética cuando invadió el país en los 80. Risen se pregunta ¿porque la noticia reproducida por varios medios extranjeros es publicada ahora? “La forma como la noticia fue presentada por el propio jefe del comando central sugiere una amplia y deliberada operación informativa para influenciar a la opinión pública sobre el curso de la guerra”.

Esta información del pentágono es un claro ejemplo de guerra psicológica si sus supuestos están exactamente formulados, sus tareas definidas y sus medios listos continuamente para el empleo de las operaciones propagandísticas científicamente controladas. En Irak, Afganistán, Colombia, esa propaganda solo es controlada en parte. V Packard, en su libro The Hidden Persuaders, los persuadores ocultos, se deriva que, “estas investigaciones se realizan en la misma dirección que las investigaciones en el campo de la propaganda política para la reconstrucción de relaciones sobre una producción y en otros fines para pasarlas como relaciones públicas”.

El artículo del Times despierta dudas sobre las verdaderas intenciones del Departamento de Defensa de los EEUU, que revelo la información. En el 2009 el PIB afgano no supero los 13000 millones de dólares, el articulo basado en su totalidad en fuentes del pentágono señala:”Afganistán podría tener cerca de 1 billón de dólares en depósitos minerales sin explotar, en estos hay grandes cantidades de hierro, cobre, cobalto, oro, y materiales clave como el litio”.

Si, los norteamericanos dicen que hay 1 billón de dólares en minerales, con seguridad hay que multiplicarlo por 5, es imposible creerles, más aun cuando sostienen una invasión. Los constantes cuestionamientos de gobiernos europeos y del propio pueblo norteamericano sobre la estrategia militar en Afganistán, lo mismo que en Irak y Colombia, traducida en absoluto fracaso. Analistas creen, que el artículo publicado en la portada del New York Times, tiene como objetivo revertir la creciente opinión pública sobre la guerra que, en cualquier lugar no vale la pena.

“Que mejor forma de recordarle a la gente el potencial brillante del país, cuando digo gente, me refiero a los chinos, rusos, paquistaníes y los estadounidenses, que publicando o volviendo a publicar información valida, pero ya difundida sobre la riqueza de la región” dice el analista Marc Ambinder, editor de la revista The Atlantic.

EEUU, necesita salir de la crisis social interna. Desempleo, falta de inversión, daños económicos y ambientales, antes que la situación de Alemania, tercera economía mundial empeore por lo crisis europea, considerando que la situación de Japón, segunda economía mundial tiene una gigantesca deuda pública que duplica el PIB, demanda una reorganización social, los jóvenes aunque estudien mucho ya no tienen expectativa de buenos empleos, además, deben reducir el número de pobres que llegan al sexto de su población en una tremenda crisis política por la renuncia del primer ministro Yukio Hatayama, reemplazado por el ministro de finanzas y primer vice ministro Naoto Han.

Francia, en problemas igual que Italia, Alemania, lleva el peso de la OTAN en Afganistán, su economía no crece como esperan, en otras palabras, el capitalismo se encuentra en una severa crisis, los minerales afganos, su explotación tiene un serio inconveniente los Talibán, que no pueden ser derrotados porque ya no pueden ser manipulados como en 1997.

En ese año los Talibán, firmaron un acuerdo con Pakistán, Turkmenistán y Uzbekistán, para construir un gasoducto desde el mar Caspio a Afganistán. Las trasnacionales UNOCAL de EEUU, Delta Oil de Arabia Saudita, Crescent Group de Pakistán, Grazpom de Rusia, Hyundai Engeneering Company de Sur corea, Impex e Itochu de Japón, firmaron con el aval de Turkmenistán, la sociedad Asia Gas Pipeline, para construir el gasoducto de 1500 Km desde Turkmenistán hasta Pakistán, cruzando Afganistán, de ahí 800 Km hasta India, para transportar 25000 millones de metros cúbicos por año.

En Texas, una comisión Talibán fue recibida en las oficinas de UNOCAL, posteriormente la saudita Delta Oil y UNOCAL mediante estratagemas políticas respaldadas por el gobierno de EEUU, se quedaron con el 85% de las acciones de la sociedad Gas Pipeline, a EEUU, le preocupo la fuerte presencia de sauditas relacionados con la familia Laden, en 1998 los estadounidenses lanzaron ataques aéreos contra Bin Laden en Afganistán.

UNOCAL aduciendo inseguridad se retira del proyecto, este queda en su totalidad en manos de la saudí Delta Oíl, pero, Washington “preocupado” por el petróleo del Caspio pueda caer en manos de financistas de Bin Laden y por las bombas nucleares paquistaníes sabotea el proyecto, Osama, es la excusa perfecta para invadir Afganistán.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2972 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: