El So-Cha no es socialismo

"La realidad que vivimos desmiente la convicción de Marx de que el hombre sólo elabora proyectos que es capaz de realizar"

Victoria Camps

I. ¿Qué es el socialismo? ¿Por qué es importante el socialismo ante el futuro justo y libre de la sociedad venezolana? Según Giorgio Agamben en la vida de los conceptos hay un momento en que éstos pierden su inteligibilidad inmediata y, como cualquier término vacío, pueden cargarse de sentidos contradictorios. Cualesquiera que sean las formas que haya revestido históricamente el socialismo, siempre ha significado un modelo alternativo de sociedad y, por tanto, una meta a alcanzar a una aspiración a cumplir. El socialismo como alternativa al capitalismo resulta así no solo un producto histórico posible y necesario, sino un ideal fundado objetiva e históricamente. Pero, en cuanto no se realiza todavía, funciona como una hipótesis que ha de ser verificada en la práctica. Ahora bien, ¿cuál el contenido de esa hipótesis? El socialismo es un movimiento de talante ético, no es una determinada estructura social. Está claro que en Venezuela no hay ni socialismo, ni capitalismo, ni socialdemocracia. Por socialdemocracia entiendo un proceso de reformas permanentes dentro del sistema capitalista.

II.Sólo el fanático, adicto a la peor moral de principios, no ve contradicción entre fines y medios porque sus conceptos poseen un significado estático, inalterable por las circunstancias. La realdad nos desborda, la sensación de impotencia, de incompetencia y desamparo es total. La mucha distancia entre lo que se declara y lo que se cumple, descorazona.

Agua pasada no mueve molino. ¿Quién desearía ser responsable de dar por muerto el "proyecto socialista chavista"? ¿Quién sería capaz de "decretar" su imposibilidad?

La profunda crisis que en esta etapa histórica está atravesando Venezuela, nos impone la tarea de analizarla para aportar en la búsqueda de salidas. La crisis atraviesa todos los niveles de la sociedad, el educativo, el económico, el ecológico-ambiental, el social, el político, el religioso, el moral. Entre esos niveles nos interesa aquí señalar el de la conciencia en el sentido amplio, abarcativo, que consideraremos englobados en general, en el concepto de racionalidad.

III.Por "socialismo chavista" (SO-CHA) entiendo el "socialismo bolivariano realmente existente" con que se llenan la boca los defensores de este estado de cosas por la que atraviesa la sociedad venezolana.El So-Cha es una falacia y una falsedad histórica enorme. Es simplemente una especie de Opio que ha llevado a la sociedad venezolana a un estado generalizado de Acedia

El So-Cha es una aberración que no puede denominarse socialismo. El So-Cha es simplemente un militarismo burocrático y no capitalismo ni socialismo. El So-Cha no es socialismo porque no ha profundizado, ampliado, perfeccionado ni mejorado la democracia venezolana.

El So-Cha no es socialismo, porque el socialismo es precisamente la negación de la opresión, de la injusticia y de la sustitución elitista de la mayoría de los ciudadanos.El So-Cha no es socialismo, porque no postula un país ecológicamente reconciliado con el hombre, igualitario y libre.

El So-Cha no es socialismo, porque sus impulsores (¿sochavistas?) prefieren el espectáculo grotesco y ridículo de la politiquería demagógica (claps, motores, operación cambalache, etc...) a la gestión racional, científica de lo social. El So-Cha no es socialismo, porque los dirigentes (¿sochavistas?) nunca han sabido (entendido) que la clave de una verdadera racionalidad económica consiste en planificar, producir y distribuir bienes y servicios ajustándose a una rigurosa jerarquía de necesidades considerando que los beneficios residen en el ajuste entre ofertas racionales y demandas racionales.

El So-Cha no es socialismo, porque los dirigentes (¿sochavistas?) sucumbieron ante Mammona al decidir de manera arbitraria, irracional,irresponsable, cruel , inmoral, vender parte del país(fauna,flora,agua) por un puñado de dólare$( Arco Minero del Orinoco-AMO). Con el AMO han demostrado un gran déficit de Solidaridad Diacrónica. Estamos ante un ejemplo evidente de falta de desarrollo moral de los promotores del AMO.(Digo desarrollo, y no conciencia moral, porque estoy convencido de que ellos saben perfectamente lo que hacen, y que no está bien hacerlo.Pudiendo optar por un comportamiento decente y honesto,decidieron obrar de manera equivocada. Tienen, conciencia moral, pero son incapaces de actuar de acuerdo a la misma,como consecuencia de su escaso desarrollo moral. Se quedaron en el ESTADIO 3 NIVEL II: CONVENCIONAL de Lawrence Kohlberg.

El So-Cha no es socialismo, porque los dirigentes (¿sochavistas?) no han aportado soluciones técnicas a los grandes y complejos problemas que nos aquejan. El So-Cha no es socialismo, porque los dirigentes (¿sochavistas?) no han sido capaces de crear una cultura política a la altura de la realidad, ni tampoco han pensado un proyecto (viable) común de sociedad fundado sobre valores éticos ampliamente compartidos. Muchos de los dirigentes (¿sochavistas?) están movidos por la Codicia y la Avaricia.El So-Cha no es socialismo, porque los dirigentes (¿sochavistas?) no han sido capaces de lograr que la solidaridad cuaje en modos de ser de los ciudadanos, dificultándose así la construcción de una sociedad solidaria y decente.

medida713@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1101 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: