Una ilusión llamada Unión Cívico Militar en el marco de un Estado rentista

La sola idea fue y es un proyecto hermosísimo de nuestro comandante en jefe pero estructucturalmente imposible sobre la base de un modelo rentista, como el que tenemos, el psuv y la mud son absolutamente distintos en todo, menos en una cosa, ambos preveen una producción petrolera de 6 millones de barriles para el 2020, es decir ambos se sustentan en el rentismo petrolero, ninguno de los dos más importantes polos de poder y de gobierno cuestiona el modelo que arrastramos por más de 100 años.

El psuv se sostiene en el poder por dos factores fundamentales, nuestras reservas en oro que son mucho más cuantiosas que México y Brasil por ejemplo pero además sobre la base de las inmensas reservas petroleras y la mud hace todo lo que puede y lo que no puede también para ponerle la mano a esos dos factores por tanto es una lucha entre élites  no una lucha de clases, porque aquí queda mucho dinero todavía y en cuanto a la unión cívico militar, esta idea toma sentido práctico en la gesta heroica del 2002, pero ninguno de los dos sectores, ni los civiles, ni los militares advertimos lo que subyacía en lo profundo de ese proyecto porque había la necesidad imperiosa de traer nuevamente a nuestro comandante en jefe pero ambos sectores, civiles y militares estructuralmente somos absolutamente diferentes en el marco de un modelo de estado rentista.

El estamento militar jerarquizado neocolonialmente hablando se apropia de una parte importante de la renta petrolera dependiendo de la cantidad de militares ocupando posiciones de gobierno, es decir de poder y ambos bandos tanto el psuv como la mud, obvian olímpicamente este debate porque no conviene a sus intereses de clase dominante en cambio en el estamento civil la apropiación de la renta se convierte en una surte de canibalismo político, tanto más apto de más renta se apropia con relación al resto del estamento civil, por tanto si no colocamos en el centro del debate el problema del rentismo petrolero más allá de la polarización política a la que estamos acostumbrados, ni el 6 de diciembre, ni el supuesto referéndum de ganar las parlamentarias la mud, ni las aspiraciones presidenciales de Rodríguez Torres, ni las de Tareck, ni las de Diosdado, ni la de los golpistas, resolverán absolutamente nada.

Al contrario nos veremos entrampados entre un psuv que se desprende de parte de la renta para dársela a manera de limosna al pueblo con relación al total del ingreso petrolero ( recordemos los 21mil millones de los que todavía nadie ha dado explicación alguna) y la mud mucho menos que en su ambición desmedida sencillamente se queda con todo, llamo a todos a incorporar en el centro del debate el problema del rentismo petrolero y nuestras posibilidades concretas de avanzar hacia una sociedad en la cual la distribución de la renta se sustente en un poderoso aparato productivo en donde civiles y militares avancemos en un solo sentido, el bienestar de todo nuestro pueblo, lo cual nos convertiría en una verdadera revolución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2238 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Cívico-Militar