Historia Viva

Los retos de Bolívar y el bolívar

El buen augurio de 2021 es que se ha despejado la terrible situación que opacaba el panorama político venezolano producto de las amenazas que significaba la imposición de un grupo mínimo de torpes fascistas colocados en el corazón legislativo de la nación, tan grave como el bloqueo, las agresiones múltiples, la corrupción interna y la situación de guerra contra la moneda nacional, pero Venezuela cuenta con un pueblo y unos líderes que tienen en Simón Bolívar y en el Comandante Chávez sus guías fundamentales para la independencia y la soberanía sobre la que navega esta nación a buen puerto.

Si revisamos noticias nacionales e internacionales nos damos cuenta que a pesar del peso de los chantajes sembrados por el saliente Secretario de Estado Mike Pompeo al confirmar la declaración de amenaza terrorista contra Cuba, justo cuando la vicepresidenta de Venezuela, Delsy Rodríguez viajó a la isla caribeña para presentar la Ley Antibloqueo, la multipolaridad que propuso Chávez ha continuado. El Washington Post reseñó, respecto a lo declarado por Pompeo, que se trataba de crear obstáculos hacia nuevas direcciones trazadas por el equipo entrante de Biden, sin embargo nadie puede esperar buenas nuevas "moderadas" con el electo presidente norteamericano y sus peroratas sobre los derechos humanos, puesto que el recién nombrado Secretario de Estado Antony Bliken es un sionista agresivo y ex asesor de seguridad de Obama, quien contribuyó a la configuración de las políticas de sanciones contra Venezuela desde 2015, sin resultado favorable alguno para Estados Unidos hasta hoy.

Lo que observaremos en esta adversa relación entre EEUU y América Latina es la colocación de obstáculos en el camino de la diplomacia de paz en tanto los funcionarios seleccionados por Biden para los asuntos exteriores y de seguridad son militantes del terrorismo internacional, como el designado subdirector de la CIA, David S. Cohen, que a decir del portal de noticias Russia Today, "es un experto en seguridad nacional, finanzas y asuntos legales, miembro del Grupo de Negocios e Integridad Financiera del bufete de abogados Wilmer Hale" gurú de la sanciones impuestas durante el tiempo de Obama contra Irán, Corea del Norte, Rusia y Venezuela. Este personaje es historiador graduado en la Universidad de Cornell con un doctorado en jurisprudencia en la Escuela de Derecho de Yale, pero "el talento sin probidad es un azote" decía Simón Bolívar en 1828.

Allí solo una muestra mínima de quienes serán los diseñadores de la política exterior de Estados Unidos para los próximos años. En síntesis se trata de "verdugos" especialistas en finanzas terroristas que han aplicado el hacha del caos contra las monedas nacionales a lo largo de América Latina y del mundo para destruir los estados naciones como estrategia global de dominación imperial. En este sentido, EEUU tendrá que lidiar con hastío contra Venezuela y otros países del globo que exigen respeto a su soberanía, pero sobre todo contra la gigante China, aliada del Bolivarianismo y quien acaba de emitir una legislación conocida como Las Reglas de Bloqueo (…) destinadas a permitir que China anule legalmente el efecto de las sanciones estadounidenses que puedan aplicarse efectivamente de manera extraterritorial, paradójicamente notificadas en el portal de la firma de arbitraje internacional Wilmer Hale de la cual es o fue miembro el nuevo subdirector de la CIA David Cohen.

El Libertador seguirá remontando montañas y sabanas a lo largo del continente, ya no es el caso particular sobre la moneda venezolana, ni la ecuatoriana destruida por el dólar, hace doscientos años Bolívar llamó a liberar el sur, hoy los pueblos que todavía resisten las imposiciones del norte, buscan fórmulas, pertrechos y aliados políticos para enfrentar una guerra invisible, confusa y terriblemente inteligente, como la impuesta a Venezuela, que tiene en las monedas su parque de detonantes contra el salario y las economías locales, para imponer al capital especulativo como esqueleto del poder político de una sociedad decadente.

Bolívar exigió a los legisladores de entonces los equilibrios necesarios para consolidar la quimera de una sociedad utópica como la que soñaba, así lo dijo a los diputados en su mensaje a la Convención de Ocaña en 1828: Hemos hecho del Legislativo sólo el cuerpo soberano, en lugar de que no debía ser más que un miembro de este soberano, hemos sometido al Ejecutivo y dado mucha parte en la administración general, que la que el interés legítimo permite. Por colmo de desacierto se ha puesto toda la fuerza en la voluntad y toda la flaqueza en el movimiento y la acción del cuerpo social" Por ello los congresos deben ser populares y no estar constituidos por cúpulas, ni élites políticas, sino por legisladores sociales.

Ahora más que nunca son necesarios los equilibrios políticos, sociales y económicos, Venezuela propuso la Ley Antibloqueo para oxigenar su economía y salirle al paso a las sanciones y la guerra económica, no se trata de alterar la ley fundamental, de lo que se trata es que los legisladores miren en el horizonte la felicidad social posible y las oportunidades que ofrece la multipolaridad para desanudar los amarres de la dependencia económica y tecnológica que impuso Estados Unidos a lo largo de cien años, de manera que las próximas leyes deberán tener una trascendencia en el tiempo para consolidar las nuevas relaciones de poder, nuevas relaciones de producción que priorice lo social: un Estado comunal.

Todo ello pasa por explicarles a los pueblos, de manera pedagógica, el significado y los significantes de esos contenidos, es una tarea no solo para un fin interno, sino para todos los pueblos de América Latina y del mundo. De los resultados y de las verdades de esas propuestas políticas dependerá la retoma de la confianza de las grandes mayorías para creer que otras realidades son posibles y por tanto de nuevos desafíos históricos liberadores.

A los venezolanos que con tino han mantenido las fortalezas del poder popular, en gestión democrática a lo largo de 20 años, se les plantea el reto de las luchas endógenas por mantener la ética y moral bolivariana vitales para adecentar el ejercicio del poder soberano. La gran debilidad de la corrupción es la ostentación que trasluce los dineros mal habidos, para ello no hay otra que el control social, no puede haber un ladrón o un especulador impune, debemos confiar en fortaleza de la ley y sus gestores, que los hay en Venezuela y sobre todo en el control popular y en la claridad de la vanguardia bolivariana.

La Fuerza Armada Nacional Bolivariana debe dar el mejor ejemplo de probidad así lo señaló Bolívar en los momentos más difíciles de 1828: Nuestro ejército era el modelo de la América y la gloria de la libertad: su obediencia a la ley, al magistrado, y al general, parecían pertenecer a los tiempos heroicos de la virtud republicana. Seguiremos teniendo Patria Grande, no tenemos otra salida, solo la victoria social general nos queda.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 781 veces.



Aldemaro Barrios


Visite el perfil de Aldemaro Barrios para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía