(El que odia obra ciegamente)

Álvarez Paz está “puyao” de odio contra Chávez

Ciudadano Oswaldo Álvarez Paz, diga usted que le pasó para expresarse como lo hizo irresponsablemente delante del señor Leopoldo Castillo y de algunos venezolanos que lo vieron por el canal del terror –preguntó el juez de la causa, a lo que Álvarez Paz inmediatamente –respondió. Le voy a decir la verdad señor juez, sin que me quede nada que ocultarle y sin temeridad alguna me desahogo para aclarar situaciones embarazosas que enredan nuestro comportamiento en un momento dado de mal resaca, pero con la sinceridad que me caracteriza con los labios secos y mi semblante anudado de desvergüenza, sin angustia alguna de por medio, le diré con esta biblia de testigo que mandé a buscar a mi biblioteca que hubo un cambio de gusto y de sabor que posiblemente sean los causales de mi desbocada fatal en ese canal después de haber campaneado varias veces mi vaso del valor, pero el caso es que y, lo hago de su consideración para su comprensión que, últimamente la marca de güisqui que tomo me la traen de la Vela de Coro, porque en Margarita subió mucho el viejo Olpar, por lo que se me agotó la paciencia etílica y me cambié a Los Monjes, más barato y con más cuerpo y suavidad con fragancia esmerada que corrompe planes circunstanciales y te pone a bailar al son que te toquen con mucha política expresiva de pasapalos, por lo que uno sin darse cuenta suelta los atajos presos que te laten dentro de sí y, como puede deducir amigo juez que, en vez de la de doce me fui con la de ocho años y, lo cierto es que cuando me tomé el primer trago y carraspee y estornudee, le dije a mi compañero del alma presente si, este bicho no está “puyao” está "envenenao" y, para comprobarlo seguí dándole paso a cada trago, ya resignado a lo que saliera que lo mismo da y, como era urgente presentarme a la entrevista, aceptada y pautada con anterioridad para esa hora y no teniendo más que tomar me baje la botella completa para opinar y disgregar y decir lo que debía suponer y no supuse que no debía expresar, sino que lo afirmé como un buen disparo a la diana política de mi enemigo como lo hice ciego y perturbado por el mandato de once años que lleva el presidente Chávez.

Lo dicho, dicho está –aseveró Álvarez Paz- por lo que tengo que mantenerlo –señor juez- hasta donde me lleve la corriente y de lo demás se encargarán los medios y el Departamento de Estado de dictaminar quien tiene la razón entre Chávez y yo. Así que si quiere póngame las esposas que hace tiempo las estaba pidiendo a gritos dentro esta impunidad que nos divierte como parte de la inseguridad en que transitamos diariamente.

¡Salud y bien venido -amigo Álvarez Paz –saludo el juez!


estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2142 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a97921.htmlCd0NV CAC = Y co = US