¡Ya basta de tanta escualidez impune!

Tanto que lo habíamos deseado, y pedido, nuestro gobierno, dejándose de pendejadas, ha tomado medidas en contra de algunos abusadores, por lo menos de extranjeros.

Teníamos cierto culillito, razonable tal vez, atizado por la siempre acción mediática perversa opositora –disculpen la redundancia– de que, por ejemplo, le traería muchos perjuicios a Venezuela romper relaciones con USA. Que es nuestro principal socio comercial, que somos mayameros (bueno, esto lo piensan ellos solitos), etc…

Y nada de eso de socios, menos cuando te perjudican. Simplemente somos elementos de intercambios en los que, de paso, siempre salíamos jodidos.

Sin embargo, el primer gran parao se lo dio Chávez cuando quisieron darnos ayuda ante el desastre de la vaguada en Vargas. Imagínense, con militares acostumbrados a hacer lo que les da la gana, con un comportamiento racista y antilatinoamericano y con un gobierno estrenándose con visos izquierdizantes, desde todos los ángulos se hubiesen aprovechado.

Hasta su intención de quedarse hasta arreglar todo. Más cuando tenían medio-bases militares acá. Oficiales asesores (¿?) en Fuerte Tiuna. Por cierto, sacarlos de ahí fue otra corajuda acción. O sea, pocas pero firmes. Claro, también que esas medidas guardaban cierta lógica. Más la última después de su participación en el fallido golpe de Estado.

¡Cómo les duele todavía! Chávez siguió y los jodió. Será una joda histórica. De los futuros libros de Historia considerando los factores que contribuyeron a la caída de uno de los más grandes Imperios.

Sin embargo se mantiene latente la ladilla usaense.

Son los dólares en contra nuestra alimentando parásitos de los que, por lo menos, sabemos de qué viven. No como de los otros, los jefes de la IV, los zombis politiqueros a quienes no se les conoce trabajo alguno y viven a sus anchas. O dólares para la permanente orquestación de la CIA evaluando toda posibilidad de sacar a Chávez. O de asesinarlo como es costumbre, no sabemos si demócrata o republicana, para eliminar mandatarios tanto de afuera como del propio USA.

Por fin sigue dando frutos la ardua tarea, hilvanada y progresiva componenda del presidente Chávez, de irnos quitando poco a poco la dependencia del “gran socio”. Somos independientes, tenemos relaciones con casi todo el planeta Tierra. ¡Soberanos hasta las metras!

¡Bravo Presidente! Es como cuando nos quitamos de encima a un jefe impositivo y además ladilloso. ¡Qué alivio!

Pero continúa la cantaleta del comprador más seguro; que si esto, que si lo otro. Y nos manteníamos hipócritamente vinculados. Ni Bush ni Codolezza vienen –menos mal, porque faltarían tomates podridos–, ni Chávez va a entrevistarse, mucho menos a tener que pedir.

No tiene que tomarse la foto sentadito dándole la mano al mayor ignorante mundial en el salón Oval, creo que lo llaman. Con algún otro presidente era medio aceptable, a lo mejor tradicional, pero con éste sería una vergüenza. Imaginan, el auténtico emergente Líder mundial, con su verbo fresco ante las cámaras del mundo, al lado del que se cree líder mundial, frente al podio con el letrerito de la Casa Blanca, leyendo hasta el saludo más elemental. ¡Bush se salvó de ese CNNridículo!

Bien. Luego de tantas bravuconadas de descarga emocional nos quitamos -toditos- al embajador de USA. Es una lástima que no botamos a Shapiro. O al también siniestro enano Bronfield que ahora, con las constantes rotaciones golpistas y narcotraficantistas de USA, está cómodo en Colombia. Como pez en el agua, pues.

¿Cuándo lograremos llevar a los gobernantes de USA, más a los bushistas, a una corte internacional, aunque sea de puros pueblos, para enjuiciarles su participación mundial hegemónica asesina?

A mi manera de ver, no debería pasar mucho tiempo. Es como conocer a un asesino en serie y dejarlo que siga cometiendo asesinatos y violaciones.

Y ni hablar del Vivanquito. A ése le teníamos más arrechera porque es un verdadero pitiyanqui pro-pitiyanquis. Y para más vainas pinochetista. Toleramos al matón pero no al gusano. Pertenece al de otro gran lote que hay que enjuiciar.

Ah… y otro jonrón fue no darle el salvoconducto al “polivaticanólogo” previolador. La monjita de los papeles de Mandinga

Con el título de este artículo complemento otro también de “basta” de hace unas semanas donde me referí a darle un parao a lo que internamente nos perjudica como acción de gobierno: corruptos no investigados, algunos guardias y policías dañados, martilladores en oficinas públicas, alcaldes y gobernadores ni socialistas, su ineficiencia y la de otros funcionarios públicos, etc.

Y es que se hace insoportable que la oposición –sinónimo de perversión, repito– insista en que nuestros poderes públicos no son independientes. Despotrican del Poder Judicial, que sabemos no funciona muy bien, pero y que lo maneja Chávez. La Defensoría del pueblo, que piensan es para que le defiendan sus desmanes.

La Contraloría, que sanciona a propios y extraños, y que no funciona porque lo maneja Chávez. Como si en la Contraloría trabajara solamente Russián y no un contingente de empleados, algunos con mucho tiempo allí, que realizan cuidadosas investigaciones. Papeles en vista y manos. Más nada.

Ni se diga de la Asamblea, y este caso es que no entienden que ellos la entregaron y la mayoría está –como nosotros–, salvo los apátridas de nuevo cuño, con este decente proceso de cambios. Urgentes cambios que la Nación requiere. ¡No se han dado cuenta y piensan que siguen en la IV!

Igual razonamiento aplican contra el CNE. Como si todos sus trabajadores fuesen chavistas y hacen lo que les da la gana.

Aunque ser funcionario chavista no significa ser vendido. La honra y la moral, con sus excepciones, orientan su accionar. Eso porque a la oposición todavía les gravitan los recuerdos de las bobaliconas décadas anteriores y no pueden entender que hay un gran cambio.

Creen que en todo el complejo Sistema del CNE no hay controles aún y cuando se los han mostrado hasta la saciedad. Olvidan los montones de auditorías realizadas, y supervisadas por ellos mismos. etc. Últimamente no le han dado muy duro porque creen que van a ganar. Dejen que avancen las elecciones o cuando pierdan.

Como no recuerdo otros testimonios me voy a referir a dos casos recientes pero emblemáticos de la degradación politiquera, y eso porque los vi en Globoterror a raíz del vivancazo. Uno de Ocariz que expresa “que lo del imperecedero gerente de “Jiuman Rait Guach” es lo que todos sabemos, dice, que ningún poder es independiente”

Por otra parte, entrevistan al maquiavélico vocero arrastrado de sus patronos, Marcel Granier, cuando ya resteado contra Chávez suelta otra de sus frecuentes diarreas bucales y entre varias cosas recalca “éste es un gobierno con generales narcotraficantes y bla, bla…” y “que despidió a 20.000 trabajadores petroleros, cuando ellos, apátridamente, se autodespidieron por faltar y sabotear. Acción que todavía no les perdonamos, aun cuando siempre es nuestro el olvidar.

Y no pasa nada. ¡Coño, no pasa nada! No los llaman a declarar.

Yo los obligaría de la siguiente manera: Ocariz, y su combo, y los que se expresen contra el CNE, que digan eso en una asamblea frente a todos las autoridades y trabajadores del CNE. Y al pelo pintado de los bigotes blancos, y a los que opinan igual, que repita todo eso frente al Alto Mando Militar, y luego que lo demuestre. A este seguro no le funcionarían muy bien los esfínteres. A menos que ya se hayan armónicamente acostumbrado.

Como he propuesto: a cada mentira una condena. Que las demuestren.

Sí ya comenzamos a dejarnos de tantas tonterías, si ya no tememos porque no tenemos dependencia, mejor dicho porque somos soberanos, qué nos importa que mediáticamente digan cualquier otra cosa contra nuestro gobierno, contra el presidente Chávez. Ya lo han dicho todo. No y que no hay libertad de expresión, que hay “políticos presos” y exiliados. ¡Apretemos las tuercas!

Dígame con el caso del maletín. Nos está ocurriendo como en otras oportunidades. Dejamos que inventen y que corra la acción mediática, donde tienen más poder, hasta que la mentira se hace una especie de verdad y nos cuesta más desmontarla.

¿Habrá alguien con cuatro dedos de frente que podrá creer que si, en supuesto negado, el gobierno de Venezuela, si Chávez, quisieran ayudar con unos dólares en cualquier campaña van a enviar una maleta con un tipo ajeno a toda la política? Menos con un empresario de baja calaña, del dinero fácil.

O sea que en caso extremo de ser esa la única vía para apoyar, ¿no cabría una maleta en un avión presidencial o en uno militar o en un barco de la marina? Y saldrán más dólares de boquilla. Más maletas. O computadoras antinucleares. Puro Holywood, pues.

Díganme la cómica de esos espías. “Espías venezolanos”, ja,ja, suena ridículo. ¿Y qué van a espiar en Miami? ¿Gusanos, tiendas, narcotráfico, prostitución?

O será que nuestros Bonds con súper equipos de invisibilidad, o de teletransportación de materia, van a entrar al Pentágono, o a la guait haus.

¡Patria, socialismo o muerte! y si seguimos quitándonos la careta y actuando con firmeza, y trabajando con decencia y eficientemente ¡VENCEREMOS!

edopasev@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2785 veces.



Eduardo Palacios Sevillano

Ingeniero Civil. Escritor y caricaturista. Productor radial y locutor. Miembro de la directiva de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui. Miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Bolivariana del Edo. Anzoátegui. Coordinador de la Red de Historia, Memoria y Patrimonio de Anzoátegui.

 edopasev@hotmail.com

Visite el perfil de Eduardo Palacios Sevillano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Palacios Sevillano

Eduardo Palacios Sevillano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Actualidad