Primer paso hacia el proceso que hoy vivimos

XXIII años del sacudón


Nadie duda hoy, ni la historia podrá desmentirnos, que Hugo Chávez Frías, ha sido y es el gran impulsor, el guía espiritual de este proceso de transformación nacional que llamamos Socialismo del Siglo XXI. 

No obstante, la historia no está constituida por etapas cerradas, por bloques de vida que se suceden unos a otros, sin interrelación entre ellos. Los hechos históricos se van sucediendo cronológicamente

y se interrelacionan entre sí, para generar transformaciones y cambios que resultan,como ya hemos dicho, de la concatenación de unos hechos con otros. Para no remontarnos demasiado lejos podríamos hablar de una cronología reciente que, de una u otra forma, va abriendo caminos a la implantación del Socialismo del Siglo XXI. 

Puede ubicarse el 27 de febrero de 1989, como el primer paso reciente hacia el proceso que hoy vivimos, según lo ha señalado el Presidente Chávez. 

A escasos días, a menos de un mes de haber asumido la Presidencia de la República el Presidente Carlos Andrés Pérez, se escucha un grito de rebeldía contra el Gobierno que entonces se iniciaba; es el pueblo indignado ante medidas económicas que van a apretarle, simultáneamente, el estómago y el bolsillo, luego de los discursos prometedores y demagógicos que le llevan al triunfo electoral de 1988. El incremento de precios de productos esenciales fue el detonante. 

Lo llamaron Caracazo, porque fue en la capital de la República donde se escenificó, con mayor contundencia, el combate contra las mentiras del oficialismo de entonces. Somos de la tesis que en vez de hablar del Caracazo tendría que llamarse Guarenazo lo que entonces ocurrió. Fue en nuestra laboriosa comunidad donde se escenificaron las primeras y más importantes acciones de rebeldía, contra las imposiciones que afectaban al pueblo. Pero Guarenazo o Caracazo, como se le quiera llamar, convirtieron la rebeldía de la gente en represión y masacre del pueblo.

El Presidente Pérez ordena a la Fuerza Armada a Nacional a disparar sus fusiles y sus armas contra el pueblo indefenso, enrojeciendo las calles con sangre patriota, con sangre de la gente nuestra, de los venezolanos aguerridos, cuya piel, carne y hueso no resistió las balas que a mansalva le dispararon. Miles cayeron en las calles de combate. 

Despertó Bolívar, lo hace “cada cien años” para reordenar las cosas, para reimpulsar la historia. La gente enardecida comenzó a organizarse, a preparar su defensa, para disponerse a la toma del poder. 

El 4 de febrero de 1992 irrumpen en el escenario nacional un puñado de jóvenes militares patriotas, con el Comandante Hugo Chávez Frías a la cabeza, quienes se revelan para abrir camino al cambio. Derrotados militarmente por la mayor fuerza de ataque del régimen de Carlos Andrés Pérez, coronan triunfo en el corazón del pueblo. El “por ahora” se convierte en bandera, en esperanza que va sumando voluntades. Había fracasado la sublevación patriota, pero habría triunfado en el ánimo del pueblo. Se enquista en el alma de la gente la decisión de cambiar el estado de las cosas. 

En noviembre del mismo año 1992, una nueva sublevación militar, en respaldo a la de febrero, y en procura de acelerar los tiempos, es nuevamente derrotada militarmente, pero sigue sembrando semillas de cambio. En mayo de 1993 el Congreso destituye al Presidente Pérez, para someterlo a juicio por corrupción, es cuando se inicia un gobierno de transición que encabeza el historiador Ramón J. Velásquez, poniendo de manifiesto la podredumbre oficial de entonces. 

En las elecciones que se celebrarían en diciembre de ese año 1993 se manifiesta la disposición del pueblo a buscar electoralmente, en sufragios populares, un nuevo camino. Acción Democrática y COPEI, los partidos tradicionales, son desplazados por la Causa R y el recién nacido Partido Convergencia. Más de uno tiene la convicción que Andrés Velásquez, sindicalista de Guayana, con la R invertida en la Causa de su Partido, triunfa pero no cobra, asignándosele la Presidencia a Rafael Caldera, quién siendo vocero del continuismo, al darle la espalda a AD y COPEI, se asoma como nuevo; es lo viejo que se muestra remozado. 

El pueblo despierta, la vía electoral indica que si puede ser transitada de manera victoriosa. 

En 1994 el Presidente Caldera, presionado por la conciencia y fuerza popular, dicta sobreseimiento de la causa judicial que pesaba contra Chávez y sus compañeros de arma sublevados contra la corrupción. Se abren las puertas de la cárcel de Yare, para permitir el abrazo de Chávez con el pueblo, fraternidad que se consolida con el triunfo electoral en diciembre de 1998, dando entrada a la Quinta República, camino al Socialismo del Siglo XXI. 

Mi vena poética –y no hay venezolano que no la tenga– me ha hecho escribir “Cronológicamente Hablando” para narrar en verso lo que acabo de recontar en prosa: 

CRONOLÓGICAMENTE HABLANDO


CRONOLÓGICAMENTE HABLANDO, SIN PAUSA Y SIN PARAR,

Y RECITANDO EN DETALLES YO, ME PROPONGO A CONTAR,

CUANDO EL PUEBLO DESPERTANDO SE DECIDIÓ A INICIAR

CON FULGOR REVOLUCIONARIO ESTA EXPLOSIÓN POPULAR

I

El renacer de una esperanza la llamaron sacudón,

y en el año 89, al 27 de febrero, CARACAZO le dijeron

a un pueblo enardecido por medidas sin control,

en que el soldado y el fusil su silencio impusieron.

Cien años no habían pasado para entonces recordar,

lo que nos dijo Bolívar al que hicieron despertar.

Aquí comienza la Historia de lo que voy a contar,

CRONOLÓGICAMENTE HABLANDO, SIN PAUSA Y SIN PARAR.

II

Febrero hizo historia en el año 92, para todos es recordado

patriotas militares sublevados convertidos en pueblo actúan,

dejando en pie el “por ahora” de esperanzas enquistado.

En noviembre del mismo año su desagrado acentúan,

creciendo entre la gente anhelos de revolución.

Los Movimientos populares comenzaron a cantar.

En mayo 93 destituido el Presidente Pérez, fue derechito a prisión,

Y RECITANDO EN DETALLES YO, ME PROPONGO A CONTAR.

III

Diciembre del mismo año, con una R al revés

cansados del puntofijismo un Andrés en urnas arrasa.

Extrañados pues quedamos, así como usted lo vé,

pero no se sabe el por qué la Presidencia no alcanza.

Tomó posesión Caldera, el padre de la criatura,

causando un malestar que la gente dejó anunciar,

era la Revolución de hoy que entre ambos provocó ruptura,

CUANDO EL PUEBLO DESPERTANDO SE DECIDIÓ INICIAR.

IV

Marzo del 94, ante la presión de la gente, la crisis agudizó

y el hombre no titubeó en dictar sobreseimiento.

Desde adentro pa'fuera un proyecto cristalizó,

y de Yare pa'la calle avanzó un gran Movimiento.

Diciembre 98, y por vía electoral, lo logró en su primer intento,

con un triunfo arrasador, sin dejarse acorralar,

abriendo puerta a la Quinta en su primer surgimiento,

CON FULGOR REVOLUCIONARIO ESTA EXPLOSIÓN POPULAR 

(*)Municipalista




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2310 veces.



Cesar Dorta (*)

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición