Saquen sus conclusiones

Qué pensaría usted si a un amigo suyo, médico, docente investigador, con doctorado en el exterior, artículos científicos y libros publicados, ejercicio acertado de cargos académicos y gerenciales, casado, con dos hijos adultos profesionales exitosos y una vida familiar, académica y política íntegra, fuera acusado sin pruebas por su ex-esposa, luego de un divorcio traumático, de:
  1. Violación de su último hijo en 4 planteles escolares, situados en zonas diferentes, en años distintos, cuando el niño tenía entre 4 y 8 años, con la complicidad de todas las maestras y directoras de cada uno de los colegios y sin que su madre se hubiera dado cuenta de lo ocurrido. 
  2. Contar con la complicidad de su madre de 87 años, de sus hijos mayores, de sus hermanos y de un sobrino adolescente.
  3. Posesión, junto con toda su familia, de una red de pornografía infantil.
  4. Administrar una red nacional de prostitución.
  5. Manejar una banda internacional de pederastas y tráfico de niños.
  6. Ser jefe de una banda de narcotraficantes junto con Marulanda, el legendario líder guerrillero de las FARC.
  7. Dirigir grupos armados y sicarios para el hostigamiento de su último hijo y de su ex-esposa y sus familiares.

¿Qué pensaría si las maestras y directoras de los planteles señalados declararan que los hechos denunciados nunca ocurrieron, que no conocen a su amigo, que jamás visitó esos colegios, ni intentó ver a su hijo y que nunca se lo entregaron? ¿Qué pensaría si dijeran que el niño sólo era visitado y recogido por su madre, la tía materna y un tío materno cincuentón y soltero? ¿Qué si la inspección del CICPC aclarara que el ingreso a los planteles está estrictamente vigilado y que no existe ningún salón donde pudieran haber ocurrido los hechos señalados?

¿Qué le parecería que el CICPC y la Interpol no estuvieran enterados de las supuestas actividades criminales de su amigo (narcotráfico, pederastia, prostitución y pornografía). ¿Cómo explicaría que los planteles nunca hubieran sido acusados por la ocurrencia de este tipo de delitos y que continúen abiertos y funcionando normalmente? ¿Cómo se entendería que no enjuiciaran a maestras y directoras, como cómplices necesarios? ¿Qué pensaría si los fiscales hubieran ocultado en su escrito acusatorio todos las pruebas que demostraban la inocencia de su amigo?

¿Qué  opinaría si el juez de control se hubiera saltado las irregularidades y vicios del informe de los fiscales y hubiera sentenciado el enjuiciamiento de su amigo privado además de libertad? ¿Qué si una corte de apelaciones accidental hubiera rechazado la apelación efectuada por su amigo? ¿Le llamaría la atención que luego el juez de juicio se negara a acatar una cautelar del Tribunal Supremo, que suspendía la privación de libertad de su amigo? ¿No está claro de lo ocurrido que alguien, con mucho poder, está torciendo los procesos judiciales en contra de su amigo?

lft3003@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3010 veces.



Luis Fuenmayor Toro


Visite el perfil de Luis Fuenmayor Toro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Fuenmayor Toro

Luis Fuenmayor Toro

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a130442.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO