El planeta en peligro

Las noticias sobre la conservación del medio ambiente no son muy alentadoras, los compromisos  contraídos por los países para detener el cambio climático y la destrucción del ambiente no han impedido que el mundo siga por un camino insostenible, así lo señala un informe divulgado el 7 de junio por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). Las últimas cumbres sobre el cambio climático han alcanzado pírricos resultados, donde se ha impuesto el modelo capitalista del consumismo. El informe de la Naciones Unidas insiste y  alertó que el crecimiento de la población, la urbanización y el consumo asestarán un daño irreversible al planeta, a su vez que llamó a acordar de manera urgente nuevas metas para proteger al medio ambiente.

De los 90 compromisos adquiridos por los países hace 20 años, sólo en cuatro hay avances. Los Expertos dicen que sin medidas drásticas, en 2020 ya habrá cambios irreversibles en la biosfera. 

Existen más de 500 metas y objetivos acordados internacionalmente de apoyo a la gestión sustentable del medio ambiente y de promoción al bienestar humano, asegura la ONU; porque paralelo a estas metas existen políticas que tratan de imponer las potencias mundiales agrupadas en el G8.

Las advertencias incluidas en el informe Panorama Ambiental Global 5 (GEO-5), es el aporte de 300 especialistas de todo el mundo, estamos a pocos días de comenzar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible Río+20 que reunirá a más de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno en Río de Janeiro. El encuentro entre el 20 y 22 de junio, que convocará a más de 50.000 participantes de gobiernos, empresas y grupos ambientales y de presión, es un intento por fijar nuevas metas en torno a siete temas centrales, como la seguridad alimentaria, el agua y la energía. En esta cumbre se darán cita los mandatarios del mundo para analizar los compromisos medioambientales que pactaron hace 20 años en la Cumbre de la Tierra, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) Los informes de todos  científicos llegan a la misma conclusión: el planeta se acerca peligrosamente a un daño medioambiental irreversible.

En dicho informe los expertos se centraron en 90 de las metas y objetivos más importantes acordados internacionalmente y concluyen que, pese a esos compromisos, sólo se registraron avances significativos en cuatro, algunos avances en 40, pocos avances en 24 y empeoramiento en ocho. Estos números y conclusiones nos indican que las cosas no van por muy buen camino. Se necesita más compromiso y más voluntad política de los países y de la ONU. Las únicas áreas con avances importantes fueron la eliminación de la producción y el uso de sustancias que destruyen la capa de ozono, la eliminación del uso de plomo en los combustibles, el acceso creciente a fuentes mejoradas de agua y el aumento de los estudios para reducir la contaminación del ambiente marino.

Avances relativos fueron constatados en la expansión de las áreas naturales protegidas, que equivalen al 13 por ciento de la superficie terrestre, y en los esfuerzos para reducir la deforestación.

Poco o ningún avance fue verificado en metas como la protección de las reservas pesqueras y el freno a la desertificación, mientras que hubo un empeoramiento en objetivos como la conservación de los arrecifes coralinos.

En el informe Panorama Ambiental Global 5, divulgado por PNUMA, 300 especialistas del mundo revisaron el nivel de cumplimiento de las 90 metas medioambientales impuestas en 1992. La conclusión: los avances son escasos, lo que ha implicado que el planeta esté hoy al borde de alcanzar a su límite sostenible. No es todo: si la humanidad no cambia sus hábitos radicalmente, llegará a un punto de inflexión que comenzará a manifestar sus primeros cambios irreversibles en 2020, así lo expresó Nick Nuttal, del Pnuma.

Nuttal dice que los ejemplos sobran: “Los gobiernos gastan US$ 17 mil millones subsidiando la pesca industrial, que es una cantidad desmedida, considerando la cantidad de recursos que hay en el mar. Hay que frenar esa sobreexplotación”, dice. Otro dato: Un 12% de la biodiversidad del mundo se ha perdido en 20 años y en los trópicos, ésta llega al 30% Lo anterior, dice, no sólo generará cambios genéticos en las especies, sino que producirá efectos en el desarrollo de industrias como la alimentaria y farmacéutica, que extraen gran parte de sus recursos de allí. De hecho, el informe dice que en los últimos cinco años no hay cambios ni en reducción ni en gravedad en cantidad de nitrógeno lanzado a la atmósfera, cambio climático y amenaza del 20% de los vertebrados.

Para los especialistas del Pnuma, en algunas áreas el agotamiento de los recursos naturales ya superó límites que se consideran irreversibles, como el colapso de los ecosistemas estuarios por la eutrofización, el deshielo del Ártico y el deshielo de los glaciares por el calentamiento global.

El informe también señala otros recursos con límites próximos a ser alcanzados o fenómenos difíciles de revertir, como la pérdida de biodiversidad, con 20 por ciento de los vertebrados amenazados, el nitrógeno lanzado al ambiente y el cambio climático.

Los actuales modelos sugieren que las emisiones de gases de efecto invernadero podrían duplicarse durante los próximos 50 años, provocando un alza de la temperatura global de 3 grados centígrados o más para fines de este siglo.


La mayoría de los efectos se sentirán en muchos países en desarrollo, especialmente en África y Asia, donde el crecimiento de la población y del consumo está poniendo presión sobre los recursos naturales, dijo el informe.

"Los cambios observados actualmente en el sistema de la Tierra no tienen precedentes en la historia humana. Los esfuerzos para desacelerar el ritmo o el tamaño de los cambios tuvieron resultados modestos pero no lograron revertir los cambios ambientales adversos", asegura el informe. 

"Pero si los actuales niveles de producción y consumo de recursos naturales mantienen su actual tendencia o no pueden ser revertidos, los gobiernos necesitarán administrar niveles sin precedentes de daños y degradación", aseguró el subsecretario general de la ONU y director ejecutivo del Pnuma, Achim Steiner. Conforme el mundo se encamina a tener 9.000 millones de habitantes para el 2050 y a medida que la economía global consume cada vez más recursos naturales.

Paralelo al informe del Pnuma, la revista científica Nature dedicó su edición al tema, donde 22 investigadores de todo el mundo, entre ellos chilenos, advierten que el crecimiento demográfico, la destrucción generalizada de los ecosistemas y el cambio climático pueden conducir la Tierra hacia un cambio irreversible en la biosfera. La investigación explica que este escenario tendría su punto de inflexión en la cantidad de superficie terrestre intervenida para uso urbano o agrícola, la que actualmente, con una población de siete mil millones de personas, alcanza alrededor del 43% de la superficie planetaria. Las proyecciones indican que hacia el año 2045, ésta aumentará 9 mil millones, empezando a verse estos efectos en el medioambiente a partir de 2025. “Creo que si queremos evitarlo, debemos  intentar que la cifra de ocupación de superficie terrestre se mantenga alejada de la marca de 50%”, dijo Anthony Barnosky, de la U. de California, Berkeley. 

La ONU debe revisar su política para detener el cambio climático y la destrucción del ambiente, vivimos de informe en informe y en cada nuevo informe es vez más patética la situación, no se cumplen y los compromisos y la mayoría de los problemas ambientales se agravan. Vivimos de cumbre en cumbre, mas  del 2000 al 2010, llamada la década perdida, esos años se celebraron 13 cumbres. A pesar de este importante número de convocatorias, donde el Cambio Climático fue una “verdad incomoda, el club de los países contaminantes, “eficientemente” si logró ponerse de acuerdo, pero solo entre ellos, para bloquear todas las iniciativas mundiales y no permitir avanzar ninguna resolución obligante y coordinada contra el calentamiento global. Unas de las cumbre con mayor notoriedad se realizo en Copenhague- Tanto esfuerzo perdido, tanta retorica, la politiquería y el capitalismo agreden a nuestro planeta, en esa cumbre presenciamos a muchos jefes de estados y ministro de muchos países con sus dobles discursos, Cuales fueron los resultados de la Cumbre, hay esperanza  de salvar nuestro hogar, el planeta tierra. Ninguno, solo el lucro, el aprovechamiento de sus riquezas naturales.   Ni los americanos, ni los chinos, los canadiense y la unión europea hablaron claros. Nadie quiere a nuestro planeta.

Sobre la economía verde

Bajo este título que puede parecer un intento de reconciliar la economía con la naturaleza se esconde el engaño más grande que ha diseñado por el capitalismo. El cambio climático tema sobre el que se ha tomado conciencia en todo el mundo, está siendo utilizado como un caballito de batalla para la producción de miedo globalizado. Ante la necesidad de actuar frente al panorama de desastre anunciado, aparece el capitalismo con una solución salvadora “la economía verde”. El capitalismo verde se asienta sobre un nuevo pacto colonial, que pretende extender el capitalismo en lo económico, social y lo ambiental, que asume a la naturaleza como un “capital” productor de bienes y servicios ambientales transables y con esta propuesta transferir la responsabilidad de la crisis climática a los países del Sur Se trata de privatizar los servicios que brinda hasta ahora la naturaleza en forma “gratuita”. La economía verde es un intento de ampliar el alcance del capital financiero y la integración en el mercado de todo lo que queda de la naturaleza poniéndole un “precio” a la biomasa, la biodiversidad y las funciones de los ecosistemas – como el almacenamiento de carbono, polinización de los cultivos, o el filtrado del agua – con el fin de integrar a estos “servicios” como unidades comercializables en el mercado financiero. Todo apunta a que en la Cumbre de Río +20 existirán fuertes presiones para despejar el camino a las empresas para legitimar sus prácticas de apropiación de los recursos naturales.( Fuente: www.trabajoyambiente.com.ar/)

La “economía verde”, al contrario de lo que pretende sugerir su nombre, es otra fase del proceso de acumulación capitalista. Nada en la “economía verde” cuestiona o sustituye la economía basada en el extractivismo y los combustibles fósiles, ni sus patrones de consumo y producción industrial, sino que extiende la economía explotadora de la gente y el ambiente a nuevos ámbitos, alimentando el mito de que es posible un crecimiento económico infinito.

El fallido modelo económico, ahora disfrazado de verde, pretende someter todos los ciclos vitales de la naturaleza a las reglas del mercado y al dominio de la tecnología, la privatización y mercantilización de la naturaleza y sus funciones, así como de los conocimientos tradicionales, aumentando los mercados financieros especulativos a través de mercados de carbono, de servicios ambientales, de compensaciones por biodiversidad y el mecanismo REDD+ (Reducción de emisiones por deforestación evitada y degradación de bosques). (Informe del Grupo de articulación internacional de la Cumbre de los Pueblos por Justicia Social y Ambiental)

Muy interesante lo plantado por Frei Betto, Teólogo brasileño y uno de los máximos exponentes de la Teología de la Liberación en su artículo titulado “Mercado de carbono, venta de servicios ambientales. Se vende la naturaleza”

“…En vísperas de Rio+20 es imprescindible denunciar la nueva ofensiva del capitalismo neoliberal: la mercantilización de la naturaleza. Ya existe el mercado de carbono, establecido por el Protocolo de Kyoto (1997), el cual determina que los países desarrollados, principales contaminadores, reduzcan sus emisiones de gases de efecto estufa en un 5.2 %.

Reducir el volumen de veneno vomitado por esos países a la atmósfera implica reducir las ganancias. Por eso se inventó el crédito del carbono. Una tonelada de dióxido de carbono (CO2) equivale a un crédito de carbono. El país rico o sus empresas, al sobrepasar el límite de contaminación permitida, compra el crédito del país pobre o de sus empresas que todavía no alcanzaron sus respectivos límites de emisión de CO2 y de este modo queda autorizado a emitir gases de efecto estufa. El valor de ese permiso debe ser inferior a la multa que el país rico pagaría, en el caso de que sobrepasara su límite de emisión de CO2.

Pero surge ahora una nueva propuesta: la venta de servicios ambientales.
Léase: apropiación y mercantilización de las selvas tropicales, bosques plantados (sembrados por el ser humano) y ecosistemas. Debido a la crisis financiera que afecta a los países desarrollados el capital anda buscando nuevas fuentes de lucro. Al capital industrial (producción) y al capital financiero (especulación) se le suma ahora el capital natural (apropiación de la naturaleza), conocido también como economía verde.

La diferencia de los servicios ambientales es que no son prestados por una persona o empresa, sino ofrecidos, gratuitamente, por la naturaleza: agua, alimentos, plantas medicinales, carbono (su absorción y almacenamiento), minerales, madera, etc. La propuesta es poner un basta a dicha gratuidad. En la lógica capitalista el valor de cambio de un bien está por encima de su valor de uso. Por lo cual los bienes naturales deben tener”… 

Conocer el estado de nuestro medio ambiente en constante evolución

1. Los cambios ambientales que han recorrido el planeta en los últimos 20 años se reseñan en un informe del PNUMA titulado Keeping Track of our Changing Environment:  from Rio to Rio+20 (1992–2012), que se publicó en octubre de 2011 como parte de GEO-5.  En ese informe se ofrece, a través de datos, gráficos e imágenes obtenidas por satélite, amplia información sobre cuestiones tan importantes como las siguientes:

a) Población:

i) La población del mundo ha llegado a los 7.000 millones, la población urbana ha crecido un 45% desde 1992 y, aún así, el número de habitantes de barrios marginales ha descendido del 46% en 1990 a una tercera parte en 2010 gracias a las mejoras en la vivienda y el saneamiento;

ii) El número de megaciudades, ciudades con una población superior a diez millones de habitantes, ha pasado de diez en 1992 a 21 en 2010 – un aumento del 110%;

iii) A nivel mundial, 1.400 millones de personas carecen de acceso a un suministro fiable de electricidad o una conexión a la red eléctrica;

b) Cambio climático:

i) Las emisiones globales de dióxido de carbono siguen creciendo como resultado del aumento de la utilización de combustibles fósiles, y el 80% provienen de tan solo 19 países;

ii) La cantidad de dióxido de carbono emitido por cada dólar del PIB se ha reducido un 23% desde 1992, lo que indica que se está produciendo una cierta desvinculación entre el crecimiento económico y la utilización de los recursos;

iii) Casi todos los glaciares de montaña de todo el mundo están retrocediendo y adelgazándose, lo que tiene graves efectos en el medio ambiente y el bienestar de las personas;

iv) La reducción de los glaciares no solo afecta al nivel del mar, sino que también amenaza el bienestar de cerca de una sexta parte de la población del mundo;

v) El nivel del mar ha venido creciendo a un promedio de 2,5 mm al año desde 1992;

c) Energía:

i) En el informe, en el que se hace un seguimiento de las tendencias en lo que se refiere a la energía desde 1992, se estima que la contribución de las energías renovables (incluida la derivada de la biomasa) a la producción mundial de energía alcanzó el 16% en 2010;

ii) Las energías solar y eólica supusieron tan solo el 0,3% de la producción de energía en todo el mundo.  Del reconocimiento cada vez más claro de la necesidad de adoptar soluciones energéticas con un bajo consumo de carbono y que conlleven un consumo eficiente de recursos da fe el incremento del 540% en la inversión en fuentes sostenibles de energía entre 2004 y 2010;

iii) Gracias al descenso del precio de las tecnologías y a la adopción de nuevas políticas, el crecimiento de la utilización del biodiesel como fuente energética renovable ha aumentado un 300.000%, el uso de la energía solar ha aumentado cerca del 30.000%, el de la energía eólica el 6.000% y el de los biocombustibles un 3.500%;

d) Eficiencia en el consumo de recursos: la utilización de recursos naturales en todo el mundo creció más del 40% entre 1992 y 2005.  En el informe se advierte de que, a menos que se adopten rápidamente medidas concertadas para poner coto al agotamiento de los recursos y desvincular el consumo de recursos del crecimiento económico, la actividad humana puede destruir el propio medio ambiente que sirve de base a las economías y mantiene la vida;

e) Bosques:

i) A pesar de la reforestación neta que puede observarse en Europa, América del Norte y Asia y el Pacífico, la continua pérdida de cobertura forestal en África y América Latina y el Caribe ha hecho que la superficie del mundo cubierta de bosques se haya reducido en 300 millones de hectáreas desde 1990;

ii) El aumento del 20% anual del número de bosques que reciben certificados por la utilización de prácticas forestales sostenibles demuestra que los consumidores están influyendo en la producción maderera.  Con todo, tan solo el 10% de los bosques del mundo son objeto de una gestión sostenible certificada;

iii) Un porcentaje creciente de los bosques del mundo son de nueva plantación, y la superficie de esos bosques equivale actualmente a la de la República Unida de Tanzanía;

f) Seguridad alimentaria y uso de la tierra:

i) La producción de alimentos ha crecido un 45% desde 1992.  Ese aumento del rendimiento depende en gran medida del uso de fertilizantes que, además de enriquecer el suelo y mejorar su fertilidad, tienen efectos negativos en el medio ambiente y causan problemas como la proliferación puntual de algas en aguas marinas e interiores;

ii) La superficie de tierra que se utiliza para los cultivos orgánicos crece a una tasa del 13% anual;

iii) El mundo alcanzará, o incluso superará, la meta establecida en los Objetivos de Desarrollo del Milenio en relación con el agua potable, lo que indica que en 2015, cerca del 90% de la población de las regiones en desarrollo tendrá acceso a un mejor abastecimiento de agua potable, en comparación con el 77% que contaba con ese servicio en 1990. 

2. En el informe se indica también que el establecimiento de metas en la esfera del medio ambiente funciona mejor cuando las cuestiones están bien definidas, como la eliminación gradual de la gasolina con plomo o de las sustancias destructoras del ozono.  En el Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, por ejemplo, se fijaron metas obligatorias para eliminar gradualmente las sustancias contaminantes que estaban dañando la capa de ozono que protege el planeta. 

3. Más del 90% de todas las sustancias destructoras del ozono contempladas en el tratado se eliminaron gradualmente entre 1992 y 2009.  De forma similar, tan solo un pequeño número de países utilizan todavía gasolina con plomo, e incluso esos países tienen previsto dejar de hacerlo en un plazo de uno o dos años.

4. Otros datos indican que el 13% de la superficie terrestre del planeta, el 7% de sus aguas costeras y el 1,4% de sus océanos están constituidos por zonas protegidas.  Crece la preocupación, sin embargo, por el hecho de que los océanos se están acidificando, al haber pasado su pH de 8,11 en 1992 a 8,06 en 2007.  Eso podría tener importantes consecuencias para los organismos marinos, ya que podría alterar la distribución de especies y perturbar las cadenas alimentarias marinas y suponer un deterioro para la pesca y el turismo.

jlrlinares@gmail.com

http://juanlinaresruiz.blogspot.com/



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3305 veces.



Juan Linares

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Juan Linares Ruiz

Juan Linares Ruiz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Calentamiento global - Cambio climático - Ambiente y Ecología



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a145403.htmlCd0NV CAC = Y co = US