¿El sueño de Abrams: el sueño de justos por pecadores?

Al interlocutor y defensor de Guaidó: se le enfrió el guarapo de guapeza y de soberbia de imponernos, lo que él pensó que, los indios venezolanos, le íbamos a rendir culto de adoración y, nos íbamos a ver en el espejo de su consolación de aceptarles a ellos, venir a limpiarse su trasero como patio trasero a lo colombiano sin un tirito y, eso que según Abrams: "Todas las opciones siguen sobre la mesa". O se le volaron a Trump y, las sigue buscando.

Si Abrams, tuviera, un quiste de vergüenza después de embarrarse de consideraciones por su presidente Guaidó para Venezuela, por lo menos no se presentaría en público a deshojar presagios mal concebidos y tan desabridos, que ya a nadie le abre el apetito, ni convence de sus extraños sueños de hacernos el país de la felicidad americana, recibiendo órdenes de esa cosa que tienen como presidente los yanquis que, cree que los demás países del mundo son su poceta, y además lo que toca se pone piche.

Salir de Maduro, pero no por elecciones -que ahora como que quieren ser demócratas preocupados de nuestro destino- sino por la voluntad del imperio, e imposición del impostor de Guaidó, un "demócrata" de sueños cohibidos que todavía Maduro lo sigue alimentando, que salió de la nada y le dio vida a una autoproclamación y, puso a varios gobiernos de países del mundo de rodillas por él y, de esa arrogancia vive. ¿Quién lo toca? Lo más posible: Venezuela dejaría de existir. Que hasta con eso nos han amenazado y, como dijo un sabio periodista venezolano, quien aflijido con su lira verbal, nos comparó con un tango cuesta abajo, que por esos individuos, don Quijote, no debería morir, nunca.

Pero, la preocupación y hasta las lamentaciones de Abrams, entre otras, es lo que nos da un halito de vida, para que el mundo siga preocupado por nuestro porvenir con Maduro en el poder y, como malagradecidos le sacamos el cuerpo a Guaido para dejar del vivir con "miles de millones de dólares" que están flotanto en los ojos del imperio y, la terquedad nuestra que le da rabia ciega a Abrams, por no derrocar a Maduro, para bañarnos sin él de suntuosos beneficios -no aprendemos a amarnos y a vivir de la riqueza de ellos- y todo por no hacer el cambio de gobierno como ellos quieren.

Y los más molestos de todo esto, deben ser los sectores, agricolas e industriales, que moverían, miles de millones de dólares que a más de uno de esos empresarios, los ampara la razón de estar reacios a Madaruro con tantos dólars por el medio -Maduro, insconsciente- salgamos de esta peladera y, así vivimos en paz con Dios y con el diablo y venga nuestra felicidad. Ese Adams es un genio, por eso pasó por Harvard y, nosotros atrangatados de problemas y, ellos con nuestros dólares gozando, y nostros sufriendo, quién entiende a los venezolanos.

Y, otra vaina en que Adams, tiene razón, es que, con Maduro no hay vida, lo contrario con el autoproclamado como presidente encargado de una Venezuela futura donde "la libertad reine". Dios ilumine a los gringos, y la iglesia católica tiene que rezar todos los días por la bondad y voluntad de los gringos de hacernos un gran país a su esplendor. ¿Verdad que eso molesta con nuestra felicidad tan cercuita y fácil, y nosotros perdiendo el tiempo, que ingratos somos, parecemos judíos? ¡Ah, Adams, quién, nos entiende? ¡Perdónalos Señor, por no saber lo que hacen!

Imaginen venezolanos, lo que Adams, nos hace merecedores, si quisiera. "Imaginen una Venezuela donde no hay apagones, y agua limpia sale del grifo" y además, "imaginar" las mejoras a la economía venezolana que vendrían con la salida de Maduro. O, estamos locos, o seguimos imaginando. Pero patio trasero, ni de vainas, así nos bañenos con barro que, las tinieblas de ellos no serán nuestra luz. Pero, el muy degenerado después de ponernos a imaginar como unos mismos pendejos, de pronto soltó: "No será un proyecto fácil o rápido, pero sí, es posible", aseguró el gran carajo. Y, nosotros, claro que es posible, pero cuando las gallinitas venezolanas, pongan huevos de oro.

Han de creer que tenemos chavistas infiltrados hasta en el infierno yanqui que, una de ellas, en pleno acto, le gritó: "criminal de guerra", enseñando una pancarta, que decía: "No al golpe en Venezuela", y un olorcito nauseabundo, salió de alguna parte que, Adams, con ojos inyectados de odio y sonrisa perdida y, la frente más corrugada que su cara pensó, y no lo dijo: ¡chavista de mierda, muérete! Y el cielo de su memoria se le nubló, primero de, amarillo, al instante de azul y, finalmente de rojo que, termino de desfigurarle su perversa imaginación cuando, de su halitosis boca brotaron, una tras una, ocho estrellas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1720 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a278221.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO