¿Trump y su grupo de resguardo más locos no pueden estar?

Qué manía tan inconsecuente creerse dueño del mundo que, todo lo que digan tiene que ser oído, y así, se llevan por delante todo lo que le parezca a cómo sea. No hay nada que los aparte de ese camino que han tomado de desacreditar y de imponer sanciones a troche y moche a quien les dé las ganas, es decir, chiunque voglia, oyéndose ellos mismos con un cinismo que perdieron toda la ecuanimidad del respeto internacional de la voluntad de otros pueblos que no quieren ser su patio trasero, ni quieren perder la dignidad de ser libres e independientes de su yugo que, no se escapan ni rusos ni chinos, porque a Cuba ya no encuentran como isla flotando en el Caribe cómo hundirla que más de una vez lo habrán pensado que, desaparecerla de la faz de la tierra no han querido, sino que están gozando poniendo a sufrir más al pueblo cubano con medidas económicas coercitivas, de lesa humanidad y, hay un ensarte de naciones que como sin voz ni voto ni vergüenza alguna se hacen los locos y, se entregaron a la maldición incondicional de los gringos que América es de ellos.

No dejan lo que no dicen de Venezuela, de Cuba, de China, de Rusia y, no se sabe de dónde heredaron ese privilegio natural de ser los amos de la tierra y las voces que se levantan en el mundo tratan de acallarlas, ya no con el garrote ni con golpes de estado, sino con amenazas con su juego psicológico perverso, dañando instalaciones eléctricas y penetrando con su corrupción y desmanes insólitos, además lo de moda, la toma de medidas económicas por tener el dólar como el gran sometedor que impusieron a los pueblos del mundo como moneda mundial.

Los gringos han jugado y siguen jugando con la paciencia del mundo cómo si ellos no tuvieran nada que perder sino todas las de ganar que, a veces vemos a una China como a una Rusia sumisas, rezagadas sin enfretarlos en todos los terrenos a ver qué va a suceder con la ONU que, la tienen como si fuera su redil de someter naciones que, hasta Mike Pence, como vicepresidente es de los que cree como lo hizo saber presente en su seno que, allí deben permanecer por estar en Nueva York, solamente los que les son leales a los EEUU o, que sigan sus imposiciones, tal como tienen a Europa central.

Y en esta Semana Santa Trump que no encuentra quien lo apoye para invadir y arrasar al pueblo venezolano para dejarnos de ejemplo en torno a su gobierno a Guaidó y parte de la oposición que lo acompaña, para que sin resistencia alguna puedan llevarse a su libre albedrío la potencialidad de riquezas que poseemos, incluido el petróleo, por lo que se comunicó con el papá por teléfono y decirle: -¿cómo está usted mi santísimo padre y cómo está usted con Guaidó mi pupilo?, yo bien, le respondió su santidad y, con Maduro como dictador, quiso saber Trump, a lo que el papá, le respondió: bien. Cómo que bien si tiene arruinada a Venezuela y no quiere dejar el poder por nosotros, ¿qué cree?: yo, no me meto en eso, ¿cómo que no se mete?, si Dios está con los EEUU. Pero yo a cambio estoy -además con Dios- con la justicia de los pueblos y por su libertad de escoger a sus gobernantes sin injerencia ninguna, pero recuerde usted que nosotros le pasamos una abundante ayuda, por lo que el papá -le contestó: de todo el mundo recibimos limosna, pero sólo eso, discrepamos del autoritarismo del mundo, nuestra conciencia como latinos no se vende y hemos visto muchas dictaduras apoyadas por los gobiernos de ustedes que en mi país las hubo, ¿y qué es lo que no se vende en este mundo, papa? Si el dólar compra todo, recuerda hijo mío -le dijo- el papa: -tu mundo no es mi mundo, tú eres rico de malacostumbres como magnate acostumbrado a envilecer la condición humano a fuerza de mentiras y chantajes y sobredosis de ofertas engañosas, menosprecias la justicia divina y castigas con tu poder pasajero al mundo de más necesidades en vez de ayudarlo a afrontar sus necesidades más inmediatas, amando a todo el que sufre, así como te encanta despreciar la voluntad de los débiles sin moral ninguna y como castigo a tu perversidad de pervertir el mundo, te impongo que te arrodilles a la misericordia de Dios y a la bondad de los pueblos del mundo para que seas digno de respeto y consideración que tu país acapara un submundo de depredadores, de ladrones y asesinos, ¿acaso no te acuerdas de Luis Posada Carriles y de tantos otros que pululan en Miami como en otras ciudades? Y, cerró.

Trump de inmediato llamó a Jhon Bulton que con su cara de exterminador se le presentó y le preguntó: podemos excomulgar al papa. ¿Al papa no? Pero al Vaticano sí. Entonces comienza desde ya, le encomendó y, si puedes asfixiar al papa hazlo, con lo que tengas a la mano, no importa que la tengas sucia como tu conciencia y, dile a Pompeo que si puede dejar sin luz a Roma que lo haga, que para eso somos imperio y, no los Romanos.

Que buena vaina con las llamadas equivocadas, pero ésta entró ligada y no del cielo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1042 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a278014.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO