Querida ONU

Nos hemos enterado y no por casualidad, que te has convertido en una especie de cloaca en donde debaten la suerte de pueblos y de países, algunos vejados y humillados hasta el límite peor de la dignidad humana; que eres taimada e hipócrita, y discutes socarronamente para ocultar ante el mundo entero, los genocidios y la preparación de las masacres en contra de los pueblos, como la que pretendes hacer en Siria y anteriormente en Libia, y algo más triste e importante: la magnitud y secuencia de las crisis que actualmente cabalga todo el mundo, siendo el motor desencadenante de la guerra venidera.

Como es tu costumbre, preparar y ejecutar maniobras arteras para luego presentar hechos cumplidos, para vestirse luego de victimas sacrificadas que se defienden de un enemigo inventado y criado por ellos mismos, por lo que entendemos sigues en las mismas conspiraciones que desde el día en que naciste.

Siempre has sido una especie de burdel donde todo se negocia y trata, y las conspiraciones más turbias se mueven contra la humanidad, y siempre ocurre esa maniobra sucia que busca la ventaja y sorpresa contra quienes son considerados tus enemigos.

En ese prostíbulo que eres, guiada por hilos de marionetas al cual mas abyecto, todos hacen profesión de fe en como ser el mejor vendido y quien más vendido es, el que obtiene dinero con la peor condición parásita.

¿Qué se puede esperar de ti querida, de un lugar siniestro y peligroso como la ONU? Solo lo que ayude a lo peor para las naciones, vestido con las excusas formales porque ya no se guardan ni las normas, sino van al delito sin ambages y sin respeto al menor escrúpulo, tanta falacia, hipocresía y maldad no tienen parangón en la historia de la humanidad.

Como buena prostituta, te brindas al mejor postor, en tu complacencia se tejen calumnias, intrigas, chismes, aquelarres, para aparentar en medio de reuniones de caras largas y circunspectas, mientras vas contando las bombas que ya tienes planeadas caerán en este o aquel pueblo que se oponga a tus intereses; tus amantes y fieles representantes, celebran con champaña las masacres y caídas de países y pueblos enteros mientras ríen, ríen a mandíbula batiente, olvidando aquellos de que “el que ríe al ultimo ríe mejor”.

Y no dudes darling, que tendrás tu fin de fiesta merecido, digno y proporcional a tus actos y atributos, ¡salud! Brindaremos en tu entierro. EF.

Confiamos en el Líder.

anazaicon@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1362 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor