Un tsunami cargado de maldiciones recorre las entrañas políticas de Obama

¡Pobre hombre! No pega una y ha demostrado en el correr del tiempo de su mandato como presidente imperial se ha transformado en un absurdo de dimensiones impredecibles que, tiene al mundo bamboleándose de disparates en secuencia que constriñe con las razones de su inteligencia a sus enemigos como opresor.

¡Pobre hombre! Empresa que inicia, empresa que fracasa lanzándola al abismo de la desesperación que no deja espacio que no mutile con sus ideas guerreristas y, con premura revienta vidas que en nada le deben nada, mutilándolas con los disparates que salen de las guaridas que lo resguardan, enterrando la esperanza de pueblos que han despertado y no quieren ser sometidos por el bastón de la guerra que en ráfagas injerencistas que impone con sus políticas medioevales que manosea en sus furias despiertas.

¡Pobre hombre! Que despierta al planeta tierra con sus inquietudes terroristas cuando se lanza a enterrar con sus hazañas de vampiro sanguinario: la ilusión a que tienen derecho miles de ciudadanos del mundo, para que vivan en paz y les condena con su sentencia unilateral a que mueran por su cobardía de cerrarle el paso al aire de los pueblos y, cuando no se disfraza de cordero judío, se va de paseo con su familia a regiones de Latinoamérica a ofrecer el pan y el vino que se lo comerá el tiempo de su desmemoria y luego brindará con la sangre de sus cadáveres que ya son muchos.

¡Pobre hombre! Que quiere desaparecer a Cuba a como dé lugar y, no lo ha hecho a su antojo, porque Guantánamo le cierra el paso como cárcel que abarca la ignominia de la sin razón y, unos testículos encerrados en la fortaleza de una Isla que se caga en su conciencia negra con sus ideas francas que se trasladan a los cinco continentes a fraternizar con vientos de paz, llevando esperanzas y cooperación médica, cultural y social que fortifica y emociona la dinastía de un pueblo en armas de amistad que jamás, se le arrodillará ni que –Obama y sus consejeros- les pelen el trasero de su atracción económica ni que le canten El Ángelus sofocado de emoción con el coro de Sarkozy, Cameron y Zapatero en posición ritual de penas aliadas.

¡Pobre hombre! Tiene el cinismo de criticar al presidente comandante Chávez de que tiene todas las instituciones políticas de Venezuela bajo la sombra de su poder y, él en cambio no se da cuenta que ha hecho de los Organismos Mundiales e Internacionales un saco de gatos mansos –ONU, OEA, Bancos Mundiales, Corte Internacional, OTAN y otras instituciones que se van por la trasborda de la paciencia-, y con toda inmoralidad de menoscabo a Chávez lo tildan de dictador y su mandato democrático de régimen atroz y, en desprecio y agotamiento de su misión de velar por la seguridad médico asistencial, social-política y económica sin apartarse de sus obligaciones de atención permanente por el resguardo de la paz del pueblo, siembran de dólares a ONGs, estudiantes, periodistas y dirigentes políticos apátridas para desarrollar inquietudes que vayan en la dirección perversa del caos en una fase que desdiga de los buenas intenciones de desarrollo y participación del pueblo en su beneficio y, no esconden su propósito con la bien ordenada interfaz de actuar cuando les venga en ganas: una vez lograda la componenda de la información en la acumulación de mentiras que la canalla de su núcleo transfiere diariamente en sus medios y, así la Comunidad Internacional se avienta de falsos rumores que contradicen la realidad de la revolución venezolana.

¡Pobre hombre! Algún día va a recoger un río de tempestades después de regar de tormentas de la insanciabilidad el poder mundial de no darle paz a los habitantes de la tierra en pretender robarse con el menor esfuerzo posible lo que la naturaleza le regaló a los pueblos que hoy en día tienen y su desesperación es tal que ya no sabe qué hacer y el círculo de la amistad se le cierra más a los EEUU.

¡Pobre hombre! Ese es Obama como una maldición que nos viene desde África envuelto en un tsunami de odio.


estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1315 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a120269.htmlCd0NV CAC = Y co = US