Trump/Clinton, la misma moneda del Apartheid

…para nosotros el oeste salvaje comenzó el día en que los animales de la selva, huyeron de la presencia del hombre blanco..(testimonio indio del norte, traducido por Luis Alberto Crespo para la revista Uno y Múltiple del poeta Efraín Hurtado)

Un personaje recientemente entrevistado por Walter Martínez, candidato a las próximas elecciones presidenciales de México, definió al "Premio Nobel de la paz" Barack Obama como "el negro más blanco que él haya conocido" ..Y es correcto. Sin embargo, invisibilizó completamente en todo su recorrido por la realidad mexicana actual a los pueblos y culturas originarias, lo que lo convierte-de hecho y de derecho- en el indio más blanco que jamás hemos visto en la pantalla. Pero no es un caso particular sino un reflejo de la actual clase política e intelectual dominante de México, país muy permeado por la ideología de "la raza cósmica" de Vasconcelos, de corte nazi-fascista. Contrario al pensamiento bolivariano del Congreso de Panamá(1826)… anteponiendo luego, un latinocentrismo tecno-burocrático, bajo un falso rótulo anti-imperialista, pero de fondo anti-indígena radical. Sin duda, hay un apartheid "criollo" desde México hasta Tierra del Fuego, pasando por el Caribe. Este apartheid criollo ha sido reconocido por el Alcalde Francisco Garcés en el editorial del número especial del semanario Somos Guaicaipuro, dedicado al Cacique. Eva Golinger en fecha reciente también denunció por Telesur la total invisibilización de los pueblos indígenas en los Estados Unidos. La naturaleza del escorpión es su "antinativismo". Se les llama "naturales" para decir "que no tienen cultura". Sin embargo, el Padre de los modelos de apartheid del llamado mundo moderno es el apartheid anglonorteamericano (USA-Canadá) y del cual México, su casta dominante, quiere ser parte a juro. Será que México es "Norteamérica"(¿?), más que carne y espíritu de nosotros mismos?. Y al Sur, el Adelantado Sarmiento. Pasando por el Estado de Israel, de fabricación imperio británico (1948).

Vayamos a la propia naturaleza imperialista del escorpión norteño y su forma de apartheid como pueblo europeo transplantado, hijo de los peregrinos del Mayflower y de la conquista del oeste, pueblo víctima hoy de sus propias minorías económicas excluyentes y de la confluencia del capitalismo financiero global que está acabando con el planeta. Ya lo había advertido desde su propio indio interno, el poeta Walt Whitman: la idea de imperio es una traición al propio proyecto de nación. Ocurre que este despoblamiento inicial –como lo vio Darcy Ribeiro- se presenta como espejo modelo de "la civilización" humana: pueblo europeo transplantado.

De modo que Clinton y Trump son caras distintas de la misma moneda del apartheid y de la guerra, pasando por todo el entramado de Obama y sus antecesores eco-etnogenocidas. ¿Qué tienen variantes? Claro. Una moneda tiene cara y sello, dos dibujos distintos del mismo cuerpo. ¿Qué debemos atender sus diferencias? Claro. Si no, equivocamos el análisis político meticuloso para trazar nuestra propia estrategia en cada coyuntura. Y sobre todo, nuestra táctica, en función de evitar la III Guerra Mundial y nuestra paz como países y continente (acaso ¿no diferenciamos entre Santos y Uribe, a pesar de ser hijos del mismo escorpión?). Sin olvidar la naturaleza del escorpión, escudriñemos la diplomacia de los pueblos, no sólo de los Estados. ¡Inventamos o erramos!

Veamos a los titiriteros Trump/Clinton en su campaña, ambos misóginos, patriarcales, homófobos, etnistas, racistas-clasistas. La Clinton es exógena, ve hacia afuera y grita:¡hay que seguir la justa-guerra y la expansión! Continuar con Obama, Premio Nobel y sus antecesores. Trump en cambio, ve hacia adentro. Veamos, dice, nos estamos hundiendo en nuestro propio excremento. Tenemos que recogernos y expulsar la inmigración que no sirve y la cual tiene configuración racial-étnica-y de clase, vale decir, de casta, en el apartheid lingüístico, cultural y por supuesto, económico, social y educativo. Pero ocurre que Obama, en silencio, venía haciendo ese trabajo, de purga. ¿50 millones de hispanohablantes?¿Qué? Ese no era el proyecto original de los Padres Fundadores. Nos estamos convirtiendo en otro México, mientras México es de nosotros una muy mala caricatura. Entonces, tranquemos el paso. Hagamos el muro como la gran obra monumental de la civilización occidental contemporánea: ¡Hasta cuando indios!¿Y es que no les basta los negros que ya tenemos en el buche? Sin ellos, nosotros, la gente: el norteamericano común, el descendiente de ingleses, de alemanes, noruegos y escandinavos, nacionalidades y castas de primera, podemos vivir mucho mejor. Esta es mi promesa electoral, dice Trump. Vamos a recogernos. Tenemos ya demasiadas bases militares en el mundo, hay que llegar a una coexistencia con Rusia, China, Irán. Negociemos esto con Israel y saquémoslos por ahora de la lista de nuevas víctimas del ku-klux-klan. Entonces, vamos a rearmarnos hacia adentro y mejoremos nuestro nivel de vida que se ha deteriorado. Saquemos la escoria. La xenofobia como plato del día. El odio al inmigrante, el Mediterráneo ensangrentado. ¿Pero no somos un país de inmigrantes? Sí. Pero de europeos del Norte, no de latinos, portugueses, españoles, italianos, franceses, ni de africanos y asiáticos. El indio a sus reservaciones. El negro vino como bestia de carga. Los amarillos degeneran la raza. ¡Civilizar es poblar de nuevo!

La Clinton, no desconoce todo eso. Pero la basura que tenemos adentro la quemamos con nuestros ejércitos de mercenarios. ¡Mayameros –aquellos, los serviles, los más pitiyanqui- pa` la paila caliente de pelar cerdos! Pero ¿no te das cuenta que Obama lo venía haciendo muy bien? Además Colombia será otro brazo nuestro en la Europa "civilizada". Va para la OTAN. Controlar a Colombia para controlar Venezuela…que tiene las más grandes reservas de petróleo del mundo y 15 de los 17 elementos que necesitamos…las transnacionales. ¡OTANbolsa! ¿Para qué sirven esos "Nobel de La Paz", hechuras coyunturales de las nuevas patrañas de los imperios occidentales?. Colombia, hermana, hija de Túpac Amaru, de Bolívar, de Nariño y de Petión, de Gaitán, de Marulanda y del padre Camilo Torres: ¿60 años de guerra no bastan? ¿El gesto gandhiano FARC-ELN no basta?. El llamado a la paz sin exclusión de los pueblos originarios, víctimas de la guerra ¿no basta? La única esperanza serán los pueblos movilizados…incluso el pueblo norteamericano. ¡Todos contra la guerra y la destrucción del planeta! Whitman, hermano, despierta ahora en el Canto a Mí Mismo. Saca a tu pueblo y al mundo del idiotismo digital… En memoria de Chávez y Fidel, Gandhi, Mandela y ahora con el llamado quemante del actual Papa Francisco. Feliz Año. Tierra de Guaicaipuro 31 de dic. 2016

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1186 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: