Crítica ácida

Agobio ignorancia e ingratitud véalos en este espejo

La guerra psicológica y de toda índole que hemos sufrido en Venezuela por intentar abandonar el dominio bestial percibido durante gobiernos demócrata representativos, adulantes, disimuladores, taimados y falsos defensores de la mal catalogada democracia representativa, es en este Siglo XXI de profundos cambios un claro anuncio de la expulsión que viene a pasos agigantados en la explotación del hombre por el hombre, con la cual nos esquilmaron hasta 1999 presidentes desquiciados y codiciosos.

En la TV da grima ver entrevistadores exitosos y simpáticos apelar a las explicaciones de propaganda petulante de la era venezolana adecopeyana. Un economista petrolero es invitado con frecuencia a un programa matutino excelente docente al que parecen advertirle hable con cuidado o no lo invitamos más, hizo varias advertencias en sus respuestas al moderaador afirmando "te doy la razón en parte sobre lo que dices…", el entrevistado parece cuidarse de no ofender al entrevistador. Y esos melosos periodistas y locutores de las estrategias demócrata cristianas y social demócratas, son trapecistas verbales y gestuales, a veces presumidos y autosuficientes.

La ligereza de sus requerimientos alimentada con frases entreguistas de la pasada y mundialmente fracasada "democracia bipartidista", los retrata en la pantalla hablando maravillas de la era adecopeyana en relación al petróleo, anclas comunicadores no ocultan cierta altivez para enjundiar la política "antes de 1999", sin reportar ni un ápice del por qué nos atacan ahora en forma despiadada, a pesar de haber obtenido en 22 años más logros sociales a todas y todos, gracias a la distribución de la riqueza petrolera, que el manejo realizado a la misma entre 1959 y 1999.

Con el caso de la gasolina persa, hay quienes sin temor al ridículo preguntan si esa nafta… (así dijo una entrevistadora de la TV privada), sirve al motor de los automóviles que circulan en Venezuela. Los presentadores repiten preguntas dudosas con irónica irracionalidad de quien copia al que ignora en sus interrogantes, o únicamente le agrada hablar mal del gobierno y despotricar del chavismo.

El economista petrolero Profesor Wladimir Adrianza a quien he visto en programas de VTV defendiendo la política petrolera en lo que cabe, y hacerle críticas razonables al "team Maduro" en materia energética, en los canales privados se priva de ser chavista pero les deja respuestas lapidarias a los moderadores del hala mecatismo cuarto republicano.

Ante el argumento de negarlo todo en el tema de la gasolina aseverando que PDVSA fue empresa de orgullo internacional y llevamos "20 años destruyéndola", Adrianza contestó que "a la República islámica de Irán le ha costado 40 años recuperarse de la maldad y bloqueo de EE UU y sus medidas para acabar con la nación persa". Enseguida el moderador disimulócrata le indicó "Profesor, le quedan dos minutos". Programas donde los entrevistadores dan largas opiniones opositoras procurando encajonar a sus entrevistados, reflejan un panorama de sus conocimientos propagandísticos cuarto republicanos a ultranza, y de los que abusan en faltas de respeto a su audiencia.

A moderadores y entrevistadores ellas y ellos, recomendación desde la tercera edad, oigan a Noam Chinsky respetado estadounidense de 91 años, busquen su biografía léanlo y entiendan por qué asegura que hoy en los USA hay peores intenciones salvajes que nunca. "Esta es una sociedad privatizada, dominada por el control privado y EEUU no tiene un sistema de salud universal". Le agrego con humildad venezolana a usted opositor, ¿le parece bien marcharse a EE UU?, allá lo esperan para sufrir o morir con el Covid19, si así lo prefiere, la mayoría acá le decimos go out, manos fuera de Venezuela y un respetuoso saludo al pueblo gringo no colonialista.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 671 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: