Luis Britto y “Ley Terminator” ¿Qué manos están detrás de eso? ¿Las mismas del tajalí?

Lo relativo al tajalí y otras especies que parecen van recibir el mismo trato, como chucho, raya y bagre, por ahora, que se le otorga a los chinos la facultad e comprarlo todo poniendo precios impagables por el público consumidor, para controlar la cadena, lo que he denunciado en algunos artículos, me puso a pensar de nuevo en lo que Luis Britto García llamó la "Ley Terminator" o de Inversiones Extranjeras aprobada justamente como el mismo dijo "el día de los inocentes", el 28 de diciembre y como aprovechando lo distraído que nos volvemos en fechas como esa, pese a todo lo que nos ha caído encima.

En efecto, los chinos tienen licencia, lo que según viola ciertas normas, para comprar aquellas especies que un amigo llama "mata hambre", por lo abundante y de bajo precio que siempre habían tenido, para llevárselas a su país, donde al parecer son muy apetecidas; práctica que contribuye a intensificar más el hambre y la miseria venezolana.

Y la "Ley Terminator", aprobada por la ANC, supuestamente nacionalista y antiimperialista, según Luis Britto a quien cito, sanciona lo siguiente:

Art. 6.- Las inversiones extranjeras quedarán sujetas a la jurisdicción de los tribunales de la República Bolivariana de Venezuela, de conformidad con lo dispuesto en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las leyes venezolanas. Siempre que se hayan agotado los recursos judiciales internos y se haya pactado previamente, la República Bolivariana de Venezuela podrá participar y hacer uso de otros mecanismos de solución de controversias construidos en el marco de la integración de América Latina y el Caribe, así como en el marco de otros esquemas de integración".

Luis Britto considera ese artículo, por cierto como de redacción de muy mal gusto, contrario al interés al interés nacional, tanto como ceder en la soberanía y permite que instancias internacionales, amparadas en lo de "como en el marco de otros esquemas de integración", adquieran competencia para resolver querellas en las que esté envuelto el interés nacional. Es decir, dicha Ley termina por ratificar lo mismo que venía sucediendo antes, que permite al capital internacional, valiéndose argucias, trasladar controversias judiciales cuando "se hayan agotado los recursos internos", a instancias foráneas con las consabidas consecuencias. Nos recuerda el conocido escritor como Bolívar y Chávez os retiraron de esas instancias por lesivas al interés de Venezuela.

Para contribuir con el lector y por la pertinencia y autoridad del juicio de Luis Britto García, colocamos el enlace que nos lleva a ese texto:

http://deeligiodamas.blogspot.com/2018/01/luis-britto-garcia-resucito-la-ley.html

Por los antecedentes de ese debate y la tradicional posición al respecto del nacionalismo venezolano, antiimperialismo, empezando por la izquierda toda, quienes ahora gobiernan inclusive, que la ANC haya aprobado ese texto y por UNANIMIDAD, es decir no hubo una voz discrepante, a uno le prenden todas las luces. Eso pareciera confirmar la idea o visión que venimos formándonos, según la cual, entre alguna gente se ha incubado la idea de "un imperialismo malo y uno bueno".

Aquel imperialismo que se asocia a un país, el mismo que desde su formación nos expolia, es el malo y contra él en particular, esa gente se forjó la idea de una "Ley de Inversiones Extranjeras", como la quiso Bolívar y Chávez. El imperialismo, aquel de la elevada acumulación y necesidad de exportarlo para beneficio de las metrópolis y los propietarios del mismo, es un fenómeno que tal como es, independientemente de las naciones, es en fin de cuentas el mismo, sobre todo para los llamados países de la periferia como el nuestro. El capital y el imperialismo tienen la misma conducta y esencia. Por eso, es inapropiado pueda haber uno bueno y otro malo. En el momento preciso de venir por sus intereses y ganancias, sin importar el país de procedencia, el capital obrará de la misma manera.

La fase imperialista del capitalismo deriva una misma conducta sin importar el país de origen. Claro, podría haber variantes, actitudes más moderadas derivadas de la misma competencia entre las potencias, pero siempre habrá en cada inversionista o propietario del capital la misma aspiración.

Por eso mismo, tanto como lo de llevarse ahora el tajalí a un costo insignificante para quienes tienen abundante capital y en el futuro otras especies, con la anuencia del gobierno, sin medir las graves consecuencias que eso comporta para una gran cantidad de venezolanos, sobre todo los humildes y más ahora cuando estamos en medio de una borrasca, podría el "imperialismo bueno" haber intercedido para que se "resucitase", como dijo Luis Britto García esa "Ley Terminador"

¿Por qué entonces ese cambio de apreciación y actitud? ¿Será por lo que presumimos?

Sería interesante que gente como Luis Britto, con tan buenos contactos y recursos para informarse, explicara los verdaderos motivos. Porque, no creo, que esa particular posición contra el "imperialismo yanqui", ya ortodoxa y de vieja data de muchos de quienes forman el gobierno, sirva para explicarnos el carácter de esa ley, tanto como la prontitud y forma de aprobación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1717 veces.



Eligio Damas


Visite el perfil de Eligio Damas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eligio Damas

Eligio Damas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US Y ab = '0' /economia/a258031.htmlCd0NV CAC = Y co = US