Para sus mentiras, tenemos nuestras verdades

Nos dice Héctor Juan Pérez Martínez en una de sus interpretaciones musicales que:

“QUIEN DICE UNA MENTIRA DICE DOS, Y DICE CIEN SE INVENTA MIL DICE UN MILLÓN. EL SER QUE YA NACIÓ PARA ENGAÑAR, TE ENGAÑA A TI, ME ENGAÑA A MÍ”

Y basados en esta premisa y tratando de pescar en río revuelto, pareciera que andarán los representantes y lacayos del imperio norteamericanos en Venezuela, y están tan embelesados en su proyecto y pretensión, que se han venido olvidando de pequeñísimo detalle; que están actuando ínfimamente solos, es decir, los grandísimos HIDEPU malparidos lacayos coprófagos en Venezuela del, mucho más que HIDEPU, requeté malparido IMPERIO norteamericano, para sus obstinadas pretensiones no se han dignado a tomar en cuenta, AL GRANDIOSO, VELIENTE Y GLORIOSO BRAVO PUEBLO DE VENEZUELA.

Nuestro comandante en jefe, máximo y único líder en este proceso político de cambios profundos y mesías de nuestros tiempos HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, en aras de sus atribuciones que le confiere el PUEBLO DE VENEZUELA, por medio de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y, en la visión humanista que tiene; pensado que, para tratar de conservar la ESPECIE HUMANA ha venido tomando algunas decisiones que…desde mi punto de vista, han sido muy modestas, tomando en cuenta que; muy posiblemente estemos más cercanos a una guerra hídrica de lo que pensamos…nos ayude a sobre llevar la carga tan pesada que nos tocara sobre llevar en los próximos tiempo, ha tomado la resolución de un modesto racionamiento de la energía eléctrica, para evitar un colapso energético; pero como estamos en un tiempo de un proceso electoral, entonces los señores de la oposición política en nuestra ¡PATRIA! Andan inventándose cualquier cantidad de MENTIRAS.

Veamos; como trato de decirles esto a esos seres extraños extra galácticos de Venezuela sin que se me salga una mala palabra, prometo que trataré en lo humanamente evitar las malas palabras en este escrito y si he dicho alguna la retiro, “voto tierrita y no juego más”, “borrón y cuenta nueva”.

Apreciados y queridos coterráneos oligarcas criollos y muy excelentísimos primogénitos concebidos en tiempos no normales o antes del tiempo señalado por la naturaleza, representantes del imperio norteamericano.

Nosotros, los abajo firmantes (Que somos como muchos) tenemos el agrado de dirigirnos muy respetuosamente a sus personas, pero, sin el servilismo de otrora y sin la sumisión de antaño, para expresarles nuestras más enérgica protesta, debido a que, por más de quinientos (500) años y en pleno siglo XXI, se nos pretenda imponer de manera y forma arbitraria un régimen político en el cual nosotros los venezolanos no hemos sido convocados para pedir nuestra opinión; motivo por el cual, no vemos en la necesidad, de recurrir a nuestro pasado histórico y hacer de su conocimiento que; si de buscar se trata, tenemos las más firme intención de rebuscar en el pasado y, reencarnar en estos tiempo, pero con mucha más contundencia, nuestros momentos de glorias, cuando nuestros antes pasados, en su afán por emancipar nuestra ¡PATRIA! Sacaron desde lo más profundo de sus almas la casta de nuestros bravos guerreros.

Si bien es cierto que los venezolanos de nuestros tiempos, por mandato constitucional, estamos atados a tratar de vivir en plena y santa paz, y habernos declarados labradores y cultivadores de esa semilla, no es menos cierto que; nuestras estrofas en nuestro himno nacional nos dicen que:

“…Gritemos con brío: Muera la opresión Compatriotas fieles, la fuerza es la unión; y desde el Empíreo el Supremo Autor, un sublime aliento al pueblo infundió…”

Y un poco más tarde, pero con las mismas características de nuestro glorioso himno nacional; el himno de nuestro glorioso ejército les advierte lo siguiente:

“…Y si el brazo extranjero se atreve a infamar de este suelo el honor antes muerte mil veces nos llegue que rendirnos al torpe invasor, pues de todas las patrias que el cielo diera al hombre en morada de amor, es la nuestra el más hondo desvelo en el sueño de un mundo mejor” (…) “Adelante marchemos, valientes al combate y al rudo fragor por la patria muy altas las frentes despleguemos pujanza y valor”.

En pocas y muy sentidas palabras señores oligarcas venezolanos y muy señores AMERICANITOS, por mas MENTIRAS que traten de crearnos, para desacreditar y vilipendiar a nuestro presiente HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS, debo decirles que, los cuentos que nosotros los venezolanos no conocemos, son los cuentos que nosotros no hemos contado, porque el resto LOS SABEMOS TODOS, y de lo tanto que sabemos, hemos convertido una utopía, en una más que segura verdad, y es que:

O tenemos la patria que queremos y nos merecemos o morimos todos en nuestro intento, porque en esta güebonada, nadie se rinde.

¡Vengan YANQUIS! Que tenemos CHÁVEZ por coñazo y para rato, para maniobrarlos.

¡Ah! Por cierto para quien no lo sepa, el señor Héctor Juan Pérez Martínez, es ese que nosotros conocemos con el apodo de Héctor Lavoe.


CHAVEZ, es el camino

CHAVEZ, es la razón

Sin CHAVEZ, no habrá ¡Patria! Ni Revolución!


cabacote@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5607 veces.



Jesús Chúa Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad



Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición