Cómo sobrevivir la Tercera Guerra Mundial

Tácticas y técnicas de sobrevivencia – Control del tiempo

NOTA PRELIMINAR (CHOMSKY y PERRY)

Hoy está confirmada la muy real probabilidad de que nos viene encima la Tercera Guerra Mundial.

Esta confirmación viene de las bocas de algunos de los más importantes y reconocidos expertos en la materia a nivel mundial.

Estoy seguro que ellos, como yo, ya lo sabían hace 4 o 5 años atrás cuando lo advertí (ver abajo), pero a raíz del hecho de ser considerados expertos con mucha influencia a nivel mundial, me imagino que tuvieron que esperar antes de abrir sus bocas, mientras que yo, no siendo considerado ningún experto en nada, y teniendo una boca inmensa, podía decirlo sin correr el riesgo de "perder mi reputación."

Ver (Heck, noviembre 2012), "Estamos viendo el comienzo de la tercera guerra mundial," Aporrea: https://m.aporrea.org/internacionales/a154752.html

Los dos expertos que ahora están diciéndolo son Noam Chomsky, profesor de una de las más importantes universidades del mundo, M.I.T., y destacado en las ciencias cognitivas, y William Perry, ex Secretario de Defensa de EEUU, matemático, y experto en armas y en el tema de guerras nucleares.

Ver (Chomsky, julio 2017), "Chomsky advierte … posible guerra nuclear," Aporrea: https://m.aporrea.org/internacionales/n311021.html

Chomsky dice, entre otras cosas:

"Perry está aterrorizado. Y todos deberíamos estarlo … lo cual significaría el final de todos nosotros."

Por eso escribo esta serie "Cómo sobrevivir la Tercera Guerra Mundial."

INTRODUCCIÓN

Hay muchas maneras de sobrevivir, y muchas maneras de morir.

Pero no hay ninguna solución única o mágica para poder sobrevivir la guerra, más bien es un conjunto de conceptos, acciones, y actitudes que uno decide adoptar, moldear a sus necesidades, y practicar de manera continuada antes de que nos caiga encima la guerra, si no, uno corre el enorme riesgo de morir de manera adelantada o innecesariamente cuando ocurra.

Sobrevivir la guerra requiere de mucha dedicación y constancia, así como por ejemplo se requiere en un matrimonio.

No es algo que uno puede ir a comprar en la tienda, ponérselo, y decirse, "Ahora estoy preparado para la Tercera Guerra Mundial."

Eso dicho, les presentaré en esta serie de artículos --- uno por uno --- los elementos principales de la sobrevivencia y algunas de sus tácticas y técnicas, pero sin ningún orden en particular ya que cada elemento en sí tiene casi igual de importancia que cualquier otro elemento, y todos se relacionan, es decir, ningún elemento depende necesariamente de otro, pero sí se relacionan.

Espero que les sea útil e interesante … y por favor disculpen los errores.

Aunque paso horas y horas revisando cada artículo, ya no tengo el tiempo lo suficiente, ni los recursos (el internet fue cortado 3 veces por los violentos antichavistas) para llevar a cabo las revisiones minuciosas a la "perfección." Tampoco tengo una persona para hacer las revisiones y correcciones, entonces hago lo mejor que puedo en el tiempo limitado que tengo.

Muchas gracias por su paciencia, y muy agradecido, y gracias a Aporrea.

CONTROL DEL TIEMPO

Puede parecer mundano o irrelevante, pero para sobrevivir exitosamente cualquier situación de ansiedad, nervios, pánico, desesperación, miedo, paranoia, etc., todas condiciones que la inmensa mayoría de las personas experimentan de manera continua en tiempos de guerra, se requiere un buen control del tiempo que tenemos a nuestra disponibilidad.

Por ejemplo, no sirve de nada saber cómo utilizar una arma, sin saber cuando utilizarla. Igual ocurre con cualquier otra cosa, uno puede ser bueno o experto en algo, pero si no lo utiliza en el tiempo exacto, no le servirá de nada, y por eso hay que tener un buen entendimiento y control sobre el tiempo.

Para poder controlar el tiempo de manera efectiva, existen técnicas como las siguientes (abajo), las cuales al practicarlas de manera regular, ayudan al cerebro a poner en perspectiva cualquier situación de miedo, shock, desespero, etc., que, cuando ocurren, pudieran alterar dramáticamente y negativamente la percepción que tenemos del tiempo transcurrido (o a nuestra disposición), y así meternos en problemas, o poniéndonos en riesgo de perder la vida por falta de control.

Todos sabemos que cuando ocurre un accidente, el tiempo pasa como en moción lenta.

¿Verdad?

Bueno, el cerebro nos hace un favor en estas situaciones, extendiendo para nosotros el tiempo en donde podemos reaccionar más efectivamente (detalladamente) para salvarnos la vida, y esa es la idea en cuánto a hacer ejercicios con el tiempo.


Es para que en vez de que ocurra ese favor, lo cual ocurre rara vez, bueno, que pueda ocurrir más a menudo, controlado por uno mismos, así dotándonos con más oportunidades de sobrevivencia en situaciones difíciles y extremas, las cuales podríamos tener que enfrentar durante los muchos años en que se llevará a cabo la Tercera Guerra Mundial (100 a 150 años en mi estimación).

Entre otras cosas, estas técnicas me salvaron la vida en junio del 2015 aquí en Venezuela cuando fui violentamente secuestrado, torturado, y casi asesinado por seis criminales portando machetes y cuchillos.

PRÁCTICAS

Bueno, aquí hay algunas técnicas para practicar el entendimiento y el control del tiempo:

A- Tomar el tiempo cada día, varias veces al día durante unos 5 minutos cada vez, y contar los segundos sin la ayuda de un reloj, y comparar los resultados.

Después de varios meses de práctica el cerebro empieza a desarrollar un reloj interno automático con relación al lo externo, pero para que sea eficaz, uno debe seguir practicándolo todos los días de su vida, así como comer es para sobrevivir.

Si uno no come todos los días, se debilita, y eventualmente muere, o no sirve para nada.

Hace casi 50 años que practico esto, todos los días, y se ha convertido en algo casia automático, y muy útil. A raíz de este tipo de práctica, mi cerebro es capaz bajo situaciones extremas de hacer cálculos y resolver problemas críticos bastante eficazmente utilizando un tiempo limitado.

B- Intentar varias veces al día, y durante la noche cuando uno se despierta, de adivinar la hora precisa.

Para hacer eso, reculen en el tiempo mentalmente, y escuchen con mucho cuidado a su alrededor. Su subconsciente ya tendrá una muy buena idea de la hora porque el subconsciente es como una grabadora de sonidos, ideas, pensamientos, temperatura, sensaciones, calidad del aire, ritmos corporales, etc., mientras que uno duerme (o hace cosas despierto), y normalmente existen ciertos sonidos y sensaciones relacionadas con ciertos eventos y tiempos del día y de la noche, como por ejemplo los sutiles efectos de la gravedad de la luna sobre nuestros cuerpos, o el pájaro que canta cada mañana a las 6 AM.

El subconsciente les indicará a ustedes más o menos la hora.

Cada vez que tratan de adivinar la hora, hagan lo posible para escucharse a sí mismo, a su subconsciente, con mucha atención.

Escuchen a su cuerpo, porque el cuerpo siempre les habla, hagan el esfuerzo para escucharlo, y así conocer sus secretos. A lo largo, su cerebro empezará a desarrollar un "sexto" sentido casi automático del tiempo y su relación con lo externo.

C- Después de haber practicado estas cosas durante un tiempo, y si se sienten satisfechos con los resultados --- pero sigan practicando siempre de todas maneras ---, empiecen a practicar despertarse en las mañanas sin el uso de una alarma.

Pueden por ejemplo decirse al dormirse, "Me despertaré a las 5 AM," pero pongan la alarma a las 5: 15 AM (cuando deben levantarse) en caso que no puedan levantarse a las 5 AM sin la alarma.

Con perseverancia podrán sin duda hacerlo, y eso también se transformará en algo casi automático. Se demoraran tal vez algunos meses llegar a poder hacerlo, pero si quieren sobrevivir la Tercera Guerra Mundial, la capacidad de controlar el tiempo se convierte en algo indispensable.

D- Después de poder llegar a despertarse a cualquier hora sin utilizar una alarma, empiecen a buscar mentalmente a una persona cercana a ustedes para tratar de adivinar qué pudiera estar haciendo esa persona en ese momento (en ese tiempo). Llámenla para confirmarlo. Por ejemplo, intenten llamarlas por teléfono en el momento que ustedes piensen que esa persona estaría haciendo algo en particular en algún lugar en particular. Lo más fácil es empezar llamando a la persona cuando por ejemplo se supone que esa persona estaría esperando una buseta, porque que uno ya sabe más o menos a qué hora estaría allí, pero la idea es de intentar, con bastante práctica, afinar cada vez más, y con más precisión, el momento.

Se darán cuenta que un día cuando ustedes decidan llamar a la persona cuando espera la buseta, antes de llamarla, su subconsciente les dirá algo al estilo de, "Presiento que ella no está allí, debe ser que algo ocurrió, tal vez se quedó en casa hoy, tal vez está enferma," y cuando la llama, confirmarán esa realidad.

Esta práctica crea en la persona un mecanismo de confianza en sí, lo cual aumenta su capacidad de entender y controlar el tiempo bajo presión.

Mi esposa y yo la hacemos regularmente desde hace por lo menos 40 años, y un familiar también lo hace regularmente con nosotros, pero sin saberlo, sin saber por qué o cómo ocurre … es que esta persona es naturalmente meticulosa con el tiempo, con todo, es una persona de alta precisión, extremadamente precisa, entonces lo práctica todos los días automáticamente porque es su naturaleza, pero no todos somos así, aunque podamos serlo, entonces por eso hay que practicar, y practicar, y practicar.

E- Hacer ejercicios a diario tipo Taichí.

Estos milenarios ejercicios asiáticos relacionan el tiempo con las acciones, así facilitando el entendimiento del tiempo en el espacio físico.

Ver: https://en.m.wikipedia.org/wiki/Tai_chi

F- Estimar el tiempo que uno se demorará en hacer algo, y comparar los resultados.

Esto, para mí es muy interesante, lo hago regularmente desde los siete años de edad, y me gusta mucho hacerlo, tanto que casi se vuelve una adicción (pero positiva). Creo que todos conocemos a personas que cada vez que viajan en su carro tratan de predecir a que hora llegarán a su destino, bueno, eso es precisamente el tipo de práctica que se hace para afinar su capacidad de entendimiento y control del tiempo.

Uno trata de estimar con más precisión cada vez, el tiempo que uno se demorará en hacer algo.

Ver ejemplo: https://www.jananguita.es/controlar-el-tiempo

G- Tratar de hacerse consciente de los espacios de tiempo entre los segundos, es decir, entre el tiempo que uno cuenta los segundos, uno, dos, tres ...

De esa manera uno aprende a utilizar con mucha más precisión y eficacia el tiempo que tenemos a nuestra disponibilidad, y eso, en tiempos de altos niveles de estrés, como en la guerra, se convierte en una muy valiosa herramienta que nos puede salvar la vida a nosotros y a las personas que nos rodean que no sean capaces de lidiar con las circunstancias sin volverse locas o inútiles en el momento por falta de control.

H- Tomar varios minutos en diferentes momentos del día, incluso al despertar y al dormirse, para sentir su pulso y contarlo durante alrededor de un minuto cada vez y comparar el números de latidos con el tiempo transcurrido.

Esto ayuda a que el cuerpo se sincronice con las situaciones externas sin estorbarse a sí mismo o quedarse en un estado de shock cuando ocurre un cambio radical.

Por ejemplo, cuando uno está en cama, muy relajado, uno contará tal vez 60 latidos en 60 segundos, mientras que al caminar tal vez contará 90 latidos en 60 segundos, y al correr o levantar peso, unos 140 por minuto.

El cuerpo se acomoda naturalmente (bajo circunstancias normales) a estas diferencias y activa y desactiva las acciones de ciertas hormonas y encimas en el cuerpo (para protegerlo) dependiendo del ritmo cardiaco, pero nuestra conciencia no siempre está conciente de esta realidad hasta que a veces sea demasiado tarde y nos da un ataque de corazón, o un shock anafiláctico (ver más abajo), o cosas así.

Si queremos sobrevivir en guerra, debemos poder anticipar en qué condiciones se encuentra nuestro cuerpo, y para hacerlo, debemos poder entender y controlar la relación entre el tiempo y las cosas que nuestro cuerpo hace o no hace.

I- Practicar técnicas de control de la respiración, lo cual involucra reconocer, entender, y controlar el tiempo.

Esta técnica (también milenaria) puede salvarles la vida…

… especialmente cuando uno sufre una reacción alérgica tipo anafiláctica (cuando el cuerpo para de funcionar), lo cual puede ser fatal si uno no es capaz de controlar su respiración.

Durante la Tercera Guerra Mundial no existirán medicamentos antialérgicos para salvarles la vida, entonces tendrán que aprender a salvársela solos.

Esta técnica me salvó la vida dos veces en relación con una reacción alérgica grave, una vez cuando fui envenenado con una droga para calmar a grandes animales, y la otra vez fue cuando me picó una enorme medusa.

En ambos casos caí en un shock anafiláctico, pero sobreviví sin medicamentos durante más de una hora antes de poder ser tratado con suero y epinefrina (adrenalina).

Podría haber sobrevivido sin medicamentos, pero es mucho más rápido recuperarse con los medicamentos. De cualquier manera, para sobrevivir un shock anafiláctico, cuando no hay medicina, es primordial poder controlar su respiración para impedir que su propio cuerpo lo mate a uno.

Sin poder hacerlo, bueno, chao Luís.

Ver: Anafilaxia - Wikipedia, la enciclopedia libre

Ver: https://www.psyciencia.com/2012/09/6-ejercicios-de-respiracion-para-relajarse/amp/

CONCLUSION

Esta lista podría ser más larga, pero no es necesario ya que cada persona puede --- en base a esta información --- fácilmente investigar más allá y desarrollar sus propias técnicas para practicar el control del tiempo a través de movimientos, respiraciones, sensaciones, o lo que sea, para que su propio cerebro empiece a acostumbrarse a evaluar el paso del tiempo bajo diferentes circunstancias, y así desarrollar diferentes tipos de mecanismos que automáticamente tomen en cuenta el pasaje tiempo, así maximizando para uno la forma de reaccionar (incluso la toma de decisiones) dentro de un tiempo limitado, o repentinamente o sorpresivamente bajo una inesperada presión emocional, psicológica, o física.

En situación de guerra, de no estar en la condición y preparación emocional y psicológica adecuada para reaccionar adecuadamente y controlar sus propias acciones, uno podría poner su vida y la de otros en grave riesgo.

Entonces, pienso yo, es mejor prepararse, en caso.

¿Verdad?

Bueno, también es que ahora creo que todos tenemos el presentimiento que la Tercera Guerra Mundial es inevitable, y que se encuentra bastante cerca, entonces es tiempo de empezar a prepararnos.

Sé que me repito [un poco demasiado] a veces, pero la idea de aprender a controlar el tiempo no es solo para hacernos más eficientes y más hábiles, como por ejemplo en los deportes, o para que los músicos tengan un mejor ritmo y precisión con la duración de las notas, sino que también nos permite poder reaccionar con mucha más precisión y calma a situaciones sorpresivas o repentinas, o a situaciones de alto estrés y riesgo.

Un muy buen ejemplo real se ve en las actuaciones del actor de artes marciales estadounidense, Steven Seagal, quien es capaz de enfrentar con mucha calma [casi] cualquier ataque.

Esa es la idea.

Ver: Steven Seagal - Wikipedia

No hay que ser Steven Seagal --- quien es un experto en artes marciales --- para poder controlar el tiempo, hay que simplemente practicar, practicar, y practicar.

Todos podemos hacerlo, solo requiere dedicación y mucha constancia.

Al controlar el tiempo, uno podrá controlar mejor su cuerpo, sus funciones, sus ideas, emociones, decisiones, y acciones, y sobrevivir.

La idea es de no permitir que el tiempo te controle, ni que el tiempo del atacante te controle, más bien tú debes controlar el tiempo, y así ganarás.

Eso en guerra puede significar la diferencia entre la vida o la muerte, entre por ejemplo levantar el brazo a tiempo para protegerse de una bala, o no.

Entre poder decidir claramente y calmamente --- sin que el tiempo tome el control de nuestras emociones y mente --- de correr y saltar al rió para salvarse la vida de un enemigo, o quedarse allí controlado por el tiempo, congelado de miedo, y recibir la bala.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2616 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a248778.htmlCd0NV CAC = Y co = US