Las lecciones estratégicas de la actual agresión imperial contra Libia (Parte III)

III.- LA AGRESION ACTUAL A LIBIA COMO CONCRECION DE LA NUEVA ESTRATEGIA IMPERIAL.

En anteriores entregas de este ensayo ( Parte I: http://www.aporrea.org/internacionales/a130470.html  y II: http://www.aporrea.org/actualidad/a130519.html), publicadas en Aporrea. Org, reseñamos el papel de las guerras y el rol del complejo industrial-militar en el esfuerzo por restablecer las condiciones de la acumulación-reproducción del capital y de igual manera, realizamos una caracterización del tipo de guerra actualmente promovida por el imperio bajo la doctrina de “guerra de baja intensidad” y su concreción en el más reciente Manual de Contrainsurgencia. ( FM 3-24 . US Army Field Manual).

En el primer aspecto que se refiere a las políticas anti-crisis desarrolladas en la fase imperialista del capitalismo, encontramos que las verdaderas razones de la agresión a Libia ( como espacio territorial para el reparto imperial o dicho de otra manera como “botín de guerra” ) están vinculadas globalmente con una serie de líneas en lo político y en lo económico, que podemos sintetizarlas de la siguiente manera:

A.- Viabilizar la hoja de ruta elaborada previamente al levantamiento de Bengasi el 17 de Febrero de 2011, siguiendo los resultados de las experiencias de Irak y Afganistán, tal como está recogido en el manual de contrainsurgencia que hemos venido citando:

  • Organizar fuerzas políticas y militares internas, para dar la apariencia de tener apoyo popular. Tomando en consideración el fracaso de Afganistán hay que colocar el énfasis en que  la lucha sea sostenida por fuerzas nacionales ( tribus, etnias, capas sociales, fracciones políticas y militares locales ) De esta manera se reparten las cuotas de sacrificios y el costo político si ocurre algún fracaso. Lo mismo vale para necesaria alianza internacional, para no aparecer solitariamente en una aventura militar.
  • Constituir una instancia unitaria para que asuma la vocería nacional de la agresión ( en este caso el CNT).
  • Maniobras diplomáticas para lograr el reconocimiento de esta instancia, tanto entre los miembros de la OTA, como de la ONU.
  • Organización de un gobierno títere que asuma las tareas de la transición
  • Consolidar - estabilizar el orden público y la seguridad, con el apoyo de las fuerzas intervencionistas
  • Elaboración de leyes y propuestas constitucionales.
  • Convocatoria a elecciones

B.- Encubrir el saqueo de sus recursos naturales y energéticos.


Veamos el valor que posee Libia en esa perspectiva, particularmente su potencial en recursos económico-financieros:

  • Uno de los más importantes productores petroleros de África
  • Inmensa reservas gasíferas
  • Acuíferos con millones de litros de agua subterránea
  • Toneladas de oro en barra
  • Millones de dólares en reservas

C.- Debilitar la OPEP para imponer bajos precios en el petróleo y elevar las cuotas de producción, como siempre lo han venido impulsando las monarquías petroleras del golfo, revertir las políticas progresivas desarrolladas por Cadafi para el Norte de África: nacionalizaciones, defensa de los precios y control de las cuotas de producción del petróleo en la OPEP, promoción de un nuevo patrón monetario distinto al Dólar y al Euro, integración y unidad , con la  visión panafricana.

 D.- Consolidar el poder hegemónico del clan tripartito ( EEUU, Francia, Inglaterra ) en el Norte de Africa, neutralizando a China y Rusia en sus áreas de influencia y tratando de obstaculizar la constitución de  un mapa multipolar .

Por supuesto, el imperio realiza importantes esfuerzos para darle legitimidad a su intervención para imponer un régimen a su servicio y apoderarse de tales riquezas, disfrazando y ocultando sus líneas maestras reseñadas anteriormente y para ello acude a la coartada donde justifica la agresión como una acción para “salvar vidas” o cubre esta nueva cruzada bajo el manto de “razones humanitarias”.

En tal sentido, esta estrategia se inscribe en el marco de las guerras de baja intensidad, pero como no puede utilizar el pretexto de la lucha contra el terrorismo de Alqaeda ya que Cadafi apoyó a los EEUU en esa lucha, levantan ahora el estandarte de la “guerra humanitaria”, es decir, asesinar un sector de la población, para supuestamente proteger a los civiles que están en la oposición al gobernante Libio. 

3.1. El manto legitimador de la Resolución 1973 de la ONU y la planificación previa de la agresión

El orden mundial capitalista, cimentada en la alianza que se cristaliza en el Consejo de Seguridad de la ONU, le ha dado un golpe mortal a tal organismo, porque la resolución 1973 aprobada con el complicidad de la URSS y China y su aplicación práctica en el transcurso de los 6 meses de guerra genocida, permite poner el desnudo la bancarrota ético-político de quienes pretenden erigirse amos del mundo, con el apoyo cínico o hipócrita de una comunidad internacional que carece de legitimidad.

Veamos las razones iniciales esgrimida para la intervención en Libia y las mutaciones y giros que al final se adoptó, evidenciando los verdaderos propósitos:

  • A partir de los disturbios y enfrentamientos ocurridos en Bengasi en el mes de Febrero de 2011, diversos medios articularon la matriz de opinión de que Cadafi estaba masacrando con la aviación y los tanques a la población civil indefensa. Tal señalamiento hasta ahora no ha sido respaldado con pruebas fehacientes, ni se permitió al gobierno libio presentar sus alegatos de defensa.
  • Con la anterior acusación se montó un tinglado para llevar al Consejo de Seguridad de la ONU una resolución donde se planteó establecer una zona de exclusión aérea, destinada a “proteger la población civil libia”
  • El Consejo de Seguridad dominado por las naciones imperiales, le otorgó un mandato a la OTAN a través de la resolución 1973, para que intervenga en una acción humanitaria dirigida a evitar que los civiles libios no-beligerantes sean masacrados por el régimen de Cadafi.
  • Muchas voces críticas desde el comienzo advirtieron de los peligros implicados en esta resolución, que podía ser utilizada para tomar partido en un conflicto interno de los libios, violando principios de la propia ONU sobre la “autodeterminación.”
  • Los propios mandos y voceros de la OTAN quisieron desmentir o negar estos peligros, señalando que su misión era establecer una zona de exclusión aérea y proteger a la población civil, pero que no estaba planteado participar en el conflicto interno y muchos menos pretender derrocar al régimen de Cadafi .

Pero veamos la metamorfosis y uso instrumental de la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU:

 a.-Desde Marzo del 2011 la OTAN comenzó los ataques para imponer la clausura del espacio aéreo, para lo cual bombardeo la aviación Libia, destruyendo bases aéreas, aviones, hangares, sistemas de comunicaciones e hizo extensivo tales ataques a los blindados, artillería e instalaciones militares en general.


b.- Posteriormente de haber arrojado miles de explosivos ( cohetes, misiles, bombas de todos los tipos ) la OTAN escaló la agresión hacia objetivos conexos bajo el argumento de proteger a la población civil. En tal sentido comenzaron los ataques contra la infraestructura, desde las residencias de Cadafi donde mataron a su hijo y 3 nietos, pasando por la destrucción de  medios de comunicación, hasta almacenes y diversos edificios e instalaciones públicas.


c.- En un tercer momento comenzó a aparecer con mayor claridad el argumento de que para poder garantizar la protección de civiles indefensos había que derrocar a Cadafi, para lo cual extendieron por tres meses el lapso de duración de la resolución. Comenzó una nueva etapa, donde se combinó los ataques que se venía desarrollando contra la infraestructura, con el apoyo de fuego cercano a las fuerzas especiales y mercenarios, utilizando para ellos helicópteros y aviones no tripulados, que brindaron cobertura y seguridad en los avances de las fuerzas que tomaron múltiples ciudades, incluida la capital Tripoli.

d.- Ahora está en el desarrollo de un cuarto momento, donde han aprobado  otro plazo de vigencia de la resolución hasta Diciembre el 2011, ya que Cadafi vivo es una amenaza para la población y para enfrentar la contingencia de la guerra de resistencia que está emergiendo


Aunque resulta paradójico, la OTAN bajo la excusa de salvar vida, ha cometido en Libia un genocidio aún poco conocido por la censura impuesta y el control de los medios en el terreno. Son miles de muertos, heridos, desaparecidos, donde se incluyen niños, mujeres y sectores de la población bombardeada.

Timoteo Bancroft-Hinchey, escribe un artículo con el nombreLa suciedad repugnante a nuestra comunidad internacional se ha convertido en…” (Mathaba News Agency. 09/23/2011 ) donde ubica esta intervención de la OTAN como crimen de guerra y violación del derecho internacional:

“La OTAN con el visto bueno de la ONU después de un evento de falsa bandera,  tomaron partido en un conflicto interno (crimen de guerra), ametrallaron las estructuras civiles con armamento militar (crimen de guerra), eliminaron el suministro de agua (crimen de guerra), interrumpieron la electricidad y suministro de alimentos (crimen de guerra), miles de civiles asesinados (crimen de guerra), situaron tropas sobre el terreno (violación del derecho internacional), armaron los "rebeldes" (violación del derecho internacional) y se utiliza mercenarios (violación del derecho internacional).”

Por otro lado, la anterior metamorfosis de la resolución y su cínica utilización, nos indica una determinación previa del imperio de cambiar el régimen Libio, sin considerar que el propio Cadafi ofreció salidas negociadas, acató la resolución, declaró varios altos al fuego unilateralmente.

En tal sentido, se puede sostener, que el trió imperial EEUU, Inglaterra y Francia, planificó su intervención en Libia con antelación a los sucesos del 17 de febrero de Bengasi.

Una pista en tal dirección nos las reseña Alfredo Embid en su artículo “ El nuevo gobierno títere en Libia” ,publicado en la Web http://www.ciaramc.org./ciar/boletines/cr. Bol 386.htm, del 25 Agosto 2011, donde nos dice:

El golpe de estado camuflado de revolución popular se había gestado mucho antes. Se destacan dos actores que jugaron un papel esencial en su creación: Francia y Arabia Saudí.

El jefe de protocolo de Gadafi, Nuri Masud El-Mesmari, desertó el 21 de octubre de 2010 refugiándose en París desde donde jugó un papel clave en la preparación del golpe de estado. Con la  protección de los servicios secretos franceses, mantuvo reuniones con importantes industriales, políticos y militares. 

“El 23 de octubre una delegación francesa sale para Benghazi compuesta de funcionarios del ministerio de Agricultura, dirigentes de France Export Céréales y de France Agrimer, dirigentes de Soufflet, de Louis Dreyfus, de Glencore, de Cani Céréales, Cargill y Conagra.
El grupo incluye también varios militares franceses camuflados como hombres de negocios.
En Benghazi van a reunirse con el coronel de la aviación libia cuyo nombre les ha proporcionado Mesmari: Abdallah Gehani.

Otros libios llegan a París el 23 de diciembre. Son Farj Charrant, Fathi Bukhris y Alla Unes Mansuri. Los conoceremos mejor después del 17 de febrero, porque son precisamente ellos quienes, junto a Al Hadji, dirigirán la revuelta de Benghazi contra las milicias del coronel.
Entre la Navidad y el Día de Año Nuevo aparece en el boletín Maghreb Confidential la noticia de que Benghazi se encuentra en ebullición –cosa que nadie sabe todavía– y también aparecen varias indiscreciones sobre ciertas ayudas logísticas y militares que parecen haber llegado a la segunda ciudad libia, ayudas provenientes precisamente de Francia.”
A principios de Julio en relación con las conversaciones propuestas por París, el emisario de Sarkozy reconoció “fuimos nosotros quienes creamos ese consejo [en referencia al Consejo Nacional de Transición] y éste no existiría sin el apoyo de Francia, el dinero y las armas. “

Esto no es completamente cierto, sus bases materiales se establecieron también cuando intervinieron las monarquías petroleras del golfo y en especial el gobierno de Arabia Saudí más directamente. “Enviaron hombres armados a Cirenaica antes de que los franceses y británicos dieran la señal para el comienzo de la revuelta contra el poder de Trípoli. Fueron ellos quienes distribuyeron armas y las banderas de las listas roja, negra y verde con la estrella y la media luna, símbolo de la monarquía sanusita... El Consejo de Cooperación del Golfo fue el primero en pedir una intervención armada contra el gobierno de Trípoli. Y, en el seno del Consejo, fue la delegación de Arabia Saudita la que dirigió las maniobras diplomáticas para lograr que la Liga Árabe aprobara el ataque de los ejércitos occidentales contra Libia.” 

“Así que no debes sorprenderte de que desde el 2010 se hubiera decidido intervenir en Libia como fuera y se planeasen varios escenarios. “El 2 de Noviembre de 2010 Francia y Gran Bretaña acordaron las operaciones contra Libia mucho antes de que empezase la revuelta en Bengasi el 17 de febrero de 2011.”

Tal enfoque es reiterado de alguna manera por por Thierry Meyssan en otro artículo  « Libia y la nueva doctrina estrategica de los EEUU «  (Red Voltaire, 17 de Abril de 2011) :

“…contrariamente a la propaganda y el al romanticismo revolucionario de opereta de Bernard Henry Lévy, la revuelta de Cirenaica no tiene nada de espontánea. Fue preparada por la DGSE, el MI6 y la CIA. Para formar el Consejo Nacional de Transición, los franceses se basaron en la información y los contactos Massoud El-Mesmar, antiguo compañero y confidente de Gaddafi, que desertó en noviembre de 2010 y recibió asilo en París [5] . Para restaurar la monarquía, los británicos revivieron las relaciones del príncipe Muhammad al-Sanusi, pretendiente al trono del Reino Unido de Libia, en la actualidad en el exilio en Londres y han distribuido en todas partes la bandera roja-negra-verde con la media luna y la estrella [6]."

Estas referencias son las que permiten comprender como Mustafa Abdul-Jalil y Jibril Mahmoud prepararon el camino para la agresión de la OTAN y al mismo tiempo permiten entender como una organización del bolsillo como el CNT,  pudo constituirse en tan poco tiempo:

  • 10 días después de los disturbios de Bengasi, específicamente el 27 de febrero aparece la constitución del CNT, teniendo como jefe a Abdul-Jalil.
  • El 10 de Marzo Francia le da legitimidad e Inglaterra le abre una oficina en Londres.
  • Estas mismas potencias le otorgan poderes para organizar el gobierno de transición y la administración de los recursos financieros como lo plantearon posteriormente en la ONU.
  • Ahora ocupan un puesto en la ONU como legítimos representantes del pueblo Libio

Como debemos recordar la organización de gobiernos títeres y los lobbys unitarios, son parte de los planes previos que se ensamblan en los lineamientos estratégicos definidos en el manual de contrainsurgencia que hemos venido describiendo, los cuales tienen una concreción específica en la agresión a Libia, como vamos a continuar analizando.

3.2. El papel de la operaciones psicológicas en el proceso de agresión imperial a Libia.

Existe una conseja que dice que “EN LA GUERRA LA PRIMERA VICTIMA ES LA VERDAD”, la cual siendo cierta, es una noción recortada de la capacidad manipuladora de la opinión pública, que en el régimen capitalista no sólo se remite al conflicto bélico, si no que está presente en los procesos electorales con la guerra sucia o en el Marketing con la propaganda que fomenta el consumismo con la venta de mercancía. En todos estos casos se trata de verdaderos escamoteos de la verdad, que inutiliza y hace triza de la libertad de prensa y el derecho a la información.


En la agresión a Libia el mayor esfuerzo tanto en sus inicios como en todo el proceso, se montó en la campaña de guerra psicológica que presentó el conflicto de una manera distorsionada, siguiendo patrones establecidos en el manual de contrainsurgencia.

Como no se trata de la guerra psicológica como una generalización vaga del manejo de la mente y las emociones, en nuestras investigaciones hemos caracterizado la concepción, los métodos y técnicas empleadas por el imperio en este campo, más específicamente el enfoque empleado por The Rendón Group ( ver el “Dossier sobre Operaciones Psicológicas” ), la empresa subcontratada por el pentágono que elaboró y difundió la información falsa de que Irak poseía armas químicas, lo cual se convirtió en términos opinático en la excusa para la invasión.

Veamos un resumen apretado de los aspectos teórico-metodológicos que subyacen en el enfoque de The Rendón Group:

1.- La OPSIC y la manipulación propagandística que le es inherente está modulada POR DISTORSIONES INFORMATIVAS ( fundamentada teóricamente en premisas neo-conductistas como fundamentos de la Agenda Setting, el Gatekeeper y el Newsmaking),

2.- Esto lo asume The Rendón Group, como “gestión de la percepción vía noticia”. Siendo este punto de partida lo que hace la diferencia con otros enfoques comunicacionales o de guerra psicológica. El acento se coloca en la producción y distribución de noticias intoxicadas. (Temas generadores permanente o coyunturales priorizados y jerarquizados, agenciados, a través de la OPSIC son repetidos y difundidos en profundidad por diversos medios noticiosos (agencias, radio y televisión, prensa escrita, internet )pudiendo llegar a ser creídos y defendidos por sectores desprevenidos y sin capacidad crítica, de allí su eficiencia política.

3.- En dicho proceso se aplican métodos de fragmentación de la información, extrapolación noticiosa, generalización de casos aislados, proyección simbólica de algunos hechos, silencios y censuras en torno algunos datos de la realidad, todo lo cual impacta como fragmentación cognitiva y emocional

4.- Las técnicas más comunes empleadas están: “efecto diagramación” combinando titulares con fotos y caricaturas que producen impacto no solo cognitivo si no también emocional, entrevistas o reportajes montados con sesgos, programas de opinión con expertos que intentan darle legitimidad a los referidos “temas generadores” o matrices de opinión.

5.- La mecánica empleada consiste en operaciones previamente montadas o en la explotación de hechos o sucesos eventuales.

6.- La planificación y ejecución está en manos de un conjunto de operadores: armadores , anclas,  legitimadores , validadores

7.- Los medios y recursos empleados, combinan radio, TV, impresos, Internet, tantos de carácter nacional como internacional.

8.- El cronograma de ejecución física sigue un patrón con algunas variaciones dependiendo del contexto geográfico o socio-cultural.

9.- Resulta obvio que las operaciones psicológicas  no se realizan sin algún referente empírico o medias verdades, ni son un fenómeno mediático aislado, sino que se enmarcan en una estrategia global que posee finalidades múltiples cuando el imperio se propone desestabilizar o derrocar un gobierno:

* Deslegitimación del proceso, descalificando la obra del gobierno, exaltando fallas y errores.

* Utilización de los déficit, errores o fallas, conflictos de intereses y contradicciones internas, para reforzar matrices de opinión en varias direcciones:

  • Intentos de consolidación de una fuerza opositora en la perspectiva electoral
  • Esfuerzos en función del aislamiento internacional y justificación de una intervención militar
  • Impulso de la ingobernabilidad y caldo de cultivo para la insurgencia armada interna (guarimba, paramilitarismo, operaciones encubiertas, rebeliones parciales tanto policiales como militares):

-Agudización de las contradicciones, incentivando paros y huelgas, hasta llegar al colapso del aparato productivo.

-Impulso de marchas y movilizaciones hacia edificios emblemáticos, que permitan realizar un cerco y presionar el pronunciamiento militar.

 -Justificación de la organización de operaciones con fuerzas policialesy paramilitares, en coordinación con algunas individualidades militares (activos y en retiro).

-Paralizar o inhibir el conjunto de las fuerzas militares, lo que permitiría que a través de la lucha callejera y las operaciones especiales, se controlaran algunas zonas estratégicas al interior de algunas ciudades o regiones del país.

10.- De igual forma, no es este un fenómeno espontáneo, una especie de “proceso sin sujetos”, sino todo lo contrario, opera a través de redes interconectadas en el plano nacional e internacional:

  • operadores externos: Comunidad de inteligencia EEUU.
  • Operadores internos:

* En el terreno mediático: operadores armadores, legitimadores, anclas, validadores, como ya lo reseñamos anteriormente

11.- En la coyuntura las operaciones psicológicas se desagregan en objetivos específicos y se focalizan en diversos escenarios:

A· Generación de un contexto de máxima presión con la movilización social: marchas, tomas, trancas, paros, huelgas.

B· Crear una situación de caos y crisis total del país, que genere conflictos, hostilidades, enfrentamientos y violencia. Para ello es indispensable infiltrar personal armado en sectores sociales, laborales y comunidades; participando en acciones directas, creando disturbios, generando caos y desorden en la sociedad.

C· Fomento del calentamiento de calle y la violencia social como clima de desestabilización general que se necesita. Como no se trata de un golpe en frío o un alzamiento tradicional, se desarrolla un cronograma de acciones en espiral que conduzcan a un punto crítico o estallido final. Este abc de los escenarios, es una copia de experiencias exitosas alcanzadas por grupos contrarrevolucionarios en la Europa del Este, donde la lucha de calle combinada con grupos de choques armados que copan edificios sedes del gobierno, logran paralizar a las fuerzas del orden y derrocan al gobernante de turno.

Veamos ahora como se implementaron las operaciones psicológicas en la agresión imperial a Libia y su conexión con estos puntos de partida de las “distorsiones informativas”.


Ya con anterioridad, había señalado que lo que ocurre en Libia, es como una “crónica anunciada”, tal como lo podemos encontrar en un artículo que escribí para Aporrea Org con el título “LAS LECCIONES DE LA AGRESION IMPERIALISTA CONTRA LIBIA” publicado el 25 de Marzo de 3011:

Desarrollo en profundidad de las operaciones psicológicas y la guerra de IV Generación, utilizando como temas generadores la criminalización de Gadafi, la denuncia de Libia como “estado forajido”, la acusación de una supuesta masacres de civiles, cuestión esta que nunca fue evidenciada. En cambio, si se puede reconstruir documentalmente en cualquier video de Youtube como el imperio cabalgó sobre planes separatista y estimuló rivalidades tribales, simbolizado por ejemplo en el estandarte que enarbolaron desde el comienzo en Benghazi. ( revisen la presencia masiva en las movilizaciones de la bandera verde, roja y negra de una vieja dinastía). En esa misma ciudad, a pocas horas de las manifestaciones aparecieron grupos armados que hicieron ostentación de diferente tipo de instrumentos bélicos ( fusiles AK-47, lanzacohetes RPG, ametralladoras antiaéreas )que a todas luces denota una rebelión armada en curso y sus partidarios no eran civiles indefensos. Sin embargo, la matriz mediática que se impuso fue la de una supuesta masacre a la población que manifestaba pacíficamente.

Con ese posicionamiento mediático, el imperio desarrolló una ofensiva diplomática para aislar a Libia y conseguir los votos necesarios en el Consejo de Seguridad de la ONU. Ya lo demás lo conocemos: carta blanca para una intervención militar que tiene como señuelo la “clausura del espacio aéreo Libio”, pero en su dirección estratégica se dirige a los siguientes objetivos:

  • Apoyar la rebelión armada y derrocar a Gadafi .
  • Crear un gobierno títere como lo hicieron en Irak
  • De no lograr los anteriores objetivos, provocar la “partición” de la nación Libia, creando un gobierno provisional en Benghazi..”

 

En el caso de las operaciones psicológicas desarrolladas en el proceso de agresión a Libia, comenzamos a observar un cambio en la política editorial de Aljazeera ( medio este ubicado en Qatar y considerado como progresista o anti-imperialista ) y nos planteamos hacerle un seguimiento al “Libia Live Blog” que aparece en su Web.

En la evaluación permanente de este sitio, revisando sus reportajes de campo, micros y documentales, rápidamente nos permitió ubicar a Aljazeera involucrada en las operaciones psicológicas, copiando casi al caletre los patrones de desinformación y manipulación propagandística que reseñamos a propósito del enfoque de The Rendón Group, comportamiento noticioso que ocurre mucho antes del montaje que hicieron con la toma a Trípoli y la falsificación de la llamada “Plaza verde”.

Del análisis de contenido del “Libia Live Blog”,de cientos de titulares, reportajes, fotos y micros durante 5 meses, encontramos lo siguiente:

1.- Criminalización de Cadafi, colocándolo como sanguinario, déspota, viviendo en mansiones lujosas.

2.- Negación o invisibilización de la obra de gobierno, colocando el acento en 42 años de dictadura.

 3.- Sistematización de la presentación del conflicto interno como una rebelión popular, aunque desde el comienzo aparecieron como protagonistas pequeños grupos armados.

4.- Promoción del racismo a través de la acusación de mercenarios a la población de color y a los inmigrantes.

5.- Realización de reportajes sobre represión, masacres o ataques a civiles, pero sin presentar gráficas.

6.- Promoción sistemática de la bandera monárquica, que a simple vista aparece como parte de un guion visual en las fotos y micros.

7.-Enfasis en resaltar las divisiones, deserciones y falta de apoyo de las tribus principales a Cadafi.

8.- Exageraciones sobre las victorias de los rebeldes, con tomas de ciudades que posteriormente eran desmentidas, lo mismo ocurrió con la captura o muerte de miembros del equipo de Cadafi.

9.-Censura férrea de cualquier dato o imagen que denotara apoyo o éxito de las fuerzas cadafista.

10.- Ocultamiento intencional de los daños “colaterales” de los bombardeos: civiles, mujeres y niños muertos o heridos, infraestructura pública destruida. En este caso, se reforzó la versión de la OTAN de que eran objetivos militares, o que las bombas inteligentes no fallan en el blanco.

11.- Silencio absoluto sobre la presencia de mercenarios o fuerzas especiales.

12.- Exaltación del protagonismo militar de algunos grupos que parecieron extras de películas o haciendo comiquitas:

  • Por experiencia propia en la guerra irregular, nos llamó poderosamente la atención de una especie de rally de camionetas 4x4, transitando en diversas direcciones a campo descubierto o carreteras sin ninguna protección.
  • Grupos armados disparando a lo loco contra edificios bombardeados, sin cubrirse ni parapetearse, observándose que se trataba de una situación extraña, ya que las posiciones adoptaba no eran de agachados o tendido para protegerse del fuego enemigo, si no unos sujetos parados que se enfrentaban a fuerzas incapaces de pegarles un tiro en esas condiciones.
  • Lo reiterativo de estas escenas en la mayoría de las fotos y micros, dejó al descubierto la intención de ocultar la presencia de fuerzas especiales encubiertas o quitarle mérito a la OTAN quienes fueron los que  garantizaron los desplazamientos y los avances de estas fuerzas de operetas.

13.- En la investigación se comprueba la articulación entre Aljazeera y CNN, conectada con múltiples agencias internacionales: Reuter, EFE, AP.

14.- El canal catari utilizó como ancla a periodistas tarifados como Anita McNaught y  Sue Turton, quienes sospechosamente siempre estaban colocados en la antesala de los ataques de la OTAN, entrevistando a los extras de la película o a los voceros del CNT. 

15.- La mayoría de los corresponsales de las agencias noticiosas en Libia se alinearon con las pautas de las operaciones psicológicas.


Contextualizando este papel de los periodistas tarifados o agentes encubiertos de los organismos de inteligencia del imperio, Thierry Meyssan de la Red Voltaire, escribe un artículo con el título Desencriptando los mecanismos del periodismo de guerra" donde plantea:

 “Para comprender como periodistas profesionales mienten deliberadamente hay que colocarse en el contexto. 
Aquí se desarrolla una guerra que tendrá consecuencias sobre el porvenir de toda África. Todos los países del mundo quieren tener sus agentes aquí y especialmente los implicados para justificar su implicación de cara a su opinión pública. “

Se constata que los periodistas que vienen de países distintos implicados en el conflicto se conocen entre ellos y son los mismos que han estado en anteriores guerras, Bagdad, Afganistán, Yugoslavia, etc.

Frecuentemente los equipos de periodistas han sido puestos en contacto entre sí por sus respectivos servicios de inteligencia que han planificado actividades comunes para ellos. 
 El equipo debe utilizar lo que ve para que sirva a la propaganda de guerra y fabricar las noticias.” 

 

Al plantearnos analizar el desarrollo del conflicto en Libia, hemos colocado el acento en tópicos que son aleccionadores, como es la necesidad histórica de un nuevo orden internacional refundando la ONU o el caso del predominio de las operaciones psicológicas en las guerra de baja intensidad. En la parte IV de este ensayo que próximamente publicaremos, pondremos en evidencia que la actual estrategia imperial no es omnipotente, ya que fue derrotada en Afganistán, donde ya llevan 10 años sin poder salir del atolladero.

Podemos anotar desde ya, que tanto en la experiencia de Irak, Afganistán y ahora Libia, las fuerzas militares del imperio han obtenido éxito en la guerra de posiciones, donde pueden descargar toda la parafernalia tecnológica y la capacidad destructiva contra objetivos fijos o equipos difíciles de camuflar, cuestión que no ocurre igual con la guerra de movimiento y la lucha guerrillera, donde han quedado empantanados y sin perspectiva de victoria en el largo plazo. Por ello la defensa integral de nuestro territorio, tiene que ponerse a tono con los nuevos elementos de esta estrategia imperial, tomando en consideración  lo que  confesó recientemente el nuevo director de la CIA el ex - general David Petraeus: en EEUU la formación profesional recibida preparó las fuerzas militares para una guerra que no es la que se está desarrollando ahora, de allí la “crisis de paradigma” y las contradicciones castrenses por la emergencia de nuevos elemento doctrinarios como los que aparecen en el COIN.

E/ Carlos Lanz Rodriguez

24 de Septiembre de 2011.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 8636 veces.



Carlos Lanz Rodríguez


Visite el perfil de Carlos Lanz Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a130748.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO