Parasitos, ladrones, bandidos... y otras especies

Muchas cosas dichas y escritas, son expresión fiel de la crisis estructural de un sistema y sus valores, de una decadencia generalizada que obliga a mirar en perspectiva y establecer la dimensión verdadera de lo que ocurre en nuestro país.

Parece estar de moda las expresiones simplificadoras de los acontecimientos diarios, estos que afectan a todos por igual y son objeto de análisis permanente por "expertos profesionales" a través de los medios masivos de comunicación y por el pueblo de a pie, en el campo de los acontecimientos, es decir en la calle.

Así, vamos encontrando personajes "autorizados" a interpretar nuestra realidad, que se atreven a contrariar el impacto de una guerra económica que se ha convertido en un ataque desmedido contra quienes vivimos de un salario, que cada día alcanza menos para satisfacer necesidades elementales y que hasta hace poco era objeto de sendos galardones como el más alto de américa latina.

Cualquier personaje de estos, que han demostrado en el ejercicio de sus funciones probada incapacidad, se atreve de manera descarada a tildar públicamente de traidores, a quien se atreva a cuestionar su interpretación de la realidad vivida hoy por los venezolanos, esta práctica ha sido adoptada por todo aquel que teniendo responsabilidades directas en las decisiones tomadas, se niegan rotundamente a reconocer su responsabilidad y utilizan el método de huir hacia adelante para evadir las consecuencias derivadas de sus acciones.

Hoy estos mismos personajes, han convertido la política en un concierto permanente de acusaciones ruidosas y una especie de coliseo, en el que los leones han sido entrenados para amedrentar y atormentar a la víctima sin causar daño físico alguno. Claro, los leones de este bacanal, portan cámaras y micrófonos que han sido dados por los cesares de nueva data para impedir ser acusados de crueldad y colocar ante la opinión publica la imagen de verdugo bueno, de amo bondadoso.

Hemos sido testigos en los últimos días, de expresiones que dicen mucho de lo que ocurre a lo interno y nos distrae de lo externo, "la corrupción, el bachaquerismo, los parásitos, los ladrones, los bandidos atacaron toda la cadena de llegada de materia prima a los puertos" ha sido la última expresión del presidente Nicolás Maduro para dimensionar la calamidad en la que se encuentra la administración pública nacional y justificar tal vez; el nombramiento de autoridades únicas en los más importantes puertos del país con el fin de poner orden, eso, deja de lado la posibilidad de ver acciones ejemplarizantes, que hagan conocer públicamente a quienes manejan actualmente los negocios en los puertos venezolanos y bajo que premisas lo hacen.

franco__rivas@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 984 veces.



Henry Franco

Comunicador popular. Miembro del Colectivo Radiofónico de Petare y de la emisora Al son del 23 en Caracas

 ccdresistencia9960@gmail.com

Visite el perfil de Henry Franco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: