El siniestro corresponsal de Globovisión en Bolivia

Jorge Landivar, el “corresponsal” boliviano cuyas llamadas telefónicas desde Bolivia son retransmitidas en el programa “Aló Ciudadano” de Leopoldo Castillo en Globovisión, es un siniestro personaje de manos tintas en sangre de pueblo. En efecto, se trata de un terrateniente y político derechista, que fue ministro y muy importante en el entorno del sanguinario dictador Banzer.

Recordemos que Banzer (y aquí cito la Wikipedia) “Fue dictador por siete años, dejando incontables denuncias de violaciones a los Derechos Humanos y una de las deudas externas más grandes que tuvo Bolivia. Su gobierno participó en el Plan Cóndor; operativo de represión anti-izquierdista instrumentado por los gobiernos militares de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia, en los años 70. Durante este periodo Bolivia suministró principalmente a Chile y a Argentina (y viceversa) información sobre el movimiento de los que entonces se llamaban 'subversivos' que se encontraban dentro del territorio de estos países. En plena Guerra Fría el Gral. Banzer dijo que mientras en Europa se peleaba con la diplomacia, en Latinoamérica nosotros poníamos los muertos. Durante su gobierno se inició el boom del narcotráfico en Bolivia, que seguiría durante toda la década de los '80”.

Jorge Landivar, ministro y esbirro de semejante dictador, está evidentemente involucrado con el separatismo que promueve el Departamento de Estado y es cómplice de la violencia racista y que enluta a Bolivia. Nadie mejor que él para encajar en un programa como “Aló Ciudadano”, y coincidir con el espíritu del conductor del mismo, Leopoldo Castillo.

¿Nos dirá el “matacuras” dónde y cuándo lo conoció, o quién se lo recomendó…?
Con esta porquería Globovisión alimenta la mente y el alma de nuestra infeliz clase media opositora…






Esta nota ha sido leída aproximadamente 2439 veces.



Eduardo Rothe


Visite el perfil de Eduardo Rothe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Eduardo Rothe

Eduardo Rothe

Más artículos de este autor