Parlamento

Hay que poner fin

Hay que poner al castigo de civiles. Las sanciones contra Venezuela y otros países, son crímenes de lesa humanidad que debe ser investigado por la Fiscalía de la Corte Penal Internacional. De acuerdo con los argumentos emitidos por Expertos de Derecho Humano de la Organización de las Naciones Unidas, en la que califican a las sanciones, como un "castigo" contra la "población inocente". Los expertos señalan que a muchas personas en el mundo se les niega el derecho al desarrollo personal y a las mejoras económicas de sus países, tras las medidas coercitivas unilaterales; por lo cual instan a que se retiraren para garantizar el estado de derecho. "Las sanciones frenan el desarrollo de los países, también frenan a las personas y, en un mundo globalizado, eso perjudica a todos"; destacan. Las sanciones promovidas por el gobierno de Estados Unidos bloquean los servicios de teleconferencia y datos en estos países; las personas quedan excluidas de los seminarios web en donde obtienen información, intercambios, educación y capacitación.

Recientemente, Venezuela denunció ante el Consejo de Seguridad ONU, a una red de crimen transnacional organizado con mercenarios de Colombia y EEUU, que perpetraron actos de terrorismo y magnicidio en contra de los Jefes de Estado de Haití y Venezuela. Los presidentes de ambos países fueron atacados por mercenarios provenientes de Colombia y Estados Unidos, hechos que ponen en evidencia la necesidad del imperialismo, y sus lacayos, en Sudamérica par acabar con aquellos países decididos a desligarse de la hegemonía imperialista, delito que no le perdona al pueblo venezolano, en querer ser independiente, libre, soberano y democrático. Las agresiones en contra del pueblo venezolano, por parte del gobierno de los EE.UU, y la Unión Europea, representan hechos que constituyen un ataque que pone claramente en peligro la paz y la seguridad internacional.

Hay que poner fin al castigo de civiles. El imperialismo y sus garras criminales, cuando no somete a los pueblos a través del asedio, la intervención y el bloque, emplea acciones militares y terrorista, someter a los pueblos a su voluntad y capricho: El pasado 7 de julio del presente año, el mandatario de Haití fue encontrado muerto en su residencia a las afueras de Puerto Príncipe, la capital de Haití, luego que un grupo de hombres armados ingresaran a la residencia y le dispararán a Jovenel Moïse y su esposa. En el mes de agosto del 2018, el presidente Nicolás Maduro se encontraba en un acto con motivo de un nuevo aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, cuando fue víctima de un atentado fallido en su contra. El ataque se debió a detonaciones por parte de una serie de drones con cargas explosivas que sobrevolaron cerca de la tarima presidencial. Pruebas emitidas, días después del ataque, por el Ejecutivo Nacional, indicaron que estas acciones criminales fueron perpetradas por mercenarios norteamericanos y colombianos.

Importante señalar que los presidentes de ambos países fueron atacados por mercenarios provenientes de Colombia y Estados Unidos, hechos que ponen en evidencia la necesidad del imperialismo y sus lacayos en Sudamérica de acabar con aquellos países decididos a desligarse de la hegemonía imperialista. Es opinión de Relatores y expertos independientes, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que las medidas restrictivas unilaterales vulneran el derecho al desarrollo, y demanda el cese de su imposición a Estados Unidos y a la Unión Europea, igualmente a los países que se hacen cómplices de estas acciones criminales.

Con el inicio del dialogo entre Chavismo y la Casa Blanca, solo vemos y escuchamos amenazas, del policía del planeta en contra del pueblo venezolano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 801 veces.



Francisco Medina

Abogado. Dirigente político. Exdiputado del Consejo Legislativo del estado Bolívar

 medinafranr@gmail.com

Visite el perfil de Francisco Medina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Francisco Medina

Francisco Medina

Más artículos de este autor


Notas relacionadas