Trump no los tiene bien puestos para invadir militarmente a Venezuela

"El mundo de hoy se ha divido de nuevo en dos polos, el chino y el estadounidense. La atracción de ambos es tan fuerte, que las otras naciones tendrán que imantarse a uno de esos extremos" I.M.

Vivimos en una aldea globalizada con dimensiones conocidas, continentes que la conforman, océanos que los limitan y una bóveda celeste por donde viaja lo inimaginable, lo que hace, que todo esté enredado, es decir, en red. Sociedades relacionadas, interrelacionadas y vinculadas de una u otra manera por esos medios y confines. Esto hace que algunas naciones dependen unas mas de otras, por lo que lo bueno o lo malo que suceda a alguna, con esa relación será enormemente afectada por estar tod@s confinad@s en este globo de paraíso extraordinario otorgado por un ser supremo al humano.

Lo que la mayoría de las sociedades del mundo ignoran es que China y EEUU están montados "sigilosamente" en una guerra comercial descomunal sin precedentes, y esa interrelación globalizada entre ambas naciones con otras, está afectando y afectará a muchas sociedades de ambos bloques. China se ha remontado en una hazaña histórica para dividir o mejor dicho, acabar con la hegemonía que ha mantenido a EEUU durante varias décadas en la cúspide comercial y financiera. China es el país más superpoblado del planeta. Este coloso asiático si se lo propone, puede desestatizar a cualquier región o nación del mundo en lo comercial/económico, y por su cultura milenaria hay que ser muy precavidos y cautelosos a escala planetaria. Ya los jefes chinos entendieron que ese boom humano que tienen, pueden utilizarlo para lo que se les antoje, para bien o para mal, lo veremos en el tiempo. Esto ha hecho que China tenga hoy día, un papel crucial en la cadena mundial de insumos y suministros de toda índole en el comercio globalizado

Esta guerra comercial entre los EEUU y China traerá no solo consecuencias económicas, sino también políticas, y precisando más aun, Venezuela es el caso a referir por razones obvias. Estamos en el ojo del huracán, entre el peo comercial de China y EEUU. Trump ha tenido muchos desaciertos comerciales con las transacciones de EEUU, un déficit comercial con la China donde se encuentra la mano de obra más barata para las empresas gringas establecidas en el coloso asiático y que han llevado a ambas naciones en aplicar medidas arancelarias que comprometen las sanas relaciones en un mundo globalizado. Este déficit comercial también está afectando a Europa, quien es socio clave de los EEUU para sus intereses hegemónicos en la Eurasia. Las relaciones y alianzas estratégicas de Venezuela con China, son un problema a resolver por EEUU

Trump mal asesorado para el momento, se lanzó al ruedo bélico contra Venezuela sin medir las dimensiones y/o consecuencias del problema globalizado que representa una guerra militar contra una nación que sigue por alguna razón, protegida por la mano de Dios, una guerra que requiere recursos de toda índole en medio de un déficit que tienen en estos momentos EEUU. Una guerra que demanda cuantiosas inversiones para atender no se sabe por cuánto tiempo. Una guerra que utilizaría logística incalculable de varias naciones como la santandereana Colombia aun cuando cuenta con las siete bases militares.

China está dispuesta a apoyar a Venezuela bajo cualquier condición y circunstancia. Ya esto no está en duda. El presidente Maduro estratégica, sabia y valientemente ha buscado conseguir ese apoyo sabiendo negociar, aunque much@s no lo crean, porque los recursos los tenemos, eso lo sabemos.

Rusia también está montada en esta odisea llamada guerra comercial económica. La repuesta del Kremlin no se ha hecho esperar. Putin dispuesto a cualquier tipo de confrontación con su viejo enemigo los EEUU a quien lo tiene en la mira telescópica esperando se atreva a pasar la línea de una intervención militar en Venezuela

También el líder norcoreano Kim Jong-un –según algunos, el loco por los cojones que tiene de haberse armado militarmente contra cualquier ataque de potencia alguna- manifestó su apoyo a Venezuela y contra cualquier fuerza externa que quiera destituir a un presidente legitimo y de acuerdo a su Constitución, Nicolás Maduro Moros

Claro está, hay mucho más que lo planteado hasta aquí y much@s ya lo saben. El juego apenas comienza, y Venezuela es garantía de diversas maneras, por ubicación y recursos estratégicos para estas y muchas más naciones. Sobran razones para una guerra militar

Este mundo enredado, ya sabe que está dividido. Unos pocos apoyan a EEUU, y unas mayoría a Venezuela. La invasión militar por Trump no es tarea fácil, se necesitan verdaderos cojones para hacerlo. A menos que se vuelva loco y quiera ser el patán responsable de una guerra mundial

Por consiguiente, para poder salvar no a Trump, sino a los EEUU de una vergüenza bélica por las repercusiones mundiales, por estas intenciones delirantes en estos momentos, el Congreso de los EEUU ha tenido que intervenir muy astutamente y decir que no aprueban una intervención militar de Trump para Venezuela, así matan dos pájaros de un solo tiro –la vergüenza y a Trump por sus imprudencias geopolíticas-, la verdad verdaita es que las locuras del bufón de la Casa Blanca, le están empezando a salir muy "costosas" a los emporios y grupos dominantes del Pentágono, del sionismo norteamericano y otros sectores agrupados en corporaciones

Venezuela es un cliente/socio muy estratégico y conveniente para China en este continente. Nosotros estamos aliados de diversas formas y convenios con esta nación de la región asiática que está dividiendo el planeta en dos. Invadir militarmente a Venezuela, es agredir indirectamente a China, lo que traería enormes consecuencias comerciales y por ende, económicas en este juego geopolítico de esta aldea la Tierra, en el que se están debatiendo por la supervivencia muchos países del mundo.

Trump, y los EEUU ya lo saben. Venezuela está apoyada por más de una centena de países que conforman a la O.N.U. Ya Trump entendió que para invadir militarmente a Venezuela necesita cojones de verdad para general una gran guerra mundial, porque son muchos los países que participarían entre el bloque chino y estadounidense

Gracias a esa visión estratégica y geopolítica que nos legara nuestro comandante eterno Hugo Chávez, de un mundo multicentrico y pluripolar que le dejó al presidente Maduro, a la Revolución Bolivariana, pero sobre todo, a este pueblo noble y soberano que ha sabido soportar lo impensable con una guerra de ataques que con una sola acción de estas, otras naciones han caído: Haití, Honduras, Paraguay, Brasil… por señalar algunas.

¿Tendrá Trump cojones para hacerlo?

Nuestro legado… también es sagrado

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 965 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a275690.htmlCd0NV CAC = Y co = US