Maduro y la supuesta victoria en la OEA

El gobierno de Maduro se jacta de que los EEUU no logró su cometido de suspender a Venezuela de la OEA al no alcanzar los 40 votos requeridos a tal fin.

Las palabras de Maduro, su Canciller Arreaza y la plana mayor del PSUV, pudiera catalogarse como una alegría de tísico. El gobierno, en vez de analizar en profundidad y seriedad, para preparar las armas requeridas para dar el combate antiimperialista en forma y no el de un temeroso enclenque, prefiere quedarse en el análisis superficial de lo sucedido en el organismo mejor conocido como el MINISTERIO DE LAS COLONIAS, pues le tiene más miedo a la clase obrera y pueblo revolucionario, que al propio imperio que lo abofetea a mansalva. Cómo es eso de llamar derrota del gobierno norteamericano una batalla donde alcanzó hacer retroceder a gobiernos históricamente aliados del chavismo como el nicaragüense y el salvadoreño haciéndolos pasar del apoyo activo a la abstención y cuadrar a su favor votos como el de Ecuador… Cómo atreverse a llamar simple y llana victoria de su gobierno el haber obtenido tan solo 3 votos contra 19 y más cuando los 3 votos son de países tan débiles en el concierto continental como SAN VICENTE Y LAS GRANADINAS, BOLIVIA Y DOMNICA Y MÁS FRENTE A MÉXICO, BRASIL Y ARGENTINA.

Ni siquiera en lo formal Maduro puede cantar una victoria en forma como lo viene haciendo, pues si bien los números de la votación 19 contra 3 le permiten "sobrevivir en la OEA", el enemigo imperial fortalece su posición relativa al restarle fuerza dentro de los gobiernos burgueses del continente; Menos aún puede Maduro, en el campo de la lucha internacional, donde los votos no son los que cuentan para decidir una batalla y menos aún una guerra antiimperialista, cantar victoria, cuando al gobierno de Trump se le abren nuevas vías para profundizar a Venezuela en sus relaciones internacionales y con ello la apertura de posibilidades de la toma de nuevas medidas diplomáticas y sobre todo económicas contra la ya maltrecha economía nacional. Ubiquémonos en el punto de la guerra de Siria, donde los EEUU, violando sus propias leyes internacionales invadió militarmente este país, aún en contra de la opinión y posición de países como Rusia y China y aún mantiene sus fuerzas militares allí en contra del propio gobierno de Asad. La lucha por la independencia nacional, y la del socialismo no es un problema de votaciones en algún organismo burgués internacional como la OEA o la ONU. Las mismas son un problema de correlación de fuerzas entre las naciones la primera y la clase obrera y la burguesía; Maduro está en medio de una tormenta, de un enfrentamiento de de independencia y soberanía nacional frente al imperio, donde él ha perdido apoyo de los gobiernos burgueses del continente y Trump ha ganado apoyo o ha neutralizado el apoyo de países que antes se lo daban al venezolano.

La victoria que reclama Maduro es doblemente pírrica. Si fuera por comandantes como estos, tan ciegos y carentes de visión para ubicarse políticamente en el campo de batalla, Venezuela tendría garantizada una derrota que nos postrará por años ante el enemigo imperial, pero como no es así de sencillo, es hora de impulsar una reflexión activa para reagrupar fuerzas y librar los combates necesarios bajo las banderas antiimperialistas y de poder obrero popular que nos conduzcan a la verdadera liberación nacional, vinculada indisolublemente a la lucha socialista.

Ante esta coyuntura, las fuerzas antiimperialistas y revolucionarias debemos unir fuerzas para desbaratar las medidas injerencistas imperialistas que nos vienen aplicando a los venezolanos y a nuestro país acudiendo a la clase obrera internacional y sus organizaciones para condenar y exigir la suspensión de las medidas que los EEUU, Canadá y la UE nos aplican, para organizar en lo político una campaña de solidaridad internacional con nuestro pueblo y en lo material de recolección de alimentos y medicinas a ser distribuidas por las organizaciones obreras y populares. Así como Trump está montando su agresión contra nuestro país sobre la base de países imperialistas como Canadá y la UE y proimperialistas como Colombia, Argentina, Brasil y organismos como la OEA, nosotros abramos un frente de lucha internacional de la clase obrera y los pueblos contra estos.

ANTE EL AVANCE IMPERIALISTA Y EL RETROCESO CHAVISTA EN LA OEA, UNIDAD DE LA CLASE OBRERA VENEZOLANA E INTERNACIONAL CONTRA EL INTERVENCIONISMO GRINGO!! POR LA SOLIDARIDAD MILITANTE DE LA CLASE OBRERA DE AMÉRICA, EUROPA Y EL MUNDO CON LOS TRABAJADORES Y PUEBLO DE VENEZUELA!!

NO HAY ANTIIMPERIALISMO CONSECUENTE SIN SOCIALISMO!!! CONSTRUYAMOS EL PARTIDO SOCIALISTA REVOLUCIONARIO DE LOS TRABAJADORES!!

CONSTRUYAMOS LA INTERNACIONAL LENINISTA DE COMBATE!!!

CSR- EL TOPO OBRERO

http://csr-eltopoobrero.org.ve/

 

leskyleon@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2071 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a264731.htmlCd0NV CAC = Y co = US