La revolución pacífica no existe ... el paradigma venezolano costará muchas vidas heroicas

Hace un mes, el 15 de junio de 2006, en mi artículo, "Bush: ¡Irán, es un asunto de “semanas, no meses”!", advertí sobre lo siguiente:

“La Revolución Bolivariana necesita urgentemente la solidaridad internacional contra un enemigo común, que es el globofascismo orweliano. Probablemente será muy tarde cuando 40 millones de pobres ‘diablos’ de la sociedad norteamericana se den cuenta que no ‘tomaron las armas contra un mar de problemas’ a tiempo y de manera masiva; que no vieron los problemas globales, corporativos y fascistas, que no solamente vienen por sí solos, sino en batallones completos”.

Añadí que “ya es más que hora que la América del Norte resucite a Malcolm X, encienda sus praderas y acabe para siempre y con un sólo chispazo con su ‘buena’ basura que los gobierna. Trabajadores del mundo, ¡tengan cuidado!, porque según Bush, para todos nosotros: es un asunto de sólo ‘semanas, no meses’.
http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=61154

Dos semanas más tarde, el 30 de junio, en mi comentario "Justo después de la final de la copa mundial de fútbol, se podría desatar el infierno apocalíptico", ratifiqué:

“Como ya lo dije, todo lo que hay que saber es que en el imperialismo fascista corporativo el negocio es la guerra global y la guerra es negocio global... El escenario militar a nivel global ya está arreglado: justo después de la final de la copa mundial de fútbol, se podría desatar el infierno apocalíptico. Los EE.UU. están en serios problemas económicos y en cada día en que un dólar se convierte en un euro y se devalúa, Bush canta: “¡Más cerca, Oh Dios de ti!”.
http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=62600

Durante los últimos cinco años, en solidaridad democrática con la Revolución Bolivariana, hemos informado sobre las actuales atrocidades metropolitanas y el futuro terrorismo globalizado contra la humanidad. En cuanto al venidero globofascismo notamos a nivel científico y con alegría que la historia misma ha corroborado nuestras teorías, escenarios y proyecciones más extrañas. De ninguna manera consideramos nuestros análisis y opiniones como ‘graffiti’ apocalíptico, como premoniciones al estilo de Casandra o incluso como ominosas malas noticias. Sin embargo, aquí desde la vanguardia de la Revolución Bolivariana nuestra propia cosmovisión, nuestra lógica científica y nuestros métodos filosóficos nos permiten luchar en el horizonte revolucionario de la emancipación humana.

En este espíritu creativo y como siempre, brevemente vamos a colocar bajo la lupa algunos eventos globales, donde se destaca la coalición fascista más reciente entre EE.UU. y Alemania, un quo vadis nazi destructivo emergente (santificado por la gratitud imperial de George Bush cuando besó fríamente a la Canciller alemana Angela Merkel en ambas mejillas) y varios actos bélicos anti-árabes, escalando a una enorme velocidad. Hay bastantes víctimas del ‘neoliberalismo salvaje’, que por su mente controlada casi no logran percibir las dimensiones peligrosas de estos eventos. De hecho, esas víctimas suman miles de millones alrededor del globo y son esclavos asalariados, confundidos por una ideología osificada, una lógica formal inculcada, confundidas por noticias ‘anti-terroristas’ unilaterales y clonadas, y por la ‘información’ genéticamente manipulada sobre la ‘amenaza’ Chávez, los peligros que acechan en Cuba, Bolivia y Venezuela, y que los bolivarianos son una amenaza para la ‘paz mundial’.

Sin embargo, primero algo sobre la verdad científica y la ficción ideológica en Venezuela y en otras partes. Cuando a diario vemos la televisión o leemos los periódicos regionales y nacionales, que son los portavoces de la ‘oposición’ venezolana, se nos rompe el corazón al presenciar los resultados finales contemporáneos de siglos de engaño colonial a nivel educativo de las clases sociales oprimidas, inocentes, ignorantes y esclavizadas. Leer una mentira tras la otra es una tortura amarga, porque uno sabe que solamente son fabricaciones descaradas, verdades a medias, hechos manipulados, basura golpista, en otras palabras, son parte de la guerra psicológica. Uno se alegra de ver esto en primer lugar y todavía poder saborear la frescura de la verdad, porque simplemente uno está (y estaba) allí, uno ha experimentado el brutal golpe militar, uno ha vivido el sabotaje petrolero, lo vio todo y sobre todo uno todavía tiene memoria, tiene una conciencia de clase histórica. Uno sabe qué es la negación del capitalismo, sabe qué es el marxismo, qué es la lucha de clases. Parece increíble el sofisticado nivel de entrenamiento contrarrevolucionario por parte de la CIA, el nivel de la psicología fascista y el nivel de conocimiento para revertir la verdad y la realidad en mentiras y en una virtualidad ideológica, es decir, cómo uno acusa a los demás de algo que uno mismo está cometiendo y donde uno es un experto.

Este nexo alienado a través del dinero, esta pandemia ideológica, esta epidemia psicológica y esta patología endémica son los que han penetrado la fábrica capitalista social entera. Son ellos los que fluyen en las venas más finas de las estructuras y los esfuerzos a nivel de la educación y la socialización. Sin una revolución cultural radical, nunca se podrá erradicar y aniquilar esta “plaga”  capitalista e imperialista (Bolívar), ni en Venezuela ni en ninguna parte de este planeta capitalista.

Por esta misma razón, la Verdad es la cosa más rara que hay sobre la Tierra, y aún así, es la conditio sine qua non para la libertad, la revolución, el socialismo y la emancipación.

Dentro de aquél fascismo orweliano, que Bush trata de globalizar ahora violentamente, se ha convertido en ‘noticia’ diaria: “guerra es paz” y “libertad es esclavitud”. Un mentiroso se convierte en un Santo, el fraude político se convierte en democracia. Un Adeco se convierte en Chavista, a un dictador lo elevan a un libertador. A Chávez lo transforman en Bush, a Negroponte en Albert Schweitzer y a Rice en la Madre Teresa de Calcutta. Día tras día, son millones los inocentes que durante mucho tiempo fueron convertidos en ignorantes y que no saben otra cosa los que creen en estas mentiras fascistas; ellos están dispuestos a defender al globofascismo real existente con sus propias vidas. La educación, la socialización y la ideología funcionan perfectamente y cobran su tributo a escala mundial. Esto lo confirman los centenares de cartas que nos llegan a la redacción, y que demuestran hasta el extremo esos síntomas de la psicología de masas y de la patología mental.

¿Quién todavía necesita pruebas científicas de la quintaesencia militar y neo-nazi del ‘Cuarto Imperio’ del Presidente Bush? ¿Quién en el Tercer Milenio todavía no sabe lo que es el capitalismo? ¿Quién en el siglo 21 todavía no sabe diferenciar, identificar, pensar el opuesto exacto del imperialismo?

Es triste tener que decir que como resultado de un eterno lavado de cerebro, miles de millones no ven que la suerte está echada, que jacta alea est. No logran ver ni captar lo Nuevo, el Nuevo Socialismo Creativo. Pero frente a la agonía de la propia especie tendrán que despertarse y entonces sabremos para quiénes se produjeron las armas de destrucción masiva, quienes serán atacados por scramjets y bombas atómicas, seguramente no serán ni Marte ni los extraterrestres. Eran las vacas locas británicas y la ‘Gran Marcha’ china, que ya marcaron históricamente su huella de sangre según el lema ‘la guerra es el gran negocio’ y ‘el gran negocio es la guerra’.

¡Esta es la verdad de lo que actualmente pasa en el Medio Oriente!

Además, nos guste o no, volvieron para quedarse, más frescos que nunca Carlos Marx y el socialismo científico y filosófico (no las caricaturas pervertidas de la negación del capitalismo).

¡Fue la misma junta militar de Bush el que los despertó de su añejo letargo! Mientras tanto, el mundo básicamente no ha cambiado mucho. El capitalismo sigue siendo igual de explotador, dominador, discriminador, militarista y alienador, como siempre; sólo que se  volvió rancio y senil. Ya no hay nada nuevo con el capitalismo, así que, ¡mejor salgamos de esta ‘basura del milenio’!

Mientras existan el capitalismo, Marx, Bolívar y Chávez ellos siempre estarán presentes. Ahora, incluso el ‘buen’ capitalismo y el mismo imperialismo tienen que inventar que el ‘marxismo’ es parte del ‘eje del mal’, del ‘comunismo’ o del ‘terrorismo’. Simplemente no puede sobrevivir, no puede globalizarse sin su negación, sin el marxismo revolucionario.

Lo que está pasando actualmente a escala mundial, mutatis mutandis Marx lo pronosticó en su obra principal "El Capital", con mucha incisión académica y precisión severa. Cualquier estudiante marxista puede ver que nos aproximamos al fin del modo de producción capitalista, que estamos llegando a los límites terrenales de la concentración, monopolización y centralización del capital, de la composición orgánica del capital, desechando el trabajo físico del proceso de producción, sustituyéndolo por computadoras y máquinas, produciendo así una pequeña clase de ‘trabajadores intelectuales’, pero también una sobreproducción y una crisis energética, depresiones, devaluaciones y recesiones, generando una tasa decreciente de ganancias, una pauperización progresiva a escala mundial y dejando a continentes enteros en la miseria.

Estudiando a Marx, tomando medidas de emergencia, a través del fascismo abierto, de guerras mundiales, mediante la industria del armamento, la producción de armas de destrucción masiva, tratando de escapar del meso -cosmos al micro y macro-cosmos, el capitalismo corporativo busca evitar su fin inexorable. Pero todo es en vano y no se pueden desactivar las contradicciones inherentes al capitalismo, que son la explotación, la dominación, la discriminación, la militarización y la alienación. El capitalismo como modo no puede ser aplicado en los procesos liberadores que amanecen en el horizonte de la creación y emancipación humana. Ya enfrentando su agonía, el imperialismo mundial, la globalización corporativa es actualmente más brutal que nunca antes.

Es este vandalismo y ‘vampirismo’ capitalista en su fase final, el que se puede presenciar ahora a escala mundial. Los bolivarianos revolucionarios urgentemente deberían tomar nota de lo siguiente: en realidad, el verdadero complejo laboral nunca fue diferente. Existen vínculos históricos directos entre los esclavos quemados en las plazas de Mileto, la crucifixión de Espartaco, Giordano Bruno quemado en la hoguera, la decapitación de Maria Antonieta bajo la guillotina democrático-capitalista, la masacre de un millón de comunistas en Djakarta, Indonesia, entre Workuta, Hiroshima, Auschwitz, las Torres Gemelas, el 11-A y los venideros ataques asesinos a Irán, Cuba y Venezuela.

La revolución pacífica no existe y el paradigma venezolano costará muchas vidas heroicas.

En el Manifiesto Comunista Marx y Engels describieron el proceso histórico dialéctico de la auto-realización brutal y auto-destrucción criminal de la Revolución Francesa burgués-democrático-capitalista, en otras palabras, de la Globalización. Marx y Engels estuvieron entre los primeros teóricos del inexorable proceso del fascismo globalizado.

Ahora, sigamos las recientes huellas de la muerte del ‘Hermano Mayor’.

La auto-proclamada súper potencia llamada EE.UU. actúa como el “Hermano Mayor” de Orwell, como el Salvador de la Libertad y de la Democracia. En todas partes manda qué hay que hacer, pero nunca le permite a otros, por ejemplo a Irán o a Venezuela, hacerlo “como yo lo hago”: amontonar armas de destrucción masiva y armarse hasta los dientes.

Natural y socialmente el hecho de que la humanidad se está acercando directamente hacia el desastre global, esto prácticamente ya es cierto. Como pronosticó Marx, las relaciones amo-esclavo en la Tierra se están volviendo locas, van más allá del control de la clase dominante. Ni siquiera una ONU reformada, ni siquiera un puesto rotativo castrado en su Consejo de ‘Seguridad’ podría parar el venidero globofascismo. El proceso productivo del trabajo de siglos pasados se ha convertido en su opuesto, en un modo de auto-destrucción, en una venidera ‘barbarie’ (Marx).

¿Qué es más bárbaro que las invasiones estadounidenses en Afganistán e Irak? ¿Quién podría parar a esos criminales de guerra, que actualmente hacen lo peor para aniquilar una humanidad inocente y empobrecida?

Es cierto: ¡Ni las Naciones Unidas, ni el Papa, ni Dios, ni Bush mismo pueden parar la inexorable conflagración planetaria entre la Naturaleza violada y la Sociedad perversa!

Es únicamente la verdadera emancipación creativa, la que todavía tiene un chance infinitesimal.

¿Dónde está la ultima ratio para todas esas invasiones ‘preventivas’ y para sus pretextos inventados?

Cómo es que el capital, es decir, el Hermano Mayor Bush se ubica por encima de la moral, las leyes y los tratados internacionales, ¿de verdad necesita un pretexto, en primer lugar?

Sin embargo, si es necesario, entonces el Señor Todopoderoso, junto con su CIA, sus ONGs, fundaciones, petro-dólares, lacayos, traidores, mercenarios, escuadrones de la muerte, armas de destrucción masiva y medios masivos pueden crear todos los pretextos que deseen.

La política exterior de los EE.UU. está llena de estos ‘pretextos’: Pearl Harbor, 11 de septiembre, tráfico humano, tráfico de drogas, instalaciones secretas para la fabricación de bombas atómicas, terroristas y cosas por el estilo.

Irán logró evadir todas estas trampas, porque sabe que lo que está en juego no tiene nada que ver con la producción de energía nuclear o armas nucleares. Tiene que ver con los grandes negocios, con la bolsa petrolera iraní, la devaluación del dólar, las gigantescas deudas estadounidenses, la pérdida de la hegemonía estadounidense, la debilitación o eliminación de los grandes competidores como lo son Europa, China o incluso ‘Eurasia’ y el aislamiento de sus recursos naturales y energéticos.

También, si es necesario, la América Corporativa puede declararle la guerra atómica total a los nuevos poderes mundiales emergentes.

Así que ni los actuales ataques contra Afganistán, Líbano, Palestina o incluso Corea del Norte, ni el conflicto divide et impera entre Pakistán e India expresan la verdadera cosa. Se oculta la verdad cuidadosamente a través de la ideología militar, la realpolitik, las mentiras políticas o los mitos de Bin Laden y Al-Qaeda. Estos conflictos en el Medio Oriente son producidos artificialmente y alimentados cuidadosamente, y forman el prólogo de una verdadera guerra global. Esta táctica se puede ver claramente, cuando se utiliza a Israel como peón del imperio para llevar a cabo el trabajo sucio para el Tío Sam y su poderoso lobby judío en el régimen de Bush.

¿Quién sigue creyendo que se declaran las guerras a causa del secuestro de “una cara hermosa que es capaz de hundir mil barcos”? ¿Quién puede creer seriamente que la actual guerra y las masacres en el Medio Oriente se originaron a causa del secuestro de dos soldados israelíes?

Sin embargo, un estudiante del marxismo o cualquier cerebro con un mínimo de inteligencia sabe que esto es basura y que las acciones militares planeadas por el Pentágono y la OTAN – utilizando su rompeolas leal imperialista, Israel – se realizan para destruir las líneas de defensa iraníes, en Palestina, Líbano y Siria, para a la final atacarlo con más facilidad.

En todo caso, objetivamente existe el ‘pretexto’, pero todavía no es el momento. Irán advirtió a Israel de no invadir a Siria, porque no toleraría un acto militar como este, y que esto encendería la mecha en el Medio Oriente, generando en consecuencia precios de petróleo por encima de los 80 dólares. Ya en este momento la situación en el Medio Oriente pone en caos las bolsas de Europa y EE.UU. Incluso Corea del Norte advirtió a EE.UU. y los EE.UU. advirtieron a China. Nos encontramos en una situación internacional extremadamente volátil.

Igual que en el caso de Irak, la misma CIA no conoce con seguridad las ubicaciones de las llamadas instalaciones atómicas iraníes. Algunos generales estadounidenses temen otro fiasco como el que actualmente hay en Irak. Sin embargo, si en realidad existe lo que reclama la administración Bush, entonces ¿qué pasaría, si esas instalaciones están distribuidas a través de todo el Irán, en los centros más poblados? ¿El Papa y las Naciones Unidas sancionarán esta guerra nuclear de baja intensidad, este genocidio árabe, este holocausto nazi, sólo para satisfacer los caprichos corporativos de la junta militar Bush y su lobby judío?

Mientras tanto, parece que HAARP está muy activo en el sur de Irán, cerca de aquella isla donde funcionará la bolsa petrolera. Esta vez fue sacudida por un terremoto la ciudad de Khonj, en la provincia sureña de Fars...

En los ojos miopes del racismo metropolitano del norte, del apartheid y del sionismo ¿valen más las vidas de dos soldados israelíes que los centenares de miles de mujeres y niños irakíes, iraníes y palestinos masacrados, sufriendo y muriéndose como resultado de los ataques militares permanentes y de los efectos mortales de la madre de todas las bombas?

En auto-defensa de las víctimas árabes, excepto los turistas de Miami y los peregrinos feudales, ¿quién se atrevería a invadir a Disneylandia o la Ciudad Sagrada?

Marx tenía razón, en el capitalismo, la vida de un trabajador, de una mercancía humana no vale un pito; un barril de petróleo vale miles de vidas. Por lo menos en Pushkin, el Presidente ruso Vladimir Putin nos aseguró que el petróleo seguirá siendo la principal fuente energética por los próximos 50 años. Seguramente el presidente ruso escuchó algo sobre Nikola Tesla. La ex-Unión Soviética aplicó su tecnología y energía libre electromagnética en varios experimentos.

Pero, como sabemos, negocios son negocios y el Hermano Mayor le permitirá a Rusia entrar en la Organización Mundial del Comercio.

¿Qué dará Putin a cambio?
¿Parará la venta de armas a Venezuela?
¿La humanidad sobrevivirá tanto tiempo, 50 años?
¿Por cuánto tiempo la nueva amiga de Bush, la India, tolerará el alto precio del petróleo?

¿Por qué el ultimátum de Bush a China, decirle a un Estado soberano, Corea del Norte, cómo comportarse, como si éste fuera un niño? ¿Será que el Hermano Mayor quiere introducir sus patrones de comportamiento de doble estándar en Asia? ¿Qué quiere decir Japón cuando habla de un ataque preventivo contra Corea del Norte? Parece que aparte de Alemania, la doctrina Bush también da sus frutos en Japón, en Asia. Seguro que China no permitirá fuegos artificiales atómicos al estilo del 4 de Julio en su gran Muralla.

Además, ¿olvidamos que China y Rusia firmaron acuerdos militares y que también son poderes nucleares, junto con India y Pakistán? También deberíamos saber que China tiene severos problemas energéticos, sufre de hambre y carestía, y cum grano salis apenas logró alcanzar el estado de desarrollo económico y tecnológico de los países metropolitanos en los años 70 del siglo pasado. Seguramente Rusia, con sus enormes recursos, sigue cultivando sueños diurnos de ser una súper-potencia. Así que no está interesada en firmar ninguna ‘Carta Energética’ global o declarar su petróleo como ‘propiedad de la humanidad’. Igual que en el caso de la Amazonía, esto significaría darle a Bush un regalo de navidad.

Por otro lado y según el ‘Proyecto para un Nuevo Siglo Americano’, a través de toda Asia e incluso en el Pacífico, las fuerzas militares estadounidenses están estacionadas, listas para agarrar cualquier cosa que Washington necesite para sobrevivir algunas décadas más. Esta es la esencia del asunto. En Europa y Asia encontramos el verdadero ‘eje del mal’. Los competidores por la hegemonía mundial. Chávez y Venezuela, aunque son necesarios para resolverle la crisis energética a América del Norte, de hecho e igual que Cuba, son transformados ideológicamente por los poderosos medios masivos internacionales en chivos expiatorios globales, en ‘terroristas’. Esto es un mecanismo fascista típico para ocultar los verdaderos planes imperialistas de la conquista global y de la globalización.

No es accidental que el encuentro del G8 sea en Rusia, y allá se va a decidir, por lo menos en secreto, la continuación del manejo de la situación en el Medio Oriente. Las visitas planeadas por el Presidente Hugo Chávez al Asia, ahora excluyendo a Corea del Norte, indican fuertes huracanes y tornados.

Los EE.UU. ahora adoptan todas las características de la Alemania nazi y de la Sudáfrica del apartheid. Debido a la tensa situación internacional y la severa crisis caótica dentro del sistema imperialista mundial, no sólo experimentaremos mayor violencia de Estado en nombre de la ‘democracia’, sino también alianzas de clases muy extrañas.

El regreso de Marx no es accidental, ortodoxo, reformista o fundamentalista. Es un asunto científico, filosófico y lógico muy serio. Es debido a que las condiciones históricas objetivas, subjetivas y ‘transjectivas’ están dadas para la realización, es decir, la aniquilación de la Revolución Francesa. La Globalización, como fue pronosticada por Marx y Engels en 1848, es la realización de la Revolución Industrial, es la culminación lógica e inexorable del modo de producción capitalista. Si su negación triunfara, entonces podríamos tomar el camino del verdadero socialismo, hacia un éxodo, hacia la emancipación creativa. Si el experimento global revolucionario proletario fracasa, entonces la humanidad está condenada a la extinción y entonces, según Marx, tanto la afirmación (los capitalistas) como la negación (los trabajadores) terminarían en la barbarie, se desvanecerán como polvo de estrellas intergaláctico, dejando atrás un planeta solitario, como eterno recuerdo del egoísmo, la arrogancia, la ignorancia y la avaricia de una clase dominante.

Una cosa es cierta, a Irán y a Venezuela, para fines de este año, les está esperando una pesadilla beligerante, que podría tener efectos apocalípticos. Bush prendió la mecha en el Medio Oriente y el fuego incluso encenderá al  Lejano Oriente. Puede encender a América Latina y puede borrar a los propios EE.UU. de América del mapa de la hegemonía mundial.

Marx y Engels nos dieron la clave principal hacia una auto-defensa emancipatoria: ¡Naciones de los Trabajadores del Mundo, Únanse! Este también es el actual llamado revolucionario del Presidente venezolano Hugo Chávez Frías al mundo. Bolivarianos, lo Nuevo y creativo, es decir, el socialismo mundial, lo tendremos que construir y pensar de nuevo por nosotros mismos.

admin@franzlee.org
ORIGINAL IN ENGLISH:
There is no pacific revolution ... the Venezuelan paradigm will cost
many heroic lives...
http://www.vheadline.com/readnews.asp?id=63500


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5633 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a23602.htmlCd0NV CAC = Y co = US