La sangre no llegó al río Táchira

Ya en frio y con un leve bajón en la desinformación de los medios de incomunicación de la oligarquía colombiana, pensamos que menos mal que la sangre no llegó al río Táchira. Eso era lo que quería la lacra narcoparaca Uribe. Pero analizando la situación, donde de este lado de la frontera, o sea de este lado del rio Táchira, ya las invasiones como la desalojada por el gobierno venezolano al estar de este lado, si se seguían permitiendo lo mas probable es que dentro de poco te montarán los colombianos olvidados por su gobierno, una invasión al lado de tu casa. Y eso no puede permitirse más nunca. Venezuela ha sido muy permisiva y por eso el escándalo que han montado los medios narcoparacos, llámese Caracol, RCN o cualquiera de la oligarquía. Santos ha dicho que no es comparable lo que sucede en Europa donde llegan en cambote africanos, porque Colombia está mucho mejor que Venezuela, lo ha dicho con el mismo sarcasmo de siempre, pero nadie entiende como si en Colombia esta tan buena la cosa, 120.000 colombianos cruzan anualmente para este lado del rio Táchira.

La piltrafa mayor colombiana, esa que de pobre pasó a millonario a punta de droga llevada al país jefe del gobierno colombiano, o sea los Estados Unidos, fue a dar casquillo en plena frontera para que la sangre llegara al río Táchira, pero igual que la Holguín y su sequito, fue hasta abucheado o sea desconocidos por su propio pueblo, eso me hizo recordar cuando Chávez iba a Villa del Rosario, cuando los habitantes de Cúcuta y otros poblados fronterizos, persiguieron y vitorearon con gran amor y admiración, al presidente; pero no al presidente colombiano, sino al presidente venezolano, paladín de los pobres, así fue en Haití, en República Dominicana, en Puerto Rico y en casi todos los lugares oprimidos donde estuvo nuestro libertador llamado Hugo Chávez, cual Simón Bolívar, aclamado por millones de oprimidos por el capitalismo. A la oligarquía colombiana no la quiere nadie, solo se quieren entre ellos. Gente que se cree imperial, esa que tiene 7 u 8 bases militares gringas, entre otras cosas impuestas por el Plan Colombia y por el miedo que nos tienen las cúpulas gubernamentales oligarcas colombianas.

Ahora, hay que decirle a Santos, que si la vaina esta tan buena por allá, porque no hace lo que se hace aquí con las MISIONES creadas por Chávez para los excluidos de aquí por el capitalismo, para que se pudieran subsanar lo que hicieron gobiernos como los de allá. Un pueblo que ha sufrido desde antes que Bolívar los liberara con traiciones y todo y con perdones que no deben darse porque el que perdona muere. Señores colombianos, en vez de tener Uribe el narcoparaco esas haciendas y fincas, provenientes del narcotráfico, vacías, monten en la guacharaca (hacienda del testaferro de carteles del narcotráfico padre de Uribe) una Misión Vivienda y le dan hogar a ese pueblo colombiano desasistido, excluido que no solo está al norte de Santander. También pudieran montar una Misión Alimentación, donde no tengan que venir los colombianos a bachaquear y traficar con drogas. Lógicamente como las misiones son para el pueblo, deben los caliches, montar una Misión Barrio Adentro, estoy seguro que Fidel los ayuda en eso de prestarles miles de médicos que se encarguen de la salud del pueblo colombiano que tiene la mala suerte de no poder quitarse a los gobiernos de derecha de encima.

Por todo esto, menos mal que la sangre no llegó al río Táchira, los colombianos deben estar del otro lado del río y no de este, su país es allá, su gobierno esta allá, las drogas la siembran allá; nosotros somos productores de petróleo no de drogas, por eso Santos, anda con un mojón mental, de que se está mejor en Colombia que en Venezuela, pero en Colombia hay tan solo 40.000 venezolanos y de paso maltratados por los colombianos. Aquí hay 6 millones de colombianos y 21 mil en las cárceles venezolanas, o sea, Santos es incomparable la situación. Su alto nivel mediático mundial, se les da amigos colombianos, por haber firmado un TLC que les da mucha pantalla, pero les da pobreza como monte, como el caso del que se jactaban los colombianos de que en Colombia hay 80 tipos diferentes de papa, pero gracias al nefasto TLC, comen papa gringa porque es más barata, que desastre para el agricultor y productor colombiano. Pienso que Colombia continuará con sus 35 millones de pobres hasta que no mande un Chávez, o mejor dicho un Gaitán, quien al morir se llevó la esperanza de los pobres colombianos de un país mejor y no ese desastre en el que viven más habitantes colombianos, que la cantidad total de venezolanos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1326 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a212920.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO