Elecciones primarias "Made in USA"

USURPAR: “Apoderarse de la dignidad, empleo u oficio de otro, y usarlos como si fueran propios”

En el Capítulo V, Artículo 292, de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se otorga el Poder Electoral al Consejo Nacional Electoral como ente rector, y se afirma que la Junta Electoral Nacional, la Comisión de Registro Civil y Electoral y la Comisión de Participación Política y Financiamiento son organismos subordinados a éste. Las funciones del Poder Electoral estan elaboradas en el Artículo 293 donde ratifica en sus cláusulas (1), (5) y (6) que éste Poder se encargará de: “Reglamentar las leyes electorales y resolver las dudas y vacíos que éstas susciten o contengan”; “La organización, administración, dirección y vigilancia de todos los actos relativos a la elección de los cargos de representación popular de los poderes politicos, así como de los referendos”; y “Organizar las elecciones de sindicatos, gremios profesionales y organizaciones con fines politicos en los terminos que señale la ley.”

Las declaraciones de la vocera de Súmate, Maria Corina Machado, el martes 18 de abril del 2006, sobre su iniciativa de “elegir” a un “único representante” de la oposición para confrontar al Presidente Chávez en las elecciones presidenciales pautadas para el 3 de diciembre de este año, evidencian una clara violación de los antes mencionandos artículos de la Constitución. La vocera de Súmate indicó que su organización habilitará 3.000 centros de votación en el país para realizar una elección primaria el 16 de Julio para designar el candidato que representará a “toda la oposición” en las elecciones presidenciales en diciembre. Esta es una clara intención de usupar las funciones del Poder Electoral, tanto como la misma organización Súmate hizo durante las primeras etapas del proceso del referendo revocatorio contra el Presidente Chávez. Esta inciativa también confirma una vez más que Súmate no es una organización de la sociedad civil sino un “quasi-partido politico” que jamás ha cumplido con su supuesta misión de promover la “eduación electoral” en todos los sectores del país. Súmate siempre ha sido y sigue siendo uno de los grupos líderes de la oposición que mantiene un vínculo muy estrecho con el gobierno de Washington.

La famosa fotografía de Maria Corina Machado mano en mano con el Presidente George W. Bush afirmó lo que muchos habían especulado: ella es la actora principal de Bush en Venezuela y una posible candidata presidencial para las elecciones del 3 de diciembre, al estilo Violeta Chamorro. El Departamento de Estado ha actuado como el principal defensor de los directores de Súmate, Machado incluido, que han sido imputados por la Fiscalía nacional por haber violado la ley en años anteriores. Por cierto, Washington ha montado una campaña en defensa a Súmate a nivel internacional, utilizando al grupo como un ejemplo de las “violaciones de los derechos humanos” y la “persecución política” en Venezuela, según ellos. El National Endowment for Democracy (NED) y la Agencia Internacional del Desarrollo de los EEUU (USAID) han incrementado su financiamiento a Súmate durante los años 2005-2006, otorgandole un mínimo de dos cientos cincuenta mil dolares del dinero público de los estadounidenses. Y también han dado su apoyo político incondicional y un significante ayuda en asesoría, equipos, entrenamiento estratégico y recursos.

Durante los años ochenta en Nicaragua, los EEUU elaboraron una esquema de intervención muy amplia, que concluyó con una fuerte injerencia en el proceso electoral a finales de esa década. Además de haber invertido encima de mil millones de dolares en construir un movimiento opositor al gobierno Sandinista (la Coordinadora Democrática Nicaragüense) y en fortalecer los partidos politicos de la oposición, crearon una entidad “no lucrativa” y supuestamente “neutral” dedicada a la “educación electoral” durante la campaña presidencial. Vía Cívica, como se la denominara, fue creada por la NED para financiar directamente el proceso electoral. Vía Cívica, que se presentaba como “una organización no partidista de la sociedad civil”, fue utilizada para influir en el proceso electoral en favor de la oposición al preparar y distribuir material electoral y celebrar talleres y conferencias de “educación electoral” que mostraban indudablemente su parcialidad hacia la oposición. El gobierno de Washington también obligó a los partidos de la oposición de unirse en una sola coalición, “UNO”, e impuso la candidata Violeta Chamorro como su única opción.

Un informe de la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado, publicado durante la primera semana de abril 2006, confirmó que Washington esta financiando los partidos politicos de la oposición en Venezuela através de la NED y la USAID. El informe afirma además, que Washington esta “ayudando” a la oposición con la “escogencia y posicionamiento de un candidato” y con su campaña comunicacional y electoral.

No existe duda ninguna sobre la injerencia de Washington en el proceso electoral en Venezuela. Mientras buscan desacreditar al Poder Electoral através de una campaña mediática internacional, juegan la otra carta que protagoniza Súmate, burlándose de la Constitución y las leyes que regulan procesos electorales y buscando imponer su candidato de gusto. Súmate representa la mano de Washington en Venezuela y, bajo sus órdenes, intenta imponer su agenda forránea en el país, que sea através del engaño, el fraude, la violación de las normas constituciones o la usurpación ilegal de poderes.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4870 veces.



Eva Golinger


Visite el perfil de Eva Golinger para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /tiburon/a21283.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO