Cátedra Comunal

Sin participación ciudadana, no hay cambio (II)

La semana pasada, en esta nueva secuencia de Cátedra Comunal referida a la participación de los ciudadanos, afirmamos que sin ella no existe Poder Popular, que no es un capricho sino la vía para arrancar el poder de manos de los burócratas, para que la gente lo ejerza en la construcción de su propio camino.

¿Cómo participa el ciudadano si no está informado?. La información es vital para saber qué hacer y cómo hacerlo; los ciudadanos tienen que tener conocimiento sobre lo que ocurre, lo que se hace o debería hacerse y, por supuesto, sobre cuáles son los órganos de gobierno que tienen la responsabilidad de actuar, a los efectos de saber a dónde dirigirse. Un ciudadano bien informado es un mejor ciudadano, y tendrá la herramienta necesaria para ejercer su ciudadanía. El Estado, obligado como está a promover la participación ciudadana, tiene la obligación de informar bien, objetiva y oportunamente.

Los ciudadanos organizados no tienen por qué darse por satisfechos con el cumplimiento de la obligación estatal, estadal o municipal de informar, sino que pueden y deben crear mecanismos propios de información, que permitan viabilizar la participación.

Del mismo modo, una persona educada y formada para la participación, es un mejor ciudadano, que puede ejercer una participación real. Es obligación del Estado y de la ciudadanía organizada educar y formar para la participación.

También para una participación ciudadana eficiente, el pueblo debe organizarse. La participación individual es factible y buena en cualquier momento, pero ella se hace real, y sus efectos más profundos, si se da en colectivo. La organización social del pueblo es fundamental, al punto que hay quienes sostienen que sólo el pueblo organizado participa, queriendo así poner de manifiesto que la participación individual resulta de ordinario menos efectiva. Una revolución humanista promueve las organizaciones de ciudadanos.

Una revolución humanista, como la procura el Presidente Chávez, promueve a la participación ciudadana. Es bueno puntualizar ahora, que tanto en la gerencia pública como en la privada está claramente demostrado que las organizaciones, instituciones o tareas que obtienen resultados más eficientes, son aquellas que, inteligentemente, son más innovadoras y participativas; hablamos de participación de los ciudadanos, si se trata de empresa o tarea pública, y hablamos de participación de empleados y clientes cuando se trata de empresa privada.

La participación genera el clima de confianza necesario como para hacer avanzar cualquier empeño humano, mientras que la desconfianza produce reducción de rendimiento. Bernardo Kliksberg observa que “cada vez más, las organizaciones se sustentan en procesos de auto-gestión de sus miembros”, lo que pone de relieve la importancia de la participación en la gerencia, por sus ventajas comparativas, ya que sin ella la gerencia adolece de falta de apoyo y sentido de propiedad, haciendo prevalecer la indiferencia y dependencia del Estado; se agravan los conflictos y se generan expectativas incumplibles.

En síntesis, sin participación eficiente, la historia vuelve a repetirse -como dice la canción- las elites poderosas excluyen a los más débiles, no hay cambio ni progreso social y político. Continuamos el tema en nuestra próxima entrega de Cátedra Comunal.

EL LLANTO DE LOS BARRIOS (En honor a Juan Pipa)

El llanto hoy es por los ciudadanos de Guarenas, y no por los de un sector determinado, por cuanto la anarquía de comerciantes establecidos y de buhoneros que toman calles y aceras a su arbitrio, hacen intransitable la ciudad. Es frecuente, por ejemplo, que una mueblería coloque en la acera o en la calle una cama o juego de comedor, o que cualquier negocio llene un tambor con piedras para reservarse y apropiarse de espacios comunes, aceras y calles. Los buhoneros ya sabemos lo que hacen con espacios comunitarios. Conocemos las razones de ellos al actuar así, y hay que salvaguardar también sus derechos; la autoridad competente debe, simultáneamente, atacar los orígenes del problema, e impedir las consecuencias de abusos inaceptables. Las lágrimas hoy son por las victimas de siempre, los ciudadanos, los guareneros.

* Municipalista

cesar_dorta@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2548 veces.



César Dorta *

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: