Poder Popular, no puede ser de unos

En el Poder Popular radica la esencia del proceso de transformación que vive el país; no entenderlo así es colocarse de espalda a la historia, es retroatraernos al ayer, volver a lo que fue causa del cambio que estamos construyendo. El Poder Popular es protagonismo de los ciudadanos, es democracia participativa, es gobierno de la gente organizada en sus comunidades. Ser revolucionario nos obliga a la autocrítica, por tal motivo expreso mi pesar por funcionarios públicos que deberían servir con devoción al Poder Popular, pero que sólo pretenden seguir sirviéndose de la gente, como era ayer, y como nunca más debe ser.

No es fácil, no resulta fácil para la vieja mentalidad, para la forma anterior de hacer las cosas, adoptar una posición de progreso, si no se ha dado un paso adelante en la formación del ciudadano revolucionario. Ser funcionario en tiempos del Poder Popular implica entender que los ciudadanos son más importantes que él, que no están ellos al servicio del funcionario, sino éste al servicio de la gente. Hemos dicho hasta la saciedad, y a ello me refiero en extenso en mi libro “Manual de los Consejos Comunales”, que no hay cambio sin hombres cambiados, que no hay Revolución sin hombres revolucionados.

Me gustaría dar ejemplos concretos de lo que estoy diciendo, tal vez citar nombres y circunstancias específicas, tanto en Guarenas -que bien conozco porque aquí nací, vivo y tengo todas mis querencias- sino también en otros pueblos, ciudades y estados. Si no lo hago, es para no entrar en polémica -a la que no tengo miedo ni evado- pero que sí desviaría el objetivo de esta reflexión, que no es otro que invitar al cambio a todos los funcionarios públicos, particularmente a los que más poder detentan, así como a quienes hoy presentan sus nombres para ser gobernadores, alcaldes o diputados regionales.

El Presidente Chávez insiste, con acierto, en centrar en la participación popular el camino hacia la nueva sociedad. Persistentemente recuerda el derecho del ciudadano a hacerse activo en todas las instancias de la gerencia pública, ratificándoles que pueden y deben participar, tal como lo dispone la Constitución, en la planificación, legislación, ejecución y control de las políticas y servicios públicos. No obstante, a los funcionarios con mente y corazón de pasado, se les hace molesto, al no haber cambiado su mente -al no haber evolucionado- que el pueblo actúe, proponga, controle, exija, en fin, que se haga presente en la gestión pública. Ese funcionario con ropa de ayer y vieja mentalidad, pretende seguir tratando al ciudadano como al menor de edad desvalido, como quien otorga caramelos o dádivas, regala bolsitas de comida o bloques y remedios, en lugar de colocar al ciudadano en el rol protagónico que le corresponde.

Cuidado ahora, cuidado hoy más que nunca, cuando estamos en tránsito de elegir nuevas autoridades regionales y locales en Venezuela, Gobernadores, Alcaldes y Diputados a los consejos legislativos. Es el momento de saber bien a quién ubicar en posiciones de servidores públicos, en instancias importantes. No queremos más vividores del sistema, quienes sólo piensan en sí mismos, quienes no quieren que la gente piense, que los ciudadanos reflexionen y controlen, que el pueblo actúe.

En INFOPRESCO, Asociación Civil sin fines de lucro, que me honro en presidir, que tiene como misión la formación y capacitación de funcionarios públicos municipales y de dirigentes comunales, que funciona desde Guarenas para toda Venezuela, desde hace ya doce años, seguimos viendo como objetivo fundamental la formación y capacitación del funcionario nuevo, del ciudadano para el cambio. Con el aval de haber formado ya algo más de 30 mil participantes, en casi 400 eventos, cursos, talleres y seminarios, 5 de ellos en el exterior, en Colombia, Ecuador, España, Mexico y Brasil, organizado por nosotros, podemos afirmar que la formación del hombre nuevo es imprescindible y que la elección de conductores con mentalidad del pasado, en nada contribuye al afianciamiento del Poder Popular. Este es el desafío, el Presidente Chávez está claro en lo que corresponde hacer; afiancemos con él el Poder Popular:

* Municipalista

cesar_dorta@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2181 veces.



Cesar Dorta*

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: