El Congreso de la Comuna y la (mentira o moj..) de mandar obedeciendo

Si algo tuviera sentido en este momento y fuera garantía de una democracia nueva, sin lugar a dudas, que la existencia de un poder popular autónomo nos trasmitiría la sensación de solidez y seguridad política de un proyecto. Autónomo sería mucho pedir, pero relativamente autónomo y no una pieza de unos intereses, como parece ser.

Cuando uno piensa en el sentido que debería tener: Poder Popular en congreso y teniendo presente el lamento de Chávez de "Comuna o Nada", no queda que imaginarse a un poder ejecutivo sentadito en sus respectivas butacas y tomando nota de las orientaciones y lineamientos –ordenes- que ese poder popular fue capaz de aprobar en un Congreso de Comunas.

Cuando uno piensa en la frase: Mandar obedeciendo, concluye exactamente en la misma cosa. Un presidente y sus ministros cada uno con sus cuadernito en la mano anotando las decisiones que una comisión de voceros y voceras del Congreso de Comuna habían previamente aprobado en sus respectivas mesas de trabajo.

Mucho camisón pa`Petra o muchas ganas de soñar. El poder popular luce atascado, sumiso, confiscado y sin perfil. Hasta ahora -y miren que he buscado-, no he visto una orden emanada de ese poder popular y de ese congreso. Los congresos que viene realizando el PSUV en serie, es una especie de ritual que busca impresionar pero cerrando la participación.

Busqué en las redes sociales y pregunté, y nadie me dio razón sobre los comuneros delegados por Anzoátegui para este Congreso de la Comuna. Los delegados que fueron por Anzoátegui a este congreso, deberían ser modelos y el PSUV, creyente y respetuoso de eso que llaman Poder Popular, pudo haber mostrando orgullosamente a través de sus redes sociales a estos delegados para conocerlo y saber, cómo y por qué se ganaron esa condición de delegados al Congreso de la Comuna.

Esto que dijo Maduro en la plenaria del Congreso de la Comuna es un mojón soberano: "la labor de 47.634 consejos comunales, que se reúnen en asamblea democrática todos los días, y atienden las necesidades en temas como los servicios públicos, la educación, la cultura, la alimentación de su comunidad". No hay nada igual –en tamaño- a este mojón.

Muchos mojones hubo en este congreso. Otro de tenor considerable es este que le cito seguidamente, que también en una pieza intelectual de Maduro: "Vayan a las comunidades a visitar al pueblo venezolano para que vean esta experiencia de los Consejos Comunales, las comunas y la democracia directa". Como nos gustaría que fuera así, pero deseos no empreñan. La democracia directa se ha vuelto muy indirecta.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1207 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /poderpopular/a270877.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO