Urgente: Necesitamos una oposición democrática !

Desde la perspectiva del poder constituido y constitucional el Gobierno a solicitado la necesaria oposición, critica, constructiva y democrática. Una oposición que respete el orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, sin declinar sus postulados ideológicos capitalistas, que contribuyan a la necesaria convivencia política; eso es lo sensato.

La historia de la oposición en los últimos 13 años es conocida.

Hoy el desespero es grande en la oposición, son dos derrotas en 6 meses. Se dan cuenta que el presidente Maduro se fortaleza cada vez más, lo acertado de su gestión en todos los órdenes internos y externos, las instituciones de la República funcionan, el PSUV y el GPP consolidados alrededor del líder obrero; pero el apoyo mediático a Capriles impide evaluar las derrotas.

El desespero es mayor aun en algunas minorías que se han dado cuenta de la estrategia de P.J y V.P de mentir acerca de los resultados del 14-A, les permite estar en permanente campaña. Además de impedir que surjan nuevas aspiraciones distintas a Capriles, los coloca en desventaja para el próximo evento electoral municipal. Esa es la realidad de la dirigencia opositora en Caracas, de origen democrático; no han logrado salir de su crisis de la IV, por carecer de credibilidad, lo que ha permitido que unos aventureros los anulen gracias al abundante financiamiento que reciben del exterior.

Sin duda, que esta insatisfacción de miembros de la MUD la conoce el padre del fascismo en Venezuela, el Dip. Julio Borges, quien en entrevista con Roberto Giusti, aun cuando pareció más el desarrollo de un guion, se proyectó como el más erudito farsante digno de relevar a su derrotado y devaluado ex candidato.

A la pregunta: “En concreto, ¿Cómo concibes la salida?” – Previamente Giusti había especulado “los enemigos internos del Chavismo persisten en la salida violenta” – Borges respondió con otra mentira calculada: “… nuestro reto es reequilibrar el poder”

Sin duda es astuta la respuesta y podrá confundir a desprevenidos, afortunadamente Chávez y el proceso nos politizo y hoy entendemos mejor lo determinante que es el poder político, que en democracia nos permite a través del poder popular tener participación y protagonismo en los Poderes Públicos, gracias a la coherencia socialista del Arañero de sabaneta, quien le dio contenido legal a la frase “el poder reside en el pueblo”.

Por ello el Coordinador Nacional de PJ miente ex profeso, porque ellos conocen que en democracia el poder que delega el pueblo a sus gobernantes constitucionales se ejerce, como lo hace el presidente Maduro. Permitir la teoría fascista de PJ de que ellos son la otra mitad del país y que por lo tanto igual poder tienen para contrarrestar la gestión del Gobierno y así lograr “el equilibrio”; lo que ocasionaría atraso y anarquía; por eso es que la mayoría dicen “No volverán”.

El coordinador, inducido por el guion que ocupa página entera en El Universal se cree su fabula irreal, llegando a afirmar: “este Gobierno no tienen remedio. Es irrecuperable”.

Su mitomanía se extrema cuando plantea: “… el adelanto de unas elecciones presidenciales…” como una salida.

En simultáneo, Ramón G. Aveledo, Secretario Ejecutivo de LA MUD y hombre de confianza del Departamento de Estado, recuérdese su extraña amistad con el ex embajador William Brownfield, afirmaba en Miami que las elecciones del 14-A fueron “desequilibradas, ni transparentes”. Aveledo estaba denunciando que “en Venezuela existe una hegemonía del poder” y recordando que no se acató la solicitud del jefe imperial Obama, quien coincidencialmente solicito que las elecciones fuesen creíbles, equilibradas y transparentes. A continuación el funcionario de la MUD anuncio que “la Unidad debe imperativamente cambiar su estrategia”.

El Gobierno debe darle a estas categóricas declaraciones, por su condición, precisión y lugar, un seguimiento especial.

No creo que al presidente Santos lo hayan obligado a recibir a Capriles. Recordemos que Santos era Ministro de defensa de Uribe, cuando estos negociaron las 7 bases militares en suelo colombiano a cambio del TLC con EE.UU y que el vicepresidente Biden está de gira por estor lares, entre ellos Colombia. Me inclino a pensar que el Norte continua utilizando al ex candidato; en su viaje al Sur la intención fue torpedear la integración, ahora, Obama y Santos lo utilizan para obstaculizar las conversaciones de paz en la Habana y el proceso de normalización comercial entre Venezuela y Colombia, aun cuando para Capriles la razón principal es aclarar a Uribe y J.J Rondón que él aspira continuar siendo el candidato alternativo al socialismo.

El pueblo estamos obligados a contribuir y defender la patria libre y soberana que forjó el Gigante Chávez. El PSUV y el GPP, deben acompañar al Gobierno más activamente en la organización del Poder Popular, en defensa de la acción del presidente Maduro.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2032 veces.



Guillermo Mesino


Visite el perfil de Guillermo Mesino para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Guillermo Mesino

Guillermo Mesino

Más artículos de este autor


Notas relacionadas