Y ese Pablo Pérez qué

Sin mucha contemplación Pablo puso en acción la orden que recibió desde Perú o Panamá que decía: Pablito forma el berrinche en la Feria de la Chinita que tú eres hombre de acción y así te sacudes la pava envenenada que Ramos Allup te haya transmitido y, éste ni corto ni perezoso se quiso coger los actos a la Chinita para él solito y se puso a hacer proselitismo político a su imagen y semejanza y así rompió la piñata de las dudas antes de tiempo como si hubiera razones legales como gobernador zuliano que es de asirse a la imagen de una virgen que es la adoración de los zulianos a ver si le daba una subidita en la encuesta popular que lo favoreciera, pero como el diablo siempre está tras de la puerta de la observancia cayó en la misma trampa que caen los desvergonzados sin principio alguno que se los lleva el primer viento que pasa por su poco peso político.

Y como los zulianos no comen cuento se lo tiraron en caldo de ñame al desnudarse de actividades impropias de un gobernante que debe dar ejemplo de cordura a su pueblo como político oposicionista que aspira a ser presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

Ramos Allup, si vio los vídeos en que se involucró su favorecido en violencia fascista y extraordinario desorden que formó sobre la tarima que lo captó con maquillaje vulgar ordinario, propio de un pervertido que no midió las consecuencias de la sucesión de instantáneas visuales que lo llevó a cometer actos impropios delante de un público y de una tv en plena acción que lo captaron tal cual todo lo hecho, al tratar de meterle la mano derecha por detrás a quien fingía de presentador y además de poses inmorales que desfiguran una realidad de alegría de corte político y más bien se acerca a un momento carnavalesco en Río de Janeiro que no era esa la intención, debe de estar mudo de vergüenza si es que todavía le queda algo de ella como Secretario General de AD y hasta debe preguntarse con su lenguaje farandulero si el candidato Pérez es chicha o es limonada y si entre el lechuguino de Miranda y este zamarro zuliano hay distancia que los separe. Motivo por el cual habrá de correrle un escalofrío que debe tener sus consecuencias inmediatas en el termómetro de la aceptación a priori y debe perder la intención de estar metiendo las manos entre las llamas políticas por el occidental y en cualquier momento un vómito con sangre se le puede presentar y se dé cuenta que el remedio adeco es peor que la enfermedad –pobre Ramos Allup- debe de estar crucificado como apoyadero de pactos ocultos y, quizás mantenga las barbas en remojo por un buen tiempo.

En cambio: Manuel Rosales en algún Estado de Suramérica estará inflado de envidia por la metida de pata de su pupilo y no dejará de gritar a: “Pablo con todo” hasta los tuétanos de su infortunio y que aguante callado que los malos desplantes también captan votantes y el tiempo lo cura todo y político regional que no meta la pata se muere chiquito en el Zulia y que siga con su afán de atraer clientes a la causa de la victoria y lo cierto es que un mal paso político no es el fin.

Pablo jugó con su suerte y fue tanto el fastidio en repetir lo que quería hacer en la práctica que, la primera dama zuliana lo contempló y se destempló con una placidez de espanto que la ruborizó de rabia pasajera.

Las gaitas en Maracaibo siguen sonando y hay una que acaba de pegar de autor desconocido con música de la MUS cuyo título sólo se conoce de boca en boca como un río de frecuencia que a decir de algunos “una rosa roja para Pérez” que arrastra como bis “allá va” y, además quedó sembrado en el ambiente en atención a lo que se ve en los vídeos que están en los medios y que la oposición oculta y no quiere que se vean ni se cometen es que, a Pablo le gusta rabo y no de toro y en lo adelante todos estarán de frente junto a él y, lo otro que desconsuela es que a lo mejor Álvarez Paz como manifiesto a su apoyo incondicional le haya regalada algunas botellas del viejo Old parr y antes de éste presentarse en público se haya tirado algunos tragos para coger vuelo y lo que cogió que tremenda pea y, se piensa que si fue así: ese güisqui estaba puyado.

Lo cierto de toda la tramoya nada didáctica es que en el Zulia Pablo Pérez formó tremendo escándalo con heridos en su haber y, como gobernador quedó bien mal parado al demostrar que de UNT a AD no hay candidato que gane las primarias con decencia y más cuando se sueltan los moños emocionales de la trastienda política y se desbocan con unas consignas que de por sí mueren al nacer, ya que el cuerpo de las mentiras los castigan sin remordimientos y sólo queda preguntar: Y ese Pablo Pérez qué.

estebanrr2008@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2968 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /oposicion/a133056.htmlCd0NV CAC = Y co = US