Que diferente seria si La Dirección Nacional del PSUV Leyera Aporrea

Avanzar con la Revolución en marcha, o retroceder el tiempo para que la oligarquía criolla y el imperialismo retomen el viejo camino, es el dilema al que hemos de responder este próximo domingo. Lo bueno debe continuar. Chávez deber seguir a la cabeza del Estado y continuar liderando el proceso. Lo malo debe quedar atrás, y también hay de eso en la Revolución, según lo confiesa el Presidente Comandante.

La campaña electoral de nuestro Comando Carabobo, como toda obra humana, tiene aciertos y errores; estos últimos me preocupan porque son piedras en el camino y arriesgan el triunfo popular. Lo he alertado, pero la Dirección Nacional del PSUV pareciera no leer esta pagina ya que no he sido siempre escuchado. Aporrea ha hecho pública mis alertas, me ha permitido llegar a todos. En esta recta final quiero alertar de nuevo y pedir poner el pie en el acelerador  en estas próximas horas.

Recordaré ahora solo cuatro de mis análisis de lo que no debió ser. Tan temprano como el 11 de julio de 2010, http://www.aporrea.org/actualidad/a103808.html , reflexioné sobre fallas elementales que no podíamos dejar correr. “A mí me gusta, me gusta ese día” fue publicado el 15 de septiembre de 2011, http://www.aporrea.org/actualidad/a130251.html , consideraciones a propósito del beneplácito del Comandante Presidente sobre el 7 de octubre como fecha para las elecciones. “No más pólvora en zamuro” escribí con angustia el pasado 12 de marzo, http://www.aporrea.org/oposicion/a140002.html , exactamente a un mes de la elección en primarias del majunche; para entonces teníamos un mes echándole plomo y convirtiéndolo en el centro de la atención. El error se mantuvo, el candidato de la oligarquía continuaba en el centro de nuestro discurso, mientras yo exigía “Mantener invisible al fantasma”, 25 de julio de 2012, http://www.aporrea.org/actualidad/a147350.html

Chávez en esta campaña trabajó para ganar, le dio con todo, superando incluso las secuelas de la enfermedad que por un tiempo lo obligó a andar a media marcha. Una vez más el equipo no estuvo siempre a la altura. Lo confieso con humildad, no me gustó la campaña, si bien será luego cuando corresponda hacer el análisis y ponderar en todos sus aspectos el camino transitado. 

Lo bueno debe continuar, por lo que es indispensable hacer lo posible e imposible en estos pocos días, en las escasas horas que nos separan de la elección. Todos los dirigentes del PSUV están llamados, mejor dicho, estamos llamados a dar el resto, a estimular a los compañeros y orientar la tarea, evaluando los programas y controlando las metas.

La tarea para los militantes activos, para nuestros queridos patrulleros, está clara: visitar antes del domingo 7 a los electores bajo su responsabilidad, de conformidad con el programa uno por diez (1 x 10), ratificando con cada uno la hora y el cómo han de ir a votar. Por supuesto, el domingo 7 ya saben lo que tienen que hacer, votar y movilizar a los compatriotas bajo su coordinación. De otro lado es necesario revisar y ajustar el padrón electoral para que no se pierda ningún voto bolivariano.

Como ha sido dicho, la suerte está echada, lo bueno debe continuar.

cesar.dorta62@gmail.com

*Luchador social y Político



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2456 veces.



César Dorta

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: