¿Está en riesgo la democracia en Brasil?

"Usted es muy fea, no te violo porque usted no merece", Así se expresó el actual Presidente Jair Bolsonaro contra la diputada María do Rosario. Desde la campaña para las elecciones presidenciales del 28 de octubre del 2018 hasta el presente se ha caracterizado por una retórica ofensiva, humillante, descalificadora y odio hacia las mujeres, negros, LGBTQ, los indígenas, los movimientos populares y el Partido de los Trabajadores (PT). Como nos recuerda el Asesor Especial de la Organización de Naciones Unidas para la Prevención del Genocidio Adama Dieng: "Todos debemos recordar que los discursos de odio anteceden a los crimenes de odio".

Bolsonaro, un radical de derecha, exmilitar que tiene un cuarto de militares en su gabinete, la mayoría hombres blancos y defensores de la dictadura brasileña (1964-1983). No sólo se ha limitado a atacar a los sectores más vulnerables, tambien está desmantelando la educación pública, los derechos laborales y sociales.

Desde que Michel Temer dió un golpe de Estado jurídico a la Presidenta electa democraticamente Dilma Rousseff, las desigualdades y la pobreza han aumentado. La economía está estancada, hay 15 millones de desempleados. En cuanto la corrupción, señala de manera demagoga al PT como un partido corrupto. Ciertamente hubo corrupción cuando gobernaba el PT, pero la corrupción viene desde mucho antes que estuviera en el poder el PT. Sobre las naciones indígenas de las amazonas basileñas, declaró en tono despectivo: "¿Para qué tanta tierra para tan poca gente?".

De acuerdo al The New York Times, la destrucción amazónica brasileña se ha acelerado bajo Bolsonaro. La parte brasileña de la Amazonía ha perdido más de 3000 kilómetros cuadrados, un aumento de 39 % respecto al mismo periodo del año pasado. Unas semanas antes de toma de posesión se retiró de manera abrupta de una cumbre internacional del cambio climático, igual que Trump. Recientemente declaró ridiculamente a O Globe que los brasileños deben defecar un día si y otro no, para asi combatir la contaminación ambiental.

Un tema relevante en la política brasileña, son las iglesias, especialmente los neopentecostales. Entre 2014 y 2017, de acuerdo a la destacada periodista Dip en su estudio de campo los neopentecostales intentaron impulsar proyectos de ley como 56 proyectos para fechas conmemorativas religiosas, 35 beneficios económicos y fiscales para sus iglesias y miembros, 30 en temas variados, 29 contra la diversidad de género y derechos de LGBTQ, 26 contra los derechos reproductivos de las mujeres, 15 para privilegios legales para miembros de las iglesias, 10 para enseñar religión en las escuelas, 9 para escuelas sin partido. Algunos de esos proyectos fracasaron y otros fueron aprovados. Hoy con Bolsonaro esos temas han vuelto con mayor fuerza al escenario. Tambien donaron miles millones de Reales a su campaña. También el grupo Católico fundamentalista "Tradición, Familia y Propiedad" se ha unido a las exigencias ultraconservadoras creando un clima de intolerancia.

Algunos profesores que discuten de política, feminismo y homofobia han sido procesados, suspendidos o vigilados. Exposiciones progresistas de arte son censurados, presentaciones de libros canseladas, charlas sobre el derecho al aborto suspendidas. En nuestro reciente viaje de estadia por un mes en Brasil, pudimos escuchar en las calles conversaciones informales donde se habla en voz baja cuando se critica al gobierno.

¿Cómo se explica que los brasileños y brasileñas hayan votado por lo que analistas consideran a Bolsonaro un neofascista?. Sería ingenuo pensar que hay 50 millones de votantes neofacistas en Brasil. El profesor Domingues, doctor en historia de la Universidad Federal de Sergipe, Brasil, informa que los mejores resultados electorales lo tuvieron las ciudades mas ricas y de población blanca. Bolsonaro del Partido Liberal Social (PLS) 70% de los votos vinieron de los municipios de ingresos altos y medios.

En términos raciales, Bolsonaro obtuvo 85% de los municipios de mayoría blanca y su adversario del PT Fernando Haddad el 75% de mayoría negra. En materia religiosa, el 69% de los Evangélicos, mayormente fundamentalistas. votaron por Bolsonaro y el 31% de los Católicos por Haddad. Espiritistas por Bolsonaro 55% y por Haddad para un 31%. Umbanda y Candomblé, 30% para Bolsonaro y 45% para Haddad, según el Dr. De Almeida. Durante la campaña la clase empresarial derechista publicó cientos de miles de "Fake News" en las redes sociales y los medios de comunicación en su mayoría se aliaron con Bolsonaro.

En este año, han habido masivas protestas contra las políticas neoliberales de Bolsonaro y muchos de los que votaron por él están comenzando a cambiar de opinión. El problema es que estas manifestaciones, incluyendo la izquierda, no dirigen sus demandas hacia la raíz de los fundamentales problemas: el sistema capitalista neoliberal. Se limitan a reformar el sistema vigente.

Un gobierno democrático no puede marginar y atacar abiertamente a los pobres, indígenas, mujeres, LGBTQ, negros, campesinos, no puede reprimir sus adversarios políticos y fomentar el odio hacia los que protestan en las calles, no puede defender publicamente la pasada dictadura, difundir la intolerancia, aliarse a grupos religiosos en un Estado laico, destruir la amazonía brasileña y desplazar sus nativos. Un gobierno formado por una élite, que menos precia la educación, que somete a millones a la pobreza y el desempleo, recorta los servicios sociales y los derechos de los trabajadores está en un grave problema. La democracia está en riesgo en Brasil.

Referencias

Boff, L. (2018). Concluir a refundacao o prolongar a dependencia?. [¿Concluir la refundación o prolongar la dependencia?]. Rio Janeiro. Editorial: Voces.

Casado, L. & Londoño, E. (2019, Julio 29). La destrucción amazónica se acelera durante el gobierno de Bolsonaro. The New York Times.

Dip, A. (2018). Em nome de quem?. [¿En nombre de quién?]. Rio Janeiro. Editorial: Civilizacao Brasileira.

Mai, G. (2019, Agosto 9). Bolsonaro sugere fazer coco dia ‘sim, dia nao’ contra poluicao ambiental. [Bolsona sugiere que defecar un día si y otro no para prevenir la contaminación ambiental]. O Globo. Brasil.

Souza, J. (2019). A elite do atraso. [La élite del atraso]. Rio de Janeiro. Editorial: Estacao Brasil.

Varios Autores. Companhia Das Letras. (2019). Democracia em risco?: 22 ensaios sobre o Brasil hoje. [¿Democracia en riesgo?: 22 ensayos sobre el Brasil de hoy]. Sao Paulo: Editora Schwarcz, SA.

Viel, R. (2019, Agosto 14). El bolsonarismo es el neofacismo adaptado al Brasil del siglo XXI. (Entrevista a Manuel Loff). Portal: Rebelión.

pitirre_2000@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 518 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter





US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a281508.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO