Las ideologías inducidas como estrategias inventadas de dominación

Las ideologías indígenas relacionadas con el trabajo agrícola como un papel clave en la reproducción del campesino indio y de su cultura de raíz mesoamericana (incluye la agricultura del maíz y calendarios) los sacrificios humanos y la organización estatal de las sociedades. Esto se ha tomado como base por muchos investigadores e historiadores, para establecer como una herramienta teórica, para distinguir a los pueblos Centro Americanos, Latinoamericano y del Caribe, con respectos a las demás culturas circundantes.

Todo el conocimiento y la experiencia indígena acumulada, en torno a la agricultura mantenido en un marco referencial, como sistemas de representaciones que explican las relaciones básicas en sentido general, entre hombres y mujeres, y de éstos con la naturaleza y el universo. El calendario religioso de las comunidades indígenas gira alrededor del culto de los santos (ideología inducida), pero también de los ciclos del año agrícola. Los ciclos agrícolas de la producción de maíz, aun dominantes hoy a pesar de que muchos campesinos se ven en la necesidad de migrar ó buscar trabajo de jornaleros. El sistema de cargos, por un lado, y los ritos agrícolas asociados más directamente con la ideología sagrada forman parte de esta visión en sentido general, y como tales son vitales para el entendimiento de las comunidades en Venezuela, mayoritariamente de origen indio.

Miembros de una junta comunitaria política pueden o no compartir una visión del mundo, una religión o una cierta orientación hacia lo material, ya que estos elementos no son los que conceptúa su pertenencia a la comunidad. Los miembros de la comunidad política se incorporan a la entidad como individuos y gobernados y no necesariamente comparten una identidad comunitaria global. De otra manera, bajo la conceptualización de la comunidad los miembros de la comunidad comparten intereses, actividades y perspectivas, lo cual conforma un sentido de identidad compartido por los habitantes y que deriva de su pertenencia a la comunidad.

Así como los gurúes del pensamiento universal de los siglos anteriores y del Siglo XXI, estaban y están conformados por un sector de la sociedad que tenían y tienen tiempo para pensar y dinero para mantenerse en sus status, han desarrollados conceptos ideológicos que han cambiado e intenta seguir cambiando al mundo, mediante la inducción. En muchas sociedades indígenas, presentaban el sacrificio como recurso humano para salvar el universo de su destrucción, asegurando la supervivencia del sol y con ella la vida misma, para evitar el riesgo de extinguirse para siempre, y la tierra de ser dominada por seres de la noche. Un enemigo debía entonces ser sacrificado para hacer brotar el fuego nuevo, después de lo cual sangre y corazones humanos debían, periódicamente, nutrir al dios en los siguientes años. Se puede inferir que en la práctica esto servía también como estrategias inventadas de dominación (ideología inducida)) para garantizar los privilegios de las clases dominantes.

En la actualidad existen clases que quieren dominar al mundo, como las sociedades con apetito imperial, que amenazan el equilibrio comunitario. Todo obedece a una estrategia progresiva, que comienza por vender la idea como modelo y después a relacionarlo con cualquier actividad. Con la salvedad de que un modelo en un sistema, no es necesariamente un modelo en otro sistema. Como ejemplo, se ha vendido a la Universidad de Harvard como una de la más prestigiosa a nivel mundial. Mediante ideología inductiva, están vendiendo un método de técnicas de negociaciones desarrollada en la Universidad de Harvard. Estoy seguro que para mucho lo consideran como lo último y lo verdadero.

El imperio ha intentado de todo. Ha implantado sistemas de laminación trío, modelos de carros, de armas, el idioma inglés como el idioma ideal, el concepto de democracia, métodos de desarrollo tecnológico “Modelo Dominante” y otros. Todos estos intentos han ocasionados desinformación, miedo, destrucción, violencia, sumisión, acondicionamiento… Aunque no logran sus objetivos, pero no cesan en intentarlos, cambiando las estrategias pero con las misma tácticas. Velar por su sobrevivencia, con la seguridad de actuar en cualquier parte del mundo evitando sorpresa.

En Venezuela, el próximo 21 de Noviembre se instala el Congreso Ideológico Fundacional, esperando que se transforme en un intercambio de conocimientos positivos. Una vez que en el intercambio se vaya apagando las voces, deberían quedar los más experimentados con el encargo de pasar las palabras y argumentos, a las autoridades del congreso fundacional. A este nivel el papel de las autoridades debería ser convertirse en los recolectores de las opiniones para irlas agrupando, según lo común porque al final tendrá que presentar ante la asamblea para corroborar si estaban en lo correcto o no, donde debería ser el momento de evitar las ideologías inducidas. Finalmente las autoridades deberían volver a la asamblea presentando las propuestas o respuestas comunes, buscando la manera de cómo no desechar ninguna de las menos coincidentes sino tomando elementos de ellas para enriquecer las primeras. Así, ninguno podía sentirse rechazado y las decisiones serían consensadas sin mayor problema, aunque seguramente podía haber algún disidente extremista.

La revolución es bolivariana. Y es necesario que esta sustentada por estructura ideológica fundamentada en lo bolivariano. «Si ve las barbas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojos» Se requiere luchar contra las ideologías inducidas, porque no refleja la verdadera realidad y se corre el riesgo que el sistema entre en crisis, favoreciéndose la clase dominante; porque siempre tendrán dinero para reconstruir y multiplicar las ganancias. Es menester profundizar en la elaboración del reglamento interno, porque dará fuerza al PSUV para canalizar tensiones internas y manejar vínculos con el exterior en forma eficaz, reforzando el sistema nacional de justicia para así atender los asuntos de interés comunitario. Esto contribuiría a fortalecer a la sociedad, asumiendo el carácter multicultural que abra las posibilidades reales para contrastar y enriquecer el sistema jurídico para construir un socialismo con perspectivas de un orden legal plural. Es por eso que el Socialismo debe concebirse multiétnico, en equilibrio de genero dentro de una democracia protagónica y participativa. Para poder ser autentica, debe de incluir y representar a todos los venezolanos, como ciudadanos a cabalidad.

EL SOCIALISMO ES EL CAMINO……

Elaborado por: Ing.Esp.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2067 veces.



Basilio A. Lezama M.


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: