Es la modernidad como proyecto secular del cristianismo que entró en una profunda crisis sistemática

No es Maduro, no son los imperios, no son las izquierdas...

Asistimos y somos protagonistas de una crisis terminal que data del 250 antes de Cristo y su proyecto egemónico, son mas de 2000 mil años de desarrollo que hace aguas por todas partes , al no encontrar respuestas a las necesidades mas elementales de un mundo que ya no se sostiene por si mismo y todos queramos lo o no hacemos parte de el,por acción u omisión, el 1% de la población mundial se apropia de la mitad de los recursos de todo tipo, por tanto el resto se tiene que repartir el 50% de lo que queda y asi se expresa en todos los países la misma proporción, con el agravante que ese 50 % se lo apropian la clase media alta y clase media y solo un pequeño remanente queda para la mayoría saqueada y empobrecida y esos es lo que hace insostenible la vida para la mayoría, empobrecida y saqueada.

Por eso no hay revolución que valga, por eso no hay democracia que valga, por eso los partidos políticos sean de signo que sean no dan respuestas sino para si mismos y la satisfacción de sus elementales necesidades.Por tanto es natural que siendo así, es su propia sobre vivencia la que está en juego, así los diferentes referentes del poder buscan sobrevivir a como de lugar, no importando lo que se llevan por delante, el consumo es el denominador común, es la columna vertebral del sistema imperial sea del signo que sea y todos buscan satisfacerlo, consumir es la consigna, al excluido hay que incluirlo pero no para una vida plena sino para el consumo, sino para que la mayoría pugna por mayores ingresos, para consumir, para ir al supermercado, para ir a las tiendas, no para ser mas pleno y feliz no, es para consumir, lo que sea pero consumir, en medio de esta pandemia que uno ni siquiera sabe si ya pasó o no, lo que ha proliferado son los grupos de compra y venta, de todo tipo de mercancía, usada pero en buenas condiciones, es asi como busca sobrevivir la clase empobrecida y saqueada, con un reciclaje de todo tipo de mercancía, que pasa de mano en mano, es quizás el surgimiento de un nueva economía, en estos eunucos modernos.

En este estado de cosas, todo el que prometa una salida o respuesta es un mentiroso, es un manipulador, es un estafador, la derecha, la izquierda y la mayoría empobrecida y saqueada hacen parte del mismo sistema moribundo, unos que otros en mejores condiciones pero todos absolutamente todos estamos destinados a desaparecer por lo voraz y salvaje del humano y su instinto de autodestrucción sistemática, la tierra prometida, el holocausto, el armagedon, el arrebatamiento, el apocalípsis, entendida como modernidad esta llegando a su fin a manos del Cristianismo nació y a manos del Cristianismo ha de morir.

hasta la victoria siempre.

que aparezca Carlos Lanz, sano y salvo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 694 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: