Que nadie se distraiga

Que los gobernadores y alcaldes son importantes para el pueblo y la Revolución, nadie lo puede negar. Que no es lo mismo un gobernador u otro, un alcalde u otro -aún siendo todos del Polo Patriótico- es verdad. Pero también es verdad, una verdad superior, que si nos distraemos y no garantizamos el triunfo del Presidente Chávez para la continuación y profundización de la Revolución, de poco vale lo otro. Primero es 7 de octubre de 2012, que diciembre del mismo año o abril de 2013. Primero es lunes que martes.



Me preocupa como militante de la Revolución, que no estemos a la altura del desafío de 2012. Nadie ignora que el capitalismo viene con todo, que los recursos económicos y políticos del imperialismo se suman para intentar derrotarnos, en su permanente sueño de frenar la Revolución y volver a sus prebendas.



“No volverán” es una consigna, es un llamado permanente a la lucha, a no decaer ni perder el objetivo principal. No volverán, no es una realidad ganada para siempre, es una invitación al combate. Si nos distraemos, el enemigo puede triunfar.



Se lee con claridad en el Eclesiastés, que todo bajo el Cielo y el sol tiene su hora, tiene su momento preciso. Equivocar los tiempos puede ser fatal. Es hora de trabajar por la elección presidencial del 7 de octubre de 2012, para la cual resta menos de un año. Es hora de jugarnos el todo por el todo con el Comandante Presidente; no es tiempo de desgastarnos entre nosotros mismos, en pugilato extemporáneo.



Que Chávez es un gran gladiador, que su capacidad de combate no deja de sorprendernos, que cuando se trata de Venezuela y del Socialismo redentor es capaz de vencer el cáncer y la muerte, todo eso es verdad, pero no justifica que lo dejemos sólo. La Revolución es de él y es de nosotros, incluso de aquellos que ciegos de odio obedecen consignas imperialistas, no queriendo ver que los beneficios de la Revolución nos llegan a todos.

Soy del PSUV, fui promotor y fundador del mismo, así como había militado en el MVR que lo engendró. Activo en Guarenas, puedo afirmar con conocimiento de causa, que en el PSUV a nivel nacional -al igual que en otras organizaciones del Polo Patriótico- hay gente echando la burra pa´ l monte. Quien tenga ojos que vea.

Nadie puede negar la legitimidad de las aspiraciones políticas, el deseo de ser gobernador o diputado al consejo legislativo, alcalde o concejal. Es legítimo querer servir al pueblo en cualquiera de esas posiciones de comando revolucionario, elegido por los ciudadanos. Lo que es ilegitimo e inconveniente es centrar hoy la lucha en lo que significa un foco de distracción para el objetivo común y principal.

El Presidente se recupera satisfactoriamente del cáncer que pretendió eliminarlo. No obstante que requirió ser hospitalizado, la enfermedad no le ha impedido estar todo el tiempo consustanciado con Venezuela. No obstante esa fortaleza, es injusto e inconveniente dejarlo sólo.

Mi llamado hoy es a los aspirantes que han perdido la brújula, a mantenerse en el camino; a los que han extraviado el reloj, a medir los tiempos. También llamo al pueblo socialista de Venezuela a castigar a quienes nos distraen. Si perdemos la cabeza, no habrá triunfos regionales ni municipales que valgan.

Facilitar el camino a la reacción y al imperialismo es una estupidez. No adelantemos lo que tiene su tiempo y su hora. Que nadie se distraiga. Primero es lunes que martes.

Cesar.dorta62@gmail.com


* Luchador social y político


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1153 veces.



César Dorta (*)

Luchador social y municipalista

 cesar.dorta62@gmail.com

Visite el perfil de César Dorta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: