El escrutinio cósmico del socialismo Una trayectoria del devenir histórico de la realidad social (I)

Visión dinámica, cuántica, integral o dialéctica del mundo que hoy protagoniza el debate de ideas cuando confronta una perspectiva mecanicista cuyo dogmatismo tiene sus orígenes en la época en que se empezaron a descubrir las apariencias de los contenidos de las doctrinas sostenidas por unas autoridades que no admitían réplicas y, por tanto, eran creencias individuales o colectivas no sujetas a prueba de veracidad alguna y cuya enseñanza se conoce como adoctrinamiento. Dogma mecanicista cuyas réplicas se limitan a aquellas que están sustentadas en unas pruebas de veracidad que se limitan al ámbito del cientificismo cartesiano erigido a partir de los postulados de la física newtoniana.

Punto de vista dinámico, cuántico, integral o dialéctico del devenir histórico de la realidad social que obliga a sus indagadores militantes, al igual que lo hacen los realizadores de un video, a concentrar la atención de sus sentidos y extensiones en la relación o en el movimiento relativo que, entre ellos, en el tiempo y el espacio, se da entre cada uno de sus elementos constituyentes. Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.

Bajo esta perspectiva hemos construido, con una expresa intención didáctica, la trayectoria del devenir histórico de la realidad social arriba graficado, donde se hace explícito el cumplimiento del antes mencionado trío de mandamientos de la dialéctica sistémica. A tal efecto, hemos seleccionado un sistema de coordenadas que, al combinar los tipos cartesiano y polar, está constituido por el ángulo Ø que denota la magnitud espacio-temporal, el eje x que indica la dimensión del grado de fragmentación de la realidad social y el eje y que revela la medida de su complejidad. Para realizar las cuantificaciones puntuales mostradas en el gráfico C, hemos acumulado las proyecciones sobre el eje x de las tangentes trigonométricas en los diferentes puntos de la trayectoria helicoidal del devenir histórico de la realidad social, ya que, por un lado, ésta es la que indica el rumbo de las marchas inscritas en trayectorias curvilíneas y, por otro lado, porque el proceso histórico posee un carácter acumulativo.

En las gráficas A, B y C, respectivamente, mostramos: el carácter cíclico del devenir histórico de la realidad social; el avance desde lo simple a lo complejo; la transmutación de los cambios cuantitativos en cualitativos que se da en la posición 8 que invierte la tendencia hacia la fragmentación al transformarla en su contraria y, la negación de la negación o el salto cuántico que se produce en la posición 16 al regresar, en un nivel de mayor complejidad, a un estado similar a la de la posición inicial 0, como consecuencia de la doble negación que se han producido en las posiciones 8 y 16.

El gráfico C representa una especie de álbum fotográfico de la realidad social cuya ordenación es de talante cronológico y de cuya observación se deduce:

1. la existencia de: un dúo de tramos (0-8 y 8-16) en los cuales los cambios continuos cuantitativos poseen un talante primordial.
2. La continuidad de la marcha desde la simplicidad hasta la complejidad, del caos al orden.
3. El cambio preponderantemente cualitativo del punto 8.
4. Cuando partimos de la sujeción del devenir histórico de la realidad social al trío de leyes fundamentales de la dialéctica sistémica, queremos significar la existencia de una determinada relación necesaria entre los bienes, fenómenos o procesos de ésta, que responde a su naturaleza interna, a su esencia y constituye el fruto de un largo proceso de desarrollo cognitivo, dada la naturaleza universal de las leyes. Y esta categoría filosófica nos traslada al terreno de lo general, lo particular y lo singular.
5. En este caso específico, lo general se expresa en las propiedades, signos y rasgos comunes que caracterizan la realidad social en su conjunto, así como lo particular tiene que ver con las cualidades, símbolos y fisonomías comunes que identifican a los miembros del trío de los siguientes conjuntos de la realidad social: congregación humana, entorno medio ambiental y bienes. A su vez, lo singular abarca la esfera de las índoles, insignias y semblantes comunes que equiparan los papeles subjetivos, mediáticos u objetivos que, en cada caso específico, juega cada uno de los elementos constituyentes de este tríadico conjunto envuelto, contenido y trascendido por la realidad social.


nicolasurdaneta@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1466 veces.



Nicolás Urdaneta Núñez


Visite el perfil de Nicolás Urdaneta Núñez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: