Rescatar Pleno ejercicio de Autonomía Universitaria y Redimensionar a Universidades autónomas

Nueva batalla (luz roja) en defensa de la autonomía universitaria venezolana (II)

Una estrategia impostergable de concreción

Este es artículo continuación del publicado en aporrea (17/10/2021) donde expuse situación relacionada con autonomía universitaria y Ley de Educación Universitaria (LEU) aprobada por Asamblea Nacional (23/12/2010) vetada por presidente Hugo Chávez (05/01/2011. En esta oportunidad se analiza misma problemática universitaria partiendo de situación en Universidad de Los Andes (ULA), en universidades autónomas y exponer determinadas propuestas que a este respecto se han discutido al interior del Grupo Miradas Múltiples (GMM) constituido por profesores/as de esta institución universitaria.

La Universidad de Los Andes es más importante institución pública educativa, científica, humanística, tecnológica y cultural de la Región Andina, una de las mejores de nuestro país con proyección internacional. En la actualidad se encuentra en situación extremadamente crítica en todos los aspectos: humanos, físicos, institucionales, académicos, presupuestarios y pobreza para mayoría integrantes de personal académico, administrativo y obrero por paupérrimos salarios y pérdida de derechos fundamentales como prestaciones sociales y pasivos laborales, entre otros. Es institución fundamental para vida económica, social y cultural del estado Mérida, Región Los Andes y nacional que está prácticamente paralizada donde cunde por desidia y abandono robo de valiosos equipos, bienes e instrumentos de infraestructura científica y tecnológica adquiridos en décadas que son patrimonio material e inmaterial de la ULA y Nación venezolana; donde existen autoridades por varios años permaneciendo en sus cargos al infinitum al no haberse realizado elecciones que por autonomía universitaria han de efectuarse para elección y renovación de nuevas autoridades, situación que viola democracia participativa y protagónica establecida en Articulo 6 de la Constitución Bolivariana de Venezuela (CRBV); donde la ULA por estos factores, otros de orden político y efectos dramáticos y lamentables del COVID 19, se encuentra en camino incierto y lleno de interrogantes.

Ante esta realidad urge proclamar que la ULA no puede continuar en esta situación con evidentes signos destructivos. Corresponde a miembros de comunidad universitaria comprometidos con su presente y futuro, pueblo merideño, regional y nacional una actitud de toma de conciencia y rescate puesto que es una institución pública, democrática y popular que no puede entenderse propiedad de grupos e intereses individuales o colectivos, organizaciones para-universitarias, partidos o gobierno alguno indiferentes o acordes con lo que pasa con nuestra Universidad porque a fin de cuenta ellos se favorecen con este caos y abandono institucional.

Igual ocurre con resto de universidades autónomas nacionales que presentan situaciones similares a descritas. Basados en esta problemática el GMM ha discutido sobre la misma y analizado la posibilidad de elaborar un documento contentivo de varias propuestas dirigidas tanto al interior de ULA como al conjunto de universidades autónomas y tomando en consideración contexto de universalidades que conforman educación universitaria venezolana y darlo a conocer al pueblo en su conjunto e instancias universitarias del país como Consejo Nacional de Universidades (CNU) y gobierno nacional, cuyo objetivo central está en llamar la atención para definir y elaborar una acción programática capaz de superar la situación en que ellas se encuentran.

Este planteamiento se hace con base a tres artículos de Constitución de República Bolivariana de Venezuela (CRBV): Artículo 102 que expresa "La educación es un derecho humano y un deber social fundamental, democrática, gratuita y obligatoria. El Estado la asumirá como función indeclinable y de máximo interés en todos sus niveles y modalidades, y como instrumento del conocimiento científico, humanístico y tecnológico al servicio de la sociedad. La educación es un servicio y está fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad en una sociedad democrática basada en la valoración ética del trabajo y en la participación activa, consciente y solidaria en los procesos de transformación social, consustanciados con los valores de la identidad nacional, y con una visión latinoamericana y universal. El Estado con la participación de las familias, promoverá el proceso de educación ciudadana de acuerdo con los principios contenidos en esta Constitución y en la ley"; el Artículo 109 que consagra el principio y jerarquía de autonomía universitaria para que su comunidad se dé sus propias formas de gobierno y autoridades "para dedicarse a la búsqueda del conocimiento científico, humanístico y tecnológico, para beneficio espiritual y material de la Nación"; y Artículo 3 que dice: "El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respecto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos en esta Constitución. La educación y el trabajo son procesos fundamentales para alcanzar estos fines".

En función de este texto constitucional se afirma que principios, fines y jerarquías establecidos para que se concrete su misión es imprescindible rescatarla de la actual situación en que están, dentro de proceso para revitalizar autonomía universitaria y redimensionar a las universidades autónomas que implica: primero, que en ejercicio de autonomía universitaria se convoque obligatoriamente cuanto antes y por vías posibles elección de nuevas autoridades; segundo, que en pleno ejercicio de autonomía universitaria la universidad en búsqueda del conocimiento rescate el pensamiento crítico, creador y soberano para que la Universidad sea la casa que vence las sombras; tercero, que la autonomía universitaria para eliminar prácticas transfiguradas y perversas de ésta se fundamente y practique con base a lo establecido en el artículo 109 (CRBV) y Ley de Universidades Articulo 9; cuarto, que las universidades autónomas como instituciones fundamentales consoliden su presencia institucional en nuestro país, América Latina, el Caribe, el mundo e interior del CNU en la pluralidad y diversidad que debe caracterizar a la educación universitaria no definida unilateralmente por líneas gubernamentales sino en atención a máximos intereses del pueblo y República Bolivariana de Venezuela; en quinto lugar, como parte de proceso de evaluación y transformación se elabore un Plan Nacional de Educación Universitaria que considere la apertura de nuevas modalidades de carreras profesionales acordes con necesidades y aspiraciones de población estudiantil, Nación venezolana y analice actualización de múltiples programas de estudios ; en sexto lugar, que la comunidad universitaria goce del pleno disfrute de salarios dignos y justos al cual tienen derecho como parte de la clase trabajadora del país, aspiración y reclamo urgente del pueblo venezolano; en séptimo lugar, se presenten formas de gestión administrativa de financiamiento fruto de análisis y experiencias presupuestarias que propendan al desarrollo académico de universidades; en octavo lugar, que se discuta ampliamente sobre conflicto histórico entre universidades autónomas y gobierno como una vía para encontrar y establecer formas de cooperación fundamentales al desarrollo conjunto de estas instituciones y República Bolivariana de Venezuela; en noveno lugar, se realice una evaluación sobre efectos que para el desarrollo científico, tecnológico y humanístico de instituciones de educación universitaria y el país se produce consecuencia de emigración de gran cantidad de profesionales y miembros del personal docente e investigación de nuestras universidades; y en décimo lugar, expresar rechazo por interés gubernamental de estar aplicando políticas hacia las universidades autónomas propias de Ley de Universidades aprobada por Asamblea Nacional el 23/12/2010 y vetada por presidente Hugo Chávez al considerarla "inaplicable por razones de carácter teóricos, prácticos, técnicos y políticos" (Carta del Presidente Hugo Chávez al Presidente de Asamblea Nacional Fernando Soto Rojas el 5 de enero de 2011).

De la misma manera, ante la intención manifiesta de sectores del PSUV para elaborar nueva Ley de Educación Universitaria y sea acordada con iguales características y contenido con aprobada en AN (23/12/2010), se puede afirmar que ello significaría repetir la historia que comunidad universitaria vivió, confrontó en esa época y venció gracias a presidente Hugo Chávez, pero que ahora, lamentablemente, el Comandante no está físicamente. Pero si están presentes unos cuantos diputados/as en actual AN que estimularon y aprobaron en aquel entonces LEU: 2010; para lo cual vale decir que allí se encuentra como diputado un personaje emblemático: el que 2010-2011 era Ministro de Educación Universitaria y fue factor importante en elaborar contenido de aciaga y vetada Ley: Edgardo Ramírez; y otros más, entre ellos profesores/as de universidades autónomas. Estas ideas y propuestas se exponen para dar a conocer en parte situación de universidades autónomas y ojala puedan ellas llegar a instancias gubernamentales y organismos públicos para rescatar y colocar a universidades autónomas en contexto educativo nacional como instituciones estratégicas con acervo del pensamiento, conocimiento e infraestructura científica, tecnológica, humanística y cultural de primer orden en Venezuela, ser patrimonio material e inmaterial que bajo ninguna circunstancia puede aceptarse que siga estando bajo desidia, abandono, en vías de destrucción y donde hay robo de bienes y equipos que comete una delincuencia que actúa impunemente y sin ningún riesgo. Se hace, además, esta exposición en demanda y apoyo de que el Estado ante interés por iniciar cuanto antes clases presenciales en universidades en el país ha de crear las mejores condiciones físicas, humanas y académicas que propendan a tan fundamental proceso y derecho constitucional. Asimismo, manifestar que designación de Tibisay Lucena Ministra de Educación Universitaria sea oportunidad para tratar y considerar a autonomía y universidades autónomas con otra perspectiva y horizonte de pleno desarrollo institucional en favor del pueblo venezolano y República Bolivariana de Venezuela; libres y soberanos.

Amado Moreno Pérez. Sociólogo (UCV). Profesor Titular activo de Universidad de Los Andes. Dr. en Ciencias Humanas (ULA). Mérida, 22 de octubre de 2021.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 588 veces.



Amado Moreno Pérez

Sociólogo (UCV). Profesor Titular activo de la Universidad de Los Andes. Dr. En Ciencias Humanas.

 amadoula@hotmail.com

Visite el perfil de Amado Moreno Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: