Emprendedor universitario desde la visión curricular

En la actualidad el mundo ha sufrido muchos cambios y de una manera voraz, trayendo consigo cambios a todos los niveles, donde la educación universitaria ha sido una de ellas, teniendo que recurrir a la innovación, a la tecnología por lo tanto al cambio curricular.

Es importante destacar que los cambios han sido hacia el modelo educativo, es decir; las universidades no imparten solo conocimiento, realizan investigaciones, sino que actualmente contribuye a preparar al estudiante a enfrentar al mundo empresarial y sobre todo a la cultura emprendedora.

Cuando se indica cultura emprendedora, el cual es unos de los factores a fomentar, implica que el estudiante sea capaz de ver las oportunidades, aprender de ellas, comprender, analizar y superar los riesgos de emprender por la tanto potenciar el talento, la autonomía, la creatividad, actitudes, aptitudes, sobre todo fomentar la parte humanista, es decir crear, desarrollar y fortalecer al estudiante, por lo tanto, va allá de materializar una idea.

Basado en todo lo anterior, un emprendedor universitario debe ser persona capaz de ser disruptivo, innovador, estar dispuesto a asumir riesgo y principalmente manejara la incertidumbre, fortaleciéndose esta idea con Aguayo, J (2021).

Entonces, para lograr el emprendiendo universitario, se debe alcanzar al emprendedor universitario y para este último, la transformación curricular; la cual implica un rediseño que integre competencias profesionales esenciales para el desarrollo de un perfil emprendedor.

En ideas generales, las universidades también deben poseer ciertas características como: tener a disposición mentores, contactos universitarios, además el personal poseer una visión holística del emprendimiento y sobre todo poseer un enfoque pedagógico que fomente el aprendizaje activo y sobre todo experiencial en los estudiantes, y así poder desarrollar habilidades clave y construir una base sólida en los conocimientos específicos, y habilidades técnicas partiendo de sus intereses y pasiones, reforzándolas con actividades extracurriculares para alcanzar que sus habilidades estén direccionadas a sus interés, claro siempre teniendo en cuenta: crear, desarrollar y fomentar la persistencia y la adaptabilidad.

En cuanto a nivel de las competencias Profesionales, se debe considera los siguientes elementos como es tener un plan solido con los objetivos y estrategias claros, dirigido a un mercado, por lo tanto, investigación de ese mercado a incursionar, en este caso con la ayudad de la universidad establecer alianzas tanto con empresas como emprendedores y por último, pero no menos importante saber gestionar proyectos y para ello posee siempre un pensamiento critico

Además, para fortalecer la experiencia se debe poseer laboratorios de innovación, incubación de empresas y redes de contacto para apoyarlos, para así lanzar al mercado proyecto rentables.

En conclusión, un emprendedor universitario, implica una visión curricular dirigida a fortalecimiento de la triada: conocimiento. (base sólida)-intereses(habilidades)-Alianzas(red de contacto), empleando un enfoque pedagógico de aprendizaje activo y experiencial

Referencia bibliográfica:

Aguayo, J. (2021). El emprendimiento Universitario. Universidad técnica de Manabí. Ecuador

Castellanos, O., & Giler-Zuñiga, C. (2020). Formación de emprendedores: antecedentes, actualidad y propuesta de modelo de rediseño curricular para su implementación. EduSol, 20(72), 205-220. Epub 06 de julio de 2020. Recuperado en 12 de abril de 2024, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1729-80912020000300205&lng=es&tlng=es.

Galiana, P. (s/f). La formación universitaria clave para los Emprendedores. Question Pro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 751 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter