La indexación del salario

La agresión imperial a nuestra economía se remonta desde el momento que uno de los agentes más conspicuos del imperio y de la oligarquía Colombiana Santandereana y enemigo declarado de nuestro país: Andrés Pastrana, mediante un decreto, autoriza a las casas de cambio de la frontera en manos del narcotráfico, darle la paridad cambiaria a nuestra moneda, allí empieza un brutal ataque a nuestra economía que no ha cesado, hasta pulverizar el valor adquisitivo del bolívar, llevándolo al minúsculo factor de cambio de 0,001 lo que representa una hiperinflación mil millonaria, incontrolable, no ha habido a lo largo de todos estos años políticas económicas que hayan podido frenar, la arremetida de esa patota de países cuya cabeza visible es el inefable tío Sam y su política internacional del garrote, ésta vez nos han negado hasta la zanahoria, pero el pueblo de a pie, sigue estoicamente aguantando una verdadera paliza sin tener opción alguna para tener un respiro o al menos una esperanza de alivio que le permita pensar que va a ver una luz al final del túnel y es aquí en donde está enredada la estopa de los gurúes de la economía y finanzas del gobierno revolucionario, del BCV, ministros, asesores, consejeros presidenciales, y dirigentes de la revolución socialista bolivariana, habiéndose llevado por delante y defenestrado políticamente a figuras icónicas de la revolución, condenándolas al ostracismo, aduciendo desobediencia a la militancia política, eso, no es si no un vulgar chantaje, que no permitió el debate necesario y la discusión de un tema álgido para la buena marcha de nuestro gobierno y le hace un flaco servicio a la revolución socialista y al pueblo venezolano, que aguarda con fe y ansías, la solución de sus graves problemas, agudizados por las medidas coercitivas e inmorales del consenso de Washington y sus lacayos.

Afortunadamente, existe la figura de los libres pensadores, que no están atados ni casados con la retórica de una militancia mal entendida que es una rémora para lograr los objetivos de cambios, propuestos por toda revolución; esos jefecillos políticos deben fijarse bien en el espejo de lo que acaba de pasar en el sufrido y glorioso pueblo Chileno, 46 escaños, lograron las diversas fuerzas independientes que componen esa sociedad, un empate con los escaños logrados por las fuerzas de los partidos progresistas organizados, para formar la gran Asamblea que le va a dar vida a una nueva constitución y derogar la actual, dejada por el sátrapa y la burguesía de derecha cómplice.

Quién le dice al psuv, que eso no puede pasar en éste país? Definitivamente el pueblo venezolano, está bien claro, el presidente Chávez y su labor pedagógica, hizo bien hecho el trabajo y ellos tampoco son Chávez, así digan y proclamen constantemente que son sus hijos e hijas, y hagan todo lo contrario a los intereses del pueblo que hasta el momento les ha favorecido con su apoyo irrestricto, en una mala decisión para resolver este nudo gordiano que significa la revalorización de nuestro signo monetario y con ello recuperar el poder adquisitivo del pueblo trabajador para lograr la mayor suma de felicidad y estabilidad económica, nos jugamos a Rosalinda, no vayan a creer que van a recoger buenos frutos de una cosecha mal plantada, en las próximas mega elecciones, nunca se olviden de las 3R de Chávez, hoy más vigente que nunca! Por eso voces y planteamientos factibles como las de Pascualina Curcio, María Alejandra Díaz, revolucionarias socialistas, bolivarianas, chavistas hasta la médula, arquetipo y fieles representantes de la mujer venezolana, debemos oírlas, no pueden hacer caso omiso y olímpico de sus planteamientos para resolver la grave crisis económica que vivimos por muchos y múltiples factores, por una verruga horrible como la corrupción, entre otros.

El mundo entero sabe que poseemos las reservas probadas petroleras más grandes del planeta tierra, que la naturaleza nos dotó de otras riquezas minerales en gran escala como las auríferas, el coltán, tierras raras, hierro de alto tenor, bosques, aguas dulces en grandes cantidades, tierras fértiles productivas, etc, etc, ese es el valor y el respaldo de nuestra moneda insignia y arma de guerra: " El Petro" con él vamos a celebrar los 200 años de la batalla de Carabobo y a recuperar nuestra soberanía que pretendió ser mancillada por las fuerzas Imperiales.

 

jcqcaiman@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 866 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter