El punto más débil de la Revolución Bolivariana es el valor de su moneda

Los enemigos de Venezuela saben cuál es nuestro punto más débil, han trabajado en eso por años y solapadamente han mediatizado conceptos abstractos de una economía en guerra para desviar la atención de dónde provienen nuestros males y quien sería el supuesto responsable; según ellos, nada más y nada menos que Nicolás Maduro.

Si la moneda colapsa; colapsa todo su sistema económico. Si no hay circulante, hasta pagar un transporte se vuelve difícil. Si la moneda sufre devaluaciones, el salario alcanza cada día menos. Por qué ocurre en la forma que ocurre en países con tendencia a la izquierda? Por qué somos CASTIGADOS los que osamos desobedecer la lógica financiera imperante a través de su dios dólar?

Este es el caso de Venezuela y su Revolución Bolivariana. Recuerdan cuando la Irak de Husein, la Libia de Gadafi, intentaron vender su petróleo en otra moneda distinta al dólar? Acaso no fue igual con Irán a partir del 2004? ven por qué recrudecen las acciones hacia nuestro pueblo?

Decidimos seguir siendo libres, soberanos, dueños de nuestro destino.

Y por qué no vender nuestro petróleo en PETROS? esa criptomoneda pensada y soñada por nuestro Comandante Hugo Chávez para vencer al dólar hegemónico y coercitivo de toda opresión a los pueblos.

Usan guerras; bélicas o financieras, golpes de estado como en la Bolivia de Evo o en Brasil de Dilma para que no prosperara la construcción socialista en Latinoamérica; o las persistentes amenazas, paros petroleros, intentos de golpes, atentados, sanciones y ataques al valor del Bolívar desde la frontera para intentar revertir un gobierno revolucionario. Siempre será un acto de guerra contra el pueblo, de ingeniería financiera operando silenciosamente haciéndonos creer que es sólo una página que publica un valor del dólar terrorista; tan letal, que esconde su forma de operar, fijando una tasa de cambio para calcular todos los días la punta de lanza de destrucción de la economía nacional.

Si destruyes la moneda, destruyes toda la cadena productiva, los mercados, la cotidianidad. Por ello, el valor del Bolívar es el objetivo final para la destrucción de la revolución. Tenemos una tarea pendiente a la par que resistimos y contraatacamos con la usabilidad del petro. Y es revertir la progresiva devaluación inducida del Bolívar.

Si el origen de esa modalidad de guerra económica está en frontera; por qué no tenemos aquí una oficina del Banco Central que haga seguimiento y control para "lograr la estabilidad de precios y preservar el valor interno y externo de la unidad monetaria". Dónde está el ministerio de fronteras para que se avoque al tema, aquí donde perdemos soberanía financiera cada día?

El valor del dólar terrorista paralelo se calcula con base a dividir el TRM (tasa representativa del mercado) en Colombia entre la tasa de cambio bolívar-peso en Cúcuta y ahora en San Cristóbal. Con este resultado los portales destruyen nuestra economía y nuestra revolución. El Bolívar se seguirá devaluando inducidamente, mientras nuestros economistas hablan de hiperinflación sin llegar al origen de la guerra económica.

Entonces si la debilidad de la revolución bolivariana es el valor del Bolívar; qué estamos esperando para tomar correctivos y enrumbar el ciclo de prosperidad que todos nos merecemos como ciudadanos libres, siempre en lucha contra el imperialismo y la guerra. Sincronizando la revalorización del Bolívar con la usabilidad del petro



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1034 veces.



David Vivas


Visite el perfil de David Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: