¿Quién gobierna a quienes nos gobiernan? Las organizaciones privadas

 “Este es el mundo de hoy. Por un lado, enormes beneficios que producen fortunas inútiles. Por otro, la mayoría de la humanidad forzada a vivir en la pobreza.”                      Michael Collon

Hay quien dice que el Presidente de Estados Unidos es quien gobierna a quienes nos gobiernan. Pero en la actualidad, debido al enorme crecimiento y desarrollo que ha experimentado China, muchos piensan que ese poder está pasando a manos del gigante asiático y por tanto a Xi Jinping.

Existe la creencia general de que el Presidente de un país como Venezuela es una persona muy poderosa, que tiene el control de de todas las instituciones del Estado, no solo las del Poder Ejecutivo, sino también del Legislativo, Judicial, Electoral, Moral, e incluso del Poder Popular. Además, por ser el Comandante en Jefe de la FANB, su poder militar pareciera ilimitado. Pero no hay nada más lejos de la realidad. En verdad, el Presidente de la República no pasa de ser el empleado más conocido de Venezuela y esto es así en todos los países del mundo. Sin embargo la mayoría de la población casi siempre responsabiliza al Presidente de todo lo malo que ocurre, o espera que él pueda resolver todos los problemas  que afronta el país.

Como podemos ver, el presidente de EU es un empleado más del país. Posiblemente el más conocido de todos los empleados; pero además, es un empleado bajo control. Los grandes medios de comunicación e información,  son el sector de las empresas o corporaciones que tienen a su cargo la  formación de la opinión pública, por lo cual pueden controlar al Presidente y al gobierno en general, incluso desde mucho antes de que entre en  funciones. Desde antes de la campaña electoral, un candidato no tendrá opción de ser Presidente si no cuenta con la aprobación de los grandes medios de Comunicación e Información.

Por consiguiente, si el presidente de EU no gobierna a su país, mucho menos podrá gobernar a quienes gobiernan el resto del mundo.

Según palabras de Benjamín Disrael, ex-Primer Ministro del muy imperialista gobierno de la reina Victoria en el siglo XIX: “El mundo está gobernado por tales personajes, que los que están sumidos en el engaño, ni se lo imaginan”.

Por supuesto que lo que hemos afirmado anteriormente no impide asegurar que el presidente de un país, junto con todas las instituciones del Estado, pueda causar enorme daño, o ser de gran utilidad a sus habitantes, quienes son los verdaderos propietarios del país y de sus riquezas, y que por lo tanto, son ellos (los habitantes del país), los primeros responsables de  velar por sus propios intereses y no permitir que los funcionarios del Estado, sea cual fuere su rango o nivel, se conviertan en marionetas de intereses extranjeros, como suele suceder, lamentablemente en todos nuestros países, debido en gran parte al modelo capitalista descontrolado que impera a nivel global y en el cual el lucro desmedido y la acumulación ilimitada son sus principales características.

Ciertamente la estructura piramidal del poder en la sociedad actual se debe al modelo capitalista descontrolado imperante, en el cual la sociedad integrada por la gente que vive honestamente de su trabajo se encuentra en la base de dicha pirámide, soportando la totalidad de la carga.

En el Segundo Nivel de dicha pirámide se encuentra el gobierno con sus instituciones: ejecutivas, legislativas, judiciales, morales y electorales, soportadas por la fuerza armada, la policía, el aparato represivo, las prisiones, etc., todo lo cual se encuentra orientado o regido por las instituciones religiosas, educativas y los Medios de Comunicación e Información.

En todos los países, sea cual fuere la ideología de su gobierno, la autoridad y responsabilidad están concentradas en muy pocas personas, por lo cual los gobernantes siempre se encuentran en condiciones muy débiles y vulnerables, para tomar las decisiones más adecuadas y convenientes para su población. Por esta razón es indispensable una mayor fortaleza que le proporcionaría al gobierno la oportuna vigilancia y el respaldo permanente de toda la comunidad unida.

A los intereses de quienes negocian con nuestro gobierno les conviene que estemos divididos como sociedad y por tanto, estarán empeñados en desacreditar a nuestras autoridades para disminuir el afecto del pueblo hacia ellas, pues así les será más fácil obtener condiciones especiales y de privilegio para sacar el mayor beneficio posible a su relación comercial y política.

En el Tercer Nivel de la pirámide se encuentran las denominadas organizaciones u organismos internacionales: ONU(organización de las naciones unidas), OMS(organización mundial de salud), OMC(organización mundial de comercio), OIT(organización mundial de trabajo), OEA(organización de estados americanos), UNESCO(organización de NU para la educación, la ciencia y la cultura), UNICEF(fondo de NU para la infancia), IFAD(fondo internacional de desarrollo agrícola), etc., las cuales son organizaciones privadas pero desempeñan funciones públicas.

En este nivel se encuentran también las grandes ONGs y Fundaciones Internacionales de carácter abiertamente privado como: Fondo Rockefeller, Fondo Bill y Melinda Gates, Fondo David y Lucille Packard, Fondo William y Flora Hewlett, etc.

En el Cuarto Nivel de la pirámide social encontramos las CORPORACIONES, o sea, las grandes empresas privadas, transnacionales o multinacionales. Son ellas las que controlan la producción, el comercio y el transporte de bienes y servicios a nivel mundial, es decir, de manera general, los recursos de que dispone el planeta. Las corporaciones tienen un enorme poder económico, político y social. En lo que respecta a su administración son instituciones relativamente secretas. Con poderosos lobbies, ejercen presión en todas las instituciones de los gobiernos y los Estados, sobornando de mil maneras a todo tipo de funcionarios en los diferentes Poderes del Estado y generando escándalos que son amplificados por los grandes medios de Comunicación e Información, o ignorados según les convenga.

En el Quinto Nivel de la pirámide del poder se encuentra la Banca Supranacional, integrada en sus niveles inferiores por las Bancas Nacionales, por los Bancos Centrales de los diferentes países y toda la red de instituciones de ahorro y crédito, públicas o privadas, junto con las compañías aseguradoras.

Por encima de las Bancas Nacionales se sitúa la Banca Supranacional, o sea las Instituciones Financieras Internacionales IFI, BM, FMI, Banco Europeo de Inversiones (BEI), SWIFT, los grandes bancos del mundo (públicos y privados), como: Industrial and Commercial Bank of China, China Construction Bank Corporation, Agricultural Bank of China, Banco de China, JPMorgan Chase, Mitsubishi UFJ Financial Group, HSBC Holdings plc, Bank of América, BNP Paribas, Credit Agricole, Citigroup, Japan Post Bank, Wells Fargo, etc.

También están las Calificadoras de Riesgo, que son agencias privadas, especializadas en la evaluación y clasificación de riesgos de los títulos o instrumentos financieros de deuda emitidos por países y empresas, las cuales establecen la probabilidad estadística de que el emisor cumpla sus obligaciones derivadas de los valores o títulos. Dos de las mayores agencias de rating a nivel mundial son Standard & Poor’s y Moody’s Investors Service Inc.

En el Sexto Nivel encontramos lo que suele denominarse la Mesa Redonda, o think tanks (tanques de pensamiento), que son tres organizaciones privadas, o Círculos de Poder, más secretos aun que las multinacionales. Se dedican a algo más que a pensar: Toman las decisiones más trascendentales y ejercen una influencia decisiva en la evolución del mundo, ya se trate de guerras o de políticas económicas y sociales. Es en su seno donde se diseñan las principales estrategias del Norte contra el Sur, mucho antes de que se apliquen en las grandes capitales del mundo. Norte significa “los más poderosos” y Sur significa “el resto de la población mundial”.  Estos círulos  son el verdadero gobierno del mundo: el “Gobierno en la Sombra”.

Ejercen una influencia decisiva en la evolución del mundo, ya se trate de guerras o de políticas económicas y sociales.

Estos tres círculos son muy similares en su organización y configuración: Todos ellos están integrados por personalidades sobresalientes en el mundo empresarial, político, militar, comunicacional, financiero, y de seguridad nacional, CIA, FBI, NSA, etc. Son ellos: el Consejo de Relaciones Exteriores (CRE), el Club Bilderberg (CB) y la Comisión Trilateral (CT).

-El Consejo de Relaciones Exteriores (CRE). Fundado en 1921, es la institución privada más influyente de Estados Unidos en el ámbito de las relaciones económicas internacionales. Algunos consideran a esta institución como “el verdadero gobierno fantasma de Estados Unidos”, que dirige la política exterior del país. Está integrado por cuatro componentes: económico, político, militar y medios de comunicación, que son la flor y nata de todo el país. Los más altos ejecutivos de las más importantes empresas y bancos. Los más sobresalientes dirigentes del gobierno actual y de gobiernos anteriores. Los directores de mayor rango militar y de la Seguridad Nacional. Los más importantes directivos de los grandes medios de comunicación e información.

En resumen, el CRE recibe, discute y debate informes de empresarios, banqueros, políticos, militares, periodistas, espías, etc., y sobre esa base define la política general de Estados Unidos a corto, mediano y largo plazo.

-El Club Bilderberg (CB). Además del CRE, que se centra en la política de Estados Unidos, las multinacionales estadounidenses también han sentido la necesidad de crear un organismo común con Europa. Tras la Segunda Guerra Mundial, había que definir una política común para contrarrestar la expansión del socialismo y de las luchas de liberación nacional en el Tercer Mundo.

Así nació en 1954 un círculo muy secreto que se reunió por primera vez en el Hotel Bilderberg en Holanda. La reunión estuvo patrocinada por la multinacional holandesa Unilever y por la CIA.

Al igual que el CRE, Bilderberg integra a las principales empresas económicas y financieras, a los más importantes políticos y altos cargos oficiales del ejército y de los servicios secretos, así como algunos académicos y también a representantes de grandes medios de comunicación, tanto de Estados Unidos como de Europa.

-La Comisión Trilateral (CT). Es el tercer gran círculo del “Gobierno en la Sombra”. Se creó en 1973 cuando Japón se convierte en una gran potencia y Asia se perfila como continente clave. Estados Unidos y Europa entienden que es necesaria la ampliación a un tercer socio.

La Trilateral pretende buscar soluciones a los problemas que enfrentan las grandes potencias capitalistas en los años 70, como son la recesión económica, la revuelta del Mayo francés, el ascenso de las luchas de liberación nacional, el fracaso de la guerra de Indochina, el escándalo de Watergate, los múltiples escándalos de la CIA, etc. La Trilateral preconiza el mantenimiento de la OTAN, el establecimiento y apoyo de regímenes populistas en el Tercer Mundo por considerarlos más económicos y eficaces que las dictaduras militares, la inserción de los sindicatos en el sindicalismo colaboracionista, la protección de los políticos corruptos, etc.

En 1991 David Rockefeller declara ante la Comisión Trilateral: “La soberanía supranacional de una elite intelectual y de banqueros es preferible al principio de autodeterminación de los pueblos”.

Tal forma de pensar revela las intenciones de dichos círculos de poder.

En este nivel de la pirámide debemos mencionar también las tres personas más poderosas de China que son: el jefe del partido comunista, el presidente de China y el comandante en jefe, es decir Xi, Xi, y Xi.

Pero seamos claros, los Amos del Mundo no son solamente un pequeño grupo de individuos, u organizaciones aisladas, es todo un Sistema Económico Político y Social de carácter privado.

Todo lo anterior explica los conflictos económicos, políticos, sociales y las continuas guerras que existen actualmente, que son por supuesto consecuencia de las leyes del modelo capitalista descontrolado imperante en el mundo. Esas leyes son la causa fundamental de la pobreza en el denominado Tercer Mundo, del hambre, de la miseria, y de los otros problemas que afectarán finalmente a toda la humanidad, inclusive a los mismos Amos del Mundo.

En la cúspide de la pirámide, disfrutando de una posición privilegiada, se encuentra el “Comité de los 300”, que reúne a las trescientas familias más ricas del mundo, representadas por el “Concilio de los Trece”, que reúne a los representantes o testaferros de esas trescientas familias cuyos nombres más conocidos son en realidad más de trece: Rothschild, Rockefeller, DuPond, Warburg, Windsor, Reynolds, Astor, Collins, Morgan, Ford, Murdoch, Walton, Li, Gates, Roosevelt, Adam, Bush, Kennedy, Koch, Mars, Van Damme, Dumas, Wertheimer, Ambani, Quandt, Cargill, MacMillan, Boehringer, Von Baumbach, etc.

En conclusión y basados en las informaciones más verídicas de que disponemos, la población total del planeta es aproximadamente de 8.000 millones de personas de las cuales menos de 5.000 personas (es decir menos del 0.0001%), son los “super ricos”, poseen c/u fortunas superiores a mil millones de dólares. Ellos son los verdaderos “Amos del mundo”, los únicos propietarios (ilegítimos) de casi todos los recursos, riquezas y dinero del planeta, (por voluntad de los gobernantes de casi todos los países). Son los grandes usurpadores, abusadores y pisoteadores de los derechos humanos de todo el resto de los habitantes del planeta. Los únicos que se enriquecen aun más mientras el resto de la población se hace más miserable, son los dueños de las grandes corporaciones y los únicos que reciben “Rescates” por parte de los gobernantes en todos los países del planeta, como ha sucedido en los últimos meses.

Ahora, ellos no están solos: tienen alrededor del mundo, una corte de protectores complacientes, asesores, colaboradores, marionetas, títeres, represores, lacayos, serviles, etc., que se empeñan en mantenerles su estatus de privilegio que siempre han disfrutado. Los miembros de esta corte gozan a su vez de prebendas y privilegios que no tienen la gran mayoría de los habitantes del resto del mundo.

Dicha corte está conformada por otros millonarios, pero con fortunas menores a las de los “Amos del mundo”, que son los gobernantes y burócratas de casi todos los países del planeta, desde los más poderosos hasta los más débiles, por miles de científicos, intelectuales, periodistas, conductores de tv, comediantes, escritores, artistas y galardonados hasta con el premio nobel. Son cerca de 200 millones de personas (al menos el 2.5%).

Por otra parte, se calcula que unas 160 millones de personas (alrededor del 2%) somos conscientes de esa realidad, nos mantenemos preocupadas por la tremenda desproporción de la riqueza y vivimos alertando al mundo y tratando de despertarlo por diferentes medios. Pero esto no es suficiente, pues el 95% de la población mundial está dormida, aletargada, distraída  y estupidizada por la desinformación que le proporciona la falsimedia mundial con sus “fake news”, o noticias falsas, farándula, comedia, deportes profesionales, chismes, crímenes, etc.

Ese 95% son como zombies, que tienen como único entretenimiento el alejarse de la realidad en que viven.

Como vemos, más allá de los gobiernos nacionales hay algo que está por encima de todo. Es la élite mundial (en forma de organizaciones privadas), con las prebendas que han sido otorgadas por los gobiernos títeres, a lo largo del tiempo, se creen por encima de todo y están jugando con nuestra libertad. Nos están preparando para una nueva forma de vida en prisión domiciliaria, mientras logran reducir la población del planeta a su capricho.

La pregunta que surge es:

¿Reclamaremos nuestro derecho de ser libres, o nos resignaremos a vivir como borregos, en espera de que nos lleven al matadero? 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 695 veces.



Gilberto Hernández Ortíz

Graduado en la universidad Nacional de Colombia en Licenciado en Ciencias de la educación especializado en el área de Física y Matemáticas Postgrado en Educational Media en la Universidad de North Carolina A&T State University año 1984 - Greensboro, N.C Prof. Jubilado de la Univ. de Oriente (Núcleo Anzoátegui)

 gilnandez@hotmail.com

Visite el perfil de Gilberto Hernández Ortíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: