El caso Rosales es similar al de Fujimori

Aún cuando son delitos penales distintos, son delitos penales que deben y tienen que ser juzgados dentro del País donde se cometieron.

Perú le exigió a Chile no dar asilo político a Fujimori, el cual también lo había pedido formalmente.
El Gobierno de Chile, respetuoso de las Leyes Internacionales y con una álta ética internacional que lo caracteriza, entregó al Gobierno del Perú al Ex-Presidente Alberto Fujimori sentenciado por crímenes en ese País.

Esperemos que el Pdte. Alán García, compadre del también prófugo Ex-Presidente Carlos Andrés Péres, no conscienta al hijo político de este último y devuelva a la Justicia de nuestro País, a el Ex-Alcalde Manuel Rosales para así no contradecirse en sus alegatos diplomáticos cuando el Perú exigió la entrega de Fujimori a Chile.

Si el Perú no devuelve a Manuel Rosales, Venezuela moralmente y en honor a su pueblo; debe romper todo tipo de relaciones con el Gobierno del Perú e ignorarlo por completo, y eso implica desde los embajadores, pasando por los encargados de negocios y hasta las más mínimas relaciones económicas y culturales; porque ya se trataría de un Gobierno de derecha inmiscuido y obstaculizando la justicia venezolana ayudando a desestabilizar e incumplir el orden jurídico interno de Venezuela.

Por otro lado, no sé qué espera el Gobierno de Venezuela para romper de una vez por todas las relaciones diplomáticas con el Vaticano. Ese Gobierno, a través de su embajada en Venezuela, albergó a un delincuente violador que luego le permitieron fugarse.
Ya que el Vaticano dilató la entrega de ese delincuente, debe hacerse responsable por los daños y perjuicios ocasionados a la Justicia Venezolana al obstruir el debido proceso jurídico. Como no han respondido voluntariamente ni muestran querer hacerlo, ¿hasta cuándo vamos a dejar de ser bien pendejos? Nosotros mismos estamos consintiendo el que gobiernos extranjeros nos pisoteen en nuestro propio territorio y están siendo albergue de delincuentes.

Es muy positiva la buena relación personal entre Chávez y Obama, pero desde mi humilde opinión, yo no reestablecería relaciones diplomáticas con Estados Unidos hasta que ese País entregue al terrorista Luis Posada Carriles. No se pueden tener relaciones diplomáticas con Países que albergan y promueven el terrorismo de Estado. ¿Para qué vamos a reanudar relaciones diplomñaticas con los Estados Unidos, si las vamos a tener que romper al ellos negarse desde el Congreso el no entregar y seguir protegiendo a ese terrorista? Si Obama quiere que Latinoamérica cambie, Estados Unidos es el primero que debe demostrar el cambio, ya que por su conducta política externa, Estados Unidos ha ido siendo excluido gradualmente de las relaciones con Latinoamérica.
De verdad no entiendo la diplomacia de mi País, ¿en qué nos beneficia el no cortar por lo sano con los que nos hacen daño?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2180 veces.



Alberto Prada Miranda


Visite el perfil de Alberto Prada Miranda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición