Nos hicieron verdugos

Ya ni los perros comen perrarina en Venezuela

Con pesadumbre quiero decir y hacerme eco de una situación que nos está ocasionando sufrimiento a muchas personas que tenemos mascotas o perros en nuestros hogares, por lo difícil que se hace ya adquirir los sacos de alimentos concentrados para este gran compañero que tenemos en nuestras vidas. Un refrán antiquísimo dice que "el perro es el mejor amigo del hombre" y no tengo dudas al respecto. Estoy seguro que ese gran "animal" es nuestro mejor amigo porque el jamás se vuelve en nuestra contra, jamás. Un compañero, vecino o allegado si lo puede llegar a ser, de hecho, comúnmente lo hace cual judas Iscariote. Inclusive se ha visto y se sabe que un familiar de cualquier nivel de consanguinidad que ha sido tratado con amor y consideraciones pudiera tener actitudes de ingratitud. Hasta hay personas que se tienen con mucho amor en el corazón y se les entrega fidelidad y los mismos en un momento determinado se transforman en los traidores más conspicuos de nuestras vidas, pero un PERRO que está a nuestro lado nunca se atrevería a tomar ninguna de las acciones que los seres más queridos o allegados toman en un momento determinado contra nosotros y nos cortan la mano que les dio cobijo, comida y apoyo, y el pobre animal –hablo del perro-, sin esperar nada a cambio.

Recuerdo que vi en la tele, la hermosa historia de un perro llamada "El fiel Hachiko". Se trata de la historia de un perro que se había acostumbrado a despedir a su dueño en la estación del tren -Japón- y cierto año el dueño muere y el fiel Hachiko continuó todos los días de su vida durante 9 años asistiendo a la estación del tren en espera del regreso de su dueño que nunca pudo ver ¿Y cómo le pagamos nosotros a nuestros perros? Pero también me pregunto ¿Cómo le compramos sus alimentos balanceados que los tienen tan elevados los perros de esta guerra económica? ¡Si a duras penas estamos comprando los nuestros ¡ ¿Cómo hacemos con estos seres que queremos por ser nuestros mejores amigos? Porque los empresarios no muestran ningún tipo de conducta admirable ni mucho menos ningún aporte de sus cuentas bancarias ¿filántropos? ¿Altruistas?

La Misión Nevado ha tratado de hacer el papel que los industriales y comerciantes no han querido hacer nunca: recoger, cuidar, curar, alimentar y amar a un animal como lo hizo eterno Chávez con aquel perro que recogió y decidió hacer de ese acto una Misión con el nombre del fiel amigo del libertador Simón Bolívar, su perro Nevado. Esta Misión Nevado no puede con toda la carga perruna que se tiene en Venezuela por lo que se necesita de todos los sectores, de todos los industriales, comerciantes y de corporaciones que amen a los perros y no nos hagan verdugos de nuestras propias mascotas o perros con esos precios que están asfixiando la vida animal

Por su extraordinaria fidelidad, el perro se ha ganado el lugar más cercano al ser humano que los propios humanos deberíamos tener. Pero… ¿cómo hace falta que muchos sumen a esta causa más que noble, humanamente animal racional?

Me despido de todos esos amigos de cuatro patas leales y desinteresados haciéndoles un honor con el siguiente pensamiento de un hombre que cambio definitivamente la historia de la India: Mahatma Gandhi

"La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que trata a sus animales"

Nuestro legado… también es sagrado



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1686 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /ddhh/a238804.htmlCd0NV CAC = Y co = US