¿Por qué es necesario enmendar el 230 de la constitución de la república bolivariana de Venezuela?

Porque la situación política, económica y social del país determinan una coyuntura que hace urgente que se enmiende el artículo 230 constitucional, ya que el mundo y Venezuela se encuentra en una encrucijada, que necesita tomar decisiones, que nos enrumbe en el camino de la construcción del socialismo bolivariano del siglo XXI, por lo tanto:

1.). La coyuntura actual del planeta, caracterizada por la crisis global del capitalismo neoliberal financiero especulativo, viene perfilando, una tendencia, de un periodo de recesión prolongado, acompañado con altos niveles de inflación.

2.). En la Venezuela bolivariana y socialista se viene presentando las primeras consecuencia de la crisis mundial, como lo es, la disminución de los precios del petróleo, que trae consigo la reducción de los ingresos al país y al fisco nacional.

En esta situación de crisis del capitalismo mundial, se viene desarrollando la revolución bolivariana en Venezuela, así como, en Ecuador, en Bolivia, y en Nicaragua, las cuales cada día son agredidas y torpedeadas por el imperialismo yanquis, en alianza con los escuálidos puntofijistas, cuyo principal grupo dirigente es el Amenofis, (Luís Miquilena, Teodoro Petkoff, Pompeyo Márquez, Luis Ugalde, Marcel Granier, Alberto Federico Ravel).

3.). La revolución bolivariana socialista se encuentra en una nueva etapa histórica, que necesitan que el chavismo y el PSUV, se fortalezcan y se unan en torno al programa socialista y al liderazgo del presidente Chávez para poder enfrentar con éxito a la agresión del imperialismo yanquis y de la burguesía financiera especulativa internacional y nacional, e iniciar en firme la construcción de la Sociedad Socialista Bolivariana, del siglo XXI.

4.). Las tareas de los trabajadores y de las trabajadoras es profundizar la revolución bolivariana socialista avanzando hacia la propiedad social de los medios de producción, y con la creación de los consejos de trabajadores y de trabajadoras para la dirección colectiva de la producción.

5.). A los campesinos y a las campesinas, pobres y sin tierra tienen planteada la profundización de la revolución bolivariana socialista con la eliminación del latifundio, así como la eliminación de las relaciones de producción feudales y capitalistas en el campo y su sustitución por relaciones de producción socialista.

6.). Los indígenas tiene la tarea de profundizar la recuperación y demarcación de sus tierras ancestrales en las áreas indígenas del país y construir las relaciones de producción socialista en sus comunidades.

7.). Las Políticas neoliberales del consenso de Washington, aplicadas desde 1980, como la desindustrialización del país, donde unas empresas cerraron, otras fueron vendidas a las transnacionales, otras fueron infiltradas y colocadas a satisfacer los intereses de las empresas transnacionales, por lo tanto al proletariado (campesinos y campesinas pobres y sin tierra, a los indígenas, a los trabajadores y a las trabajadoras) se le impone la importantísima tarea de la industrialización del país, pero una industrialización diferente a la llamada “sustitución de importaciones” de los años 50 y 60 del siglo XX, que solo se instalaron industrias fuertemente dependiente de la tecnología y de los bienes de capital de las transnacionales gringas, europeas y japonesas, que a finales del siglo XX y principio del XXI, las transnacionales tomaron la decisión, de acuerdo con el consenso de Washington, de cerrar las industrial del país, creando altos niveles desempleo, desindustrialización y una mayor dependencia del imperialismo para el suministro de bienes y servicios.

La nueva industrialización del país, debe estar enmarcada en los conceptos bolivarianos y socialistas, de la “Comuna”, es decir, que cada materia prima sea procesada cerca de los lugares de producción y extracción.

8.). El Proletario venezolano debe trabajar por cambiar las relaciones de producción capitalista y neoliberales en la distribución de bienes y servicios, por un sistema de distribución con relaciones de producción socialistas, que garanticen la seguridad y la soberanía alimentaria de la población y del país, profundizando y modernizando las misiones MERCAL y PDVAL.

9.). La gobernación del estado Miranda, en su primera acción de gobierno, fue la de tratar de cerrar los consultorios de barrio Adentro I, los CDI, los SRI y los CAT del estado, pero la posición firme del pueblo Mirandino impidió que se consumaran sus planes, ante lo cual al Proletariado se le impone preservar el actual sistema de salud de barrio adentro, que sirva como base para el sistema nacional bolivariano socialista de salud, que elimine el concepto, de que la salud es una mercancía, por la cual hay que pagarla, por el concepto, de que la salud es un derecho humano, al cual tienen derecho todos las personas del país, y que por lo tanto, la sociedad en su conjunto debe garantizar su funcionamiento de calidad y accesible a todas y todos los habitantes de Venezuela.

10.). La Cultura y la educación son dos actividades humanas fundamentales para la construcción de la sociedad bolivariana socialista del siglo XXI, por su importancia la dirección de la revolución educativa y cultural debe estar en mano del proletariado y su vanguardia política, para la construcción de la cultura y la educación bolivariana y socialista.

11.). Los planes de agresión del imperialismo yanquis, de las empresas transnacionales globales gringas, europeas y japonesas, ejecutados durante las administraciones estadounidenses de Reagan, Bush (padre), Clinton y Bush (hijo), resumidos en los documentos de Santa Fe I, II, III y IV, donde se definen las acciones para agredir a los pueblos del mundo que luchan por la construcción de la sociedad socialista.

La agresión contra los pueblos del mundo que toman la vía del socialismo, se produce desde el mismo momento del triunfo de los pueblos, a la URSS, la agresión fue constante desde Octubre de 1917 hasta la disolución de la Unión Soviética en 1990; a la China Popular la están agrediendo desde el 01-10-1949, a Cuba la están agrediendo desde el 01-10-1959, a la Revolución Bolivariana Socialista la están agrediendo desde antes del triunfo del 06-12-1998.

Las agresiones contra la Revolución Bolivariana Socialista son continuas, sin descanso, ni tregua, que a una derrota de una conspiración escuálida, se inicia una nueva conspiración escuálida, por lo cual mientras se siga impulsando el Programa Bolivariano Socialista, no cesaran las conspiraciones escuálidas contra el pueblo y la Revolución Bolivariana Socialista.

Por lo tanto, el Proletariado, debe, no solo enfrentar las agresiones del imperialismo yanquis y de las empresas transnacionales, sino que siempre debe estar en capacidad de triunfal, porque en cada conspiración de los escuálidos y del imperialismo yanquis y sus empresas transnacionales, la Revolución Bolivariana Socialistas se juega su propia existencia.

12.). El comportamiento sicópata de los escuálidos puntofijistas cuando son gobierno, donde asesinan y desaparecen a la oposición política, principalmente, a la de la Izquierda Marxista, entre 1958 y 1998, durante la dictadura burguesa, del pacto de punto fijo, asesinaron a más de 2.000 personas, las cuales estaban detenidas e indefensas, los fusilaron y luego simularon que habían muerto en enfrentamientos, pero casi todos presentaban rastro de tortura, de pólvora y de disparos de gracia en la cabeza, así como también desaparecieron forzosamente a más de 1.000 personas, de las cuales más nunca se supo de su paradero, y que la última vez que se les vio con vida, fue cuando los detuvo la Digepol (hoy Disip), el Sifa (hoy DIM), la PTJ (hoy CICPC), o las FAN.

Cuando dieron el golpe de estado el 11A02 y tomaron el poder entre el 11A02 y 13A02, asesinaron a 19 personas para justificar el golpe de estado; y entre el 12A02 y el 13A02, durante la breve dictadura burguesa de Pedro Carmona Estanga, asesinaron a más de 84 personas, por simple hecho de ser Chavistas. Al mismo tiempo, que se asesinaba al pueblo en sus casas y en las calles, los Alcaldes de Chacao (Leopoldo López inhabilitado políticamente para ocupar cargo en la administración pública hasta diciembre de 2014, por ladrón y corrupto), de Baruta (Enrique Capriles Radónski, actual gobernador del estado Miranda) y el Miguel Dao (Jefe de la PTJ, para esos días), Mónica Fernández (juez de control en esos días) violaron los más elementales derechos humanos a miles de Venezolanas y Venezolanos, al allanarles sus viviendas sin orden judicial y sin el debido proceso, se secuestro a miles de personas, ya que fueron sacados de sus casas, sin que sobre ellos hubieran una orden judicial previas, como al ministro Ramón Rodríguez Chacín, ministro en ejercicio y con inmunidad, fue detenido por ordenes de los Alcaldes de Chacao y Baruta, y Mónica Fernández y al diputado Tarek William Saad (Gobernador de Anzoátegui) quien gozaba de inmunidad parlamentaría, lo mismo sucedió en los barrios y urbanizaciones populares y de clase media, se perseguía y se agredía a miles y miles de personas por ser Bolivarianos, Socialistas y Chavistas.

En los planes conspirativos de los escuálidos puntofijistas, del imperialismo yanquis y de las empresas transnacionales gringas, europeas y japonesas contemplan estrategias de “Exterminio” de los Bolivarianos Socialistas, en forma de chiste, en sus reuniones con chavistas, le dicen, “Que cada Bolivariano y Bolivariana, que cada Socialista, que cada Chavista, tiene “pintado un punto rojo” en la frente”, como los que generan las miras infrarrojas o de láser, de los rifles de francotirador o de las pistolas, es decir, que una vez que los escuálidos puntofijistas lleguen al gobierno, va asesinar a todos los Bolivarianos, a todos los Socialistas y a todos los Chavistas de Venezuela.

13.). La izquierda Marxista, desde los años 60 del siglo XX, vivía dividida, y a finales de esos mismos años, la división de la izquierda se agudizo, por las decisiones individualistas y personales de las direcciones detenidas en el Cuartel San Carlos de Caracas, que fue conocida como la política de “La Paz Democrática”, que consistía en el “repliegue y la entrega de los combatientes de la lucha armada de los años 60 al gobierno puntofijista”.

La división de la izquierda se agudizo en los años 70 y 80, por las decisiones unilaterales y personalistas de las direcciones de los partidos de izquierda, caracterizadas por el reformismo y la acomodización al sistema capitalista neoliberal.

La crisis de la izquierda llego a su máxima expresión en los años 90, cuando llegaron hasta promover y apoyar primero la candidatura y luego al gobierno de Rafael Caldera, uno de los principales exponente de la Falange Española y del Fascismo Italiano en Venezuela, que perfilo una tendencia en los partidos de izquierda hacia la desaparición, ejemplo de ello fue el MIR, que desapareció, al igual que otros, mientras que la mayoría se convirtieron en grupos de siglas y a la puertas de desaparecer definitivamente.

Para el 04-02-1992 con la rebelión cívico militar bolivariano, hizo su aparición en la escena política Venezolana el Comandante Hugo Chávez, con su “Por Ahora”, que con un trabajo duro, de recorrer el país, a lo largo y ancho, fue construyendo alianza con los bolsones de resistencia revolucionaria, bolivariana, socialista y de izquierda, que eran los saldos organizados de la lucha armada de los años 60, lo que le permitió crear un gran movimiento político, que logro la victoria el 06-12-1998 e iniciar la construcción de la sociedad bolivariana socialista del siglo XXI.

La presencia del comandante Hugo Chávez unifico y unifica a la izquierda marxistas revolucionaria, entorno a su liderazgo y al del programa bolivariano socialista, del siglo XXI.

14.). La agudización de la lucha de clases en Venezuela, a tenido varias etapas explosivas, unas contenidas a sangre y fuego, como el auge de masas de los años 40, que fue contenido con la brutal dictadura burguesa del Adeco militar Marcos Pérez Jiménez, que costó cientos y cientos de personas muertas; el auge de masas de los años 60 fue convertido en una de las mayores masacres de la historia de Venezuela, cuando la dictadura burguesa del pacto de punto fijo, asesino a más de 3.000 personas, entre asesinatos y desaparecidos forzosamente; el auge de masas de finales de los años 80 fue convertido en masacre, en el llamado “CARACAZO’, del 27F89, 28F89 y 01M89, donde la dictadura burguesa del pacto de punto fijo asesino y desapareció forzosamente a más de 3.000 personas, sólo en Caracas y en tres días.

En cambio, el auge de masas de finales de los años 90 y de los primeros años del siglo XXI, han sido direccionados hacia la construcción de la sociedad Bolivariana Socialista, en paz y sin violencias, y en un clima de las más amplias libertades democráticas, como nunca vista en Venezuela y el Mundo.

Los brotes de violencia producidos en los últimos 10 años, fueron producto de las conspiraciones de los escuálidos puntofijistas, apoyados por el imperialismo yanquis y las empresas transnacionales gringas, europeas y japonesas.

El presidente Hugo Chávez es el único garante de la paz y de la tranquilidad de Venezuela, y lo decimos, porque los hechos históricos del país así lo confirman y lo demuestran, como lo son las masacres ocurridas en el país durante la dictadura burguesa del pacto de punto fijo, y la forma pacifica como se a desarrollado el proceso de construcción de la sociedad bolivariana socialista del siglo XXI, bajo el liderazgo del presidente Chávez.

15.). Las políticas neoliberales aplicadas por los escuálidos puntofijistas, cuando fueron gobiernos, y en especial a partir de 1980, cuando asumieron como su programa el llamado “Consenso de Washington”, que profundizo la división de clases, donde la burguesía, cada día se hacían más rica, mientras que el proletariado cada día se hacia más pobre, lo cual creo una situación política, económica y social conflictiva, que hacia preveer un nuevo auge de masas, con un estallidos social incluido, que convertiría en una guerra civil, que se lucharía en las urbanizaciones de clase alta y media, así como también en los barrios populares, con los respectivos saqueos y atrocidades de cualquier guerra civil.

El estallido social y la guerra civil, fue evitada por la presencia del presidente Hugo Chávez y la aplicación del programa bolivariano socialista del siglo XXI, que infunde fe y esperanza al proletariado, que sus condiciones de vida mejoran, como efectivamente a sucedido en estos años (1998-2008), cuando los niveles de vida del proletariado Venezolanos han mejorados, con respecto a sus condiciones de vida, en los últimos años de la dictadura puntofijistas.

Por lo antes expuestos, se justifica la enmienda del 230 Constitucional, porque todo el país es conocido, que por la actual coyuntura política, la única persona que garantiza la ejecución del programa Bolivariano Socialista es el Presidente Hugo Chávez, así como garantiza que su ejecución se realice con paz y tranquilidad.


¡Patria, Socialismo o Muerte! ¡Venceremos!

¡El Socialismo se conquista Peleando!

¡Crear dos, tres,…..Muchos Vietnam!

¡Si, a la enmienda del 230, constitucional!

¡Uh Ah Chávez, no se va!

gregorioramon.chavezromero@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2910 veces.



José Amenodoro “Lolo” Romero, Gregorio Chávez Romero, Víctor Chávez Romero

Ingeniero Electronico. Docente Universitario. Consultor de Seguridad Física e Incendio. Socialista, Marxista Leninista. Miembro del PSUV

 gregorio.chavezromero.bcwg@gmail.com      @gregoriochavezr

Visite el perfil de Gregorio Chávez Romero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas