Un café por la paz de Taiwán

Para la tendencia pacifista mundial por la paz. El enigmático desenlace del futuro inmediato de Taiwán, Casa Blanca, República Popular de China es inquietante. ¿Porque? El engaño o mamarrachada de la anciana de 83 años Nancy Pelosi, es bueno aclararlo. Resulta pues, que al imperio le importa tres pepinos si derribaban el avión donde viajaba la presidenta de la cámara de representantes de los Estados Unidos. La anciana viajo a Taiwan por sus intereses o inversiones realizadas por su esposo en las industrias de equipos o componentes electrónicos de computadoras, celulares, autos.

Japón importa el 23% de los componentes electrónicos que produce Taiwán, China un 12%, Estados Unidos un 11%. Este movimiento de la Pelosi, crea las condiciones necesarias, para que este mercado, inicie un proceso de desequilibrio y los precios se disparen.

Creo, que no hay justificación para invadir a Taiwán. Irak, libia, Ucrania, muestran sus resultados. y si China lo hace, el turno le tocara a Bolivia a ser invadida por la Casa Blanca. Las materias primas de estos países así lo ameritan para estos tres imperios China, U.S.A. Rusia.

Creo, que las políticas y lo político, acordado por China, en relación al cambio climático y su respectivo bloqueo a Taiwan, no es lo más prudente. La sabiduría del pueblo chino, construir la ruta de la seda del comercio y la paz, ha permitido que China, cuente con 500 millones de ciudadanos de clase media, en los últimos 30 años China su avance ha sido estratégico.

China es la chequera que mueve la economía mundial y caer en una provocación por parte de la Casa Blanca, es entrar en el juego peligroso de la guerra. El mundo espera y aspira haber entrado en la fase terminal del imperio de la Casa Blanca.

Hacernos creer, que se trata de evitar el avance del comunismo por parte de China y Rusia, es la peor mentira en pleno siglo 21.

Y decir que la Casa Blanca, defiende los intereses de la democracia de Taiwán es otra gran mentira.

En conclusión, el Nuevo Orden Mundial, esta moviendo cada una de sus fichas o perros de guerra, para llevarnos al escenario apocalíptico donde la humanidad tiene todas las de perder y nada que ganar.

Creo o los invito, a disfrutar del mejor café del planeta, el café venezolano, después de leer mi pequeño análisis.

Gracias por leer mi artículo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 482 veces.



Lucas Pérez


Visite el perfil de Lucas Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad