Violencia contra la mujer en el proceso social de trabajo

INTRODUCCION

En la organización de las sociedades humanas, la mujer ha jugado un papel de trascendental importancia, desde las comunidades primitivas establecidas bajo un régimen social igualitario y un proceso de producción colectivo, el aporte femenino a la comunidad era apreciado, considerado importante y valorado como un miembro más del grupo. Situación de igualdad que cambia con el proceso de colonización y el establecimiento de una sociedad patriarcal. No obstante, la mujer ha sido continua luchadora de su reconocimiento como persona y los derechos humanos que le corresponden.

DESARROLLO

En la vida todo es un ensayo con aciertos, desaciertos y errores, en correspondencia con el modelo político y social de cada país que lleva a los pueblos y naciones por rumbos a convenir, de acuerdo a los mandatarios o a las grandes potencias que dominan y controlan el mercado mundial, impulsando diferentes modelos de desarrollo, surgidos desde la creación de la humanidad, experimentando cambios evolutivos económicos y financieros iniciados con el trueque, pasando por diversas teorías de modernización, del sistema mundial, globalización, capitalista, desarrollo exógeno, desarrollo social, desarrollo endógeno, entre otras. De este mismo modo siempre se ha buscado la manera de controlar subyugar y dominar a las féminas que participan en el proceso productivo.

Desde tiempos muy remotos se anhela la acumulación de riquezas y capitales que dan el dominio y control sobre los de menores recursos y conocimientos, lo cual es aprovechado para explotar en lo laboral, muchas veces bajo engaño de superación, y extraer los recursos nacionales a cambio de pequeñas dadivas, esto se logra a través de espejismos de superación de un mejor vivir, cuando en realidad se está originando mayor consumo, dominación y subordinación de la humanidad y destrucción del planeta.

El orden mundial capitalistas propicia control y dominio industrial y militar de las naciones menos desarrolladas, explotando riquezas minerales naturales para ser sustraídas en beneficio de las potencias, aprovechando la mano de obra barata de estas naciones. Sin embargo, el mundo no es estático, va cambiando hacia una nueva hegemonía de unión, con intercambio de saberes, tecnologías, tratando de realizar una unión global, donde todos puedan lograr un desarrollo humano endógeno y sostenible. En esta hegemonía la mujer va dando grandes avances, a través de una lucha incesante, logrando espacios de igualdad en derechos y deberes en lo social, político, industrial, siguiendo en la lucha por una vida libre de violencia.

La revolución industrial se fortalece con el fordismo, con la masificación de la producción industrial, ofrece incremento en el número de empleo, mejores ingresos económicos, nueva tecnología, mayor nivel de estudio, consumo masivo de bienes y servicios. Con el inicio de esta industrialización se dio empleo a la mujer siendo está pagada a un salario inferior y con mayor jornada horaria de trabajo. En la actualidad gracias a la lucha por la equidad, existe igualdad de condiciones para los diferentes géneros.

En cuanto a la administración y distribución de los ingresos familiares, sin importar lo cuantiosos o muy escasos que sean, ha estado por lo general en manos de la mujer, motivado a que ésta se encarga del hogar y está al tanto de sus requerimientos, recurriendo a hacer maravillas, o estrategias de ahorro y presupuesto, sin ser economista, administradora, contadora, le corresponde afrontar la distribución de los ingresos entre todos los gastos del hogar como es vivienda, alimentación, educación, salud, vestimenta, recreación, bienes y servicios, entre otros, esto es logrado gracias al ímpetu, destreza, pericias, que tiene y para cuyo ingreso aporta, motivado a que la mayoría trabaja fuera de casa en pequeños o grandes cargos, contribuyendo siempre con aporte monetario. Es de destacar que en muchos casos la mujer es sostén de hogar y pilar fundamental del desarrollo de la familia

CONCLUSIONES

La mujer durante toda su existencia ha vivido una falsa demostración de felicidad, por estar inmersa en el dominio de una sociedad patriarcal, siendo considerada el sexo débil, históricamente ha estado sometida a un amo en muchos casos para satisfacción personal, a un padre que decidía con quien debía casarse, unos hermanos que las consideran sus empleadas domésticas, un esposo para quien era una esclava, unos hijos para quien es incondicional sin importar el trato justo. Un patrono que la explotaba laboralmente.

No importaba su deseo, angustia, necesidad, o el maltrato al que fuese sometida siempre tenía que callar y sonreír a todos sin queja ni protesta ya que era educada para eso, gracias a la lucha de verdaderas guerreras que siguen hoy en día en una constante batalla se ha logrado el reconocimiento de sus derechos como seres humanos, en igualdad de condición, lo cual trae consigo la creación de leyes para su protección, alcanzando respetó en todo ámbito de la vida, ya sea económica, laboral, social, política, intelectual o cultural.

Siendo mujer en toda su amplitud, con sus pensamientos, anhelos, deseos gustos y amores, es decir elegir la vida que en verdad desea y quiere VIVIR.

Inesmachado0926@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 789 veces.



Inés Machado

Bionalista. Docente. Doctorante en Desarrollo Estratégico de la Nación (UBV)

 inesmachado0926@gmail.com

Visite el perfil de Inés Machado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas